Contienden dos por ser el más valioso

Tom Brady y Todd Gurley, de Patriots y Rams, lucen como los más fuertes para quedarse con esta distinción
28/12/2017
00:34
Ariel Velázquez
-A +A

[email protected]

Con las lesiones de Carson Wentz y Antonio Brown, la carrera por el Jugador Más Valioso de la temporada (MVP, por sus siglas en inglés) se reduce a dos candidatos: Tom Brady y Todd Gurley.

El quarterback de los Patriots lidera la NFL en yardas por aire (4,387), pases completos (367), yardas por jugadas (8.08), y es tercero en touchdowns por aire, con 30.

Nada mal para un jugador de 40 años que parece haber encontrado la pócima de la eterna juventud o como en el Secreto de Adeline, se perpetuó en su mejor edad.

Y es que con cinco anillos de Super Bowl (el QB más ganador), Brady obtuvo su primer MVP de dos que tiene, hace 10 años cuando guió a los Pats a una temporada perfecta que se les escurrió de las manos en el desierto de Arizona, al perder el trofeo Vince Lombardi con los Giants.

Como sucedió en 2007, los Patriots están a un triunfo de no dejar Foxborough, a menos que sea para ir a casa o jugar el Super Bowl LII en Minneapolis.

Por si faltaban méritos, Brady ha conseguido un extraordinario año sin su mejor receptor, Julian Edelman, a quien perdió por lesión.

Si Tom consigue el MVP hilará cinco campañas en las que el mejor jugador es el quarterback, posición que mantiene las mayores rachas (1966-1970 y 2007-2011).

Cuando se trata de MVP, los quarterbacks son los héroes de la película. Se han impuesto en nueve de los últimos 10 años.

Aunque los Patriots no tendrían el actual éxito si no contaran con Brady, el corredor de los Rams, Todd Gurley tiene un mayor peso en la actualidad de su equipo.

La campaña pasada la organización de Los Ángeles fue la peor en ofensiva, con 4,203 yardas totales, 2,613 menos que los Saints, que terminaron líderes en este rubro.

Este año, los Rams escalaron hasta el séptimo peldaño de ofensiva con 5,533 yardas hasta ahora, de las cuales Gurley ha aportado 1,305 por tierra y 788 por aire, con 19 touchdowns totales.

Con 31 puntos por partido, los Rams son el conjunto que más anota en la NFL. Cada vez que toman el balón promedian 2.4 puntos, el tercero más alto.

Gurley lidera la liga en yardas por tierra y touchdowns, a pesar de que los linieros provocan que sus corredores sean castigados atrás de la línea de golpeo el 23 por ciento de la ocasiones.

El corredor de tercer año representa el 38 por ciento de los yardas que su equipo consigue desde el scrimmage y el 43 por ciento de los touchdowns por tierra, ambos máximos de la liga en 2017 según números de Pro Football Focus.

Gurley se convirtió en el hombre más fuerte del mundo al cargar con la mayoría del peso y con un cierre que se parece al de los boxeadores que salen al duodécimo round con toda su ofensiva para dejar una última impresión que convenza a los jueces de darles el triunfo.

Lo malo para Gurley es que no juega el domingo, por precaución, y que no es quarerback y mucho menos se llama Tom Brady, si no, el MVP sería suyo.

nfl.jpg

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS