Patek Philippe, la armonía de dos mundos

Estas dos novedades, una masculina y otra femenina, refutan la prejuzgada imagen de Patek Philippe como firma de gustos minimalistas. Diamantes, relieves de clavos, asas redondas o caladas… Cualquier recurso estético es bueno si sirve para reflejar en el exterior la riqueza de sus mecanismos
Dos de los lanzamientos de Patek Philippe en Baselworld 2018, que se celebrará del 22 al 27 de marzo en Basilea, Suiza.
20/03/2018
14:17
Andrés Moreno
Ciudad de México
-A +A

La discreción es una regla básica en Patek Philippe, tanto que se incluyó entre los preceptos que todo reloj debía cumplir cuando la familia Stern institucionalizó el Sello Patek Philippe como patrón para todas sus creaciones: cualquier solución debía realizarse del modo más sencillo posible.
Pero siempre hay excepciones, sobre todo cuando esa búsqueda de la pureza se enfrenta al deseo de destacar las virtudes estéticas y artesanales de una novedad. Visto así, el 5531R World Time Minute Repeater es lo contrario a lo que podamos entender por un reloj ‘sencillo’.
patek-2.jpg
Para ser exactos, no estamos hablando de una novedad absoluta. La manufactura sorprendió el verano pasado con una serie de ediciones especiales con ocasión de la exposición The Art of Watches en Nueva York. Más que variaciones de modelos conocidos, algunas de las piezas eran mecanismos completamente inéditos, entre ellos un bellísimo 5531R World Time Minute Repeater con la esfera decorada con un esmalte cloisonné que reproducía el skyline del Lower Manhattan.
patek-6.jpg
En este modelo se combinaban dos de las complicaciones más conocidas de Patek Philippe en una disposición inédita, generando el mismo efecto original que la casa logró en 2016 con el 5930 al mezclar la hora mundial con el cronógrafo. Aquel reloj se presentó en versión limitada de 10 piezas exclusivas para el mercado estadounidense. Esta novedad da la oportunidad a todos los aficionados a poder hacerse con un ejemplar, aunque ya sabemos que el precio no será precisamente accesible.
De vuelta al reloj, el 5531R World Time Minute Repeater es una pieza excepcional que une a sus dos complicaciones el valor artesanal de su carátula de esmalte cloissoné.
Se diferencia de la edición limitada estadounidense en la elección del tema, que pasa de los rascacielos neoyorquinos a una bucólica escena del viñedo de Lavaux a orillas del lago de Ginebra. También cambia la ciudad de referencia del disco de husos horarios, que pasa a ser Ginebra en lugar de París.
Más allá de estas modificaciones, hablamos del mismo reloj, presentado en una suntuosa caja de oro rosa decorada en su lateral con un relieve motivo de clavos y que presenta un curioso calado de las asas de la pulsera, un recurso estético ya visto en otras referencias de la casa.
patek-3.jpg
Combinar repetición de minutos y hora mundial implica consideraciones que no han sido dejadas al azar. Uno de los aspectos más llamativos del calibre R 27 HU es el ajuste de la sonería con la hora local y no con la hora de residencia, elección más práctica pero no la más habitual. Otra característica muy interesante y que ha sido objeto de una solicitud de patente es el ajuste al segundo de la sonería teniendo en cuenta la longitud del tañido, algo importante a tener en cuenta cuando éste puede durar hasta 20 segundos. El R 27 HU dará la indicación de la hora exacta de cuando acabe la secuencia de sonería y no la que tenía al comienzo de la misma. Una curiosidad que demuestra el deseo de perfección de la firma.
 
Ficha técnica:
AUTOMÁTICO / CALIBRE R 27 HU / 462 COMPONENTES / 45 RUBÍES / MARCHA 48 H / 21,600 ALT/H / VOLANTE GYROMAX CON ESPIRAL SPIROMAX / ORO ROSA / 42 MM DE DIÁMETRO / 11.49 MM DE ALTURA / NO HERMÉTICO
 
Privilegios femeninos
Si la fastuosidad estética del nuevo 5531R es un reflejo de su incomparable mezcla de virtudes, con el nuevo 7150 estamos ante el característico acercamiento de Patek Philippe al universo femenino, donde las reglas de la discreción y el minimalismo se vuelven más laxas ante el empuje de valores diferentes como la creatividad, el cromatismo o la riqueza de materiales.
A diferencia del World Time Minute Repeater, el 7150 se puede considerar un reloj inédito, aunque es cierto que se trata de la siguiente fase de un proceso que comienza en 2009 con el lanzamiento del 7071, conocido como el Ladies’ Chronograph y que pasó a la historia de Patek Philippe por ser la primera referencia con el calibre CH 29-535 PS, movimiento cronógrafo de carga manual que se ha convertido desde entonces en uno de los pilares de su catálogo.
patek-4.jpg
Considerada una firma eminentemente masculina, la elección de una referencia femenina para estrenar tan esperado calibre fue una demostración de que los tiempos estaban cambiando en el mundo de la Alta Relojería, en el que la mujer cobraba cada vez más importancia.
Aquel 7071 llamó la atención igualmente por su singular forma cojín a la que se acoplaba una carátula redonda. Una puesta en escena singular que pasó a la más tradicional redonda al año siguiente, cuando la firma de Ginebra lanzó el 5170 en oro amarillo, esta vez sí, un modelo masculino.
patek-7.jpg
El 7071 cesó de producirse en 2016 y dos años después toma su relevo el 7150 como el gran cronógrafo femenino de la manufactura. En esta ocasión se ha preferido mantener la caja redonda para destacar el componente vintage de la pieza, pero revestida de una riqueza formal que poco tiene que ver con la austeridad masculina.
Comenzamos por sus exuberantes asas curvadas para seguir a unos pulsadores redondos del cronógrafo y un impresionante bisel decorado con 72 diamantes sin impurezas. La carátula también destaca por esa mezcla de expresividad formal y reminiscencia vintage.
Aunque el elemento que más llama la atención lo tenemos en el anverso de la caja protegida con un cristal de zafiro con la forma conocida como box, usado antiguamente en los relojes y recuperado en los últimos tiempos de auge vintage. El box es un cristal abombado por los lados y recto en la superficie que, aplicado en el fondo de la caja, permite un total acceso visual al calibre, ya de por sí uno de los más bonitos de cuantos existen en el catálogo de Patek Philippe.
patek-5.jpg
La solución es espectacular y es muy probable que muy pronto lo veamos en referencias masculinas de la colección, lo que nos recuerda que los hombres son mucho más reacios que las mujeres a tomar riesgos que ayuden a escapar de la monotonía estética. Ellos se lo pierden.
Calibre poderoso
Presentado en 2009, el CH 29-535 PS ha sido uno de los más importantes calibres presentados por Patek Philippe en los últimos años. El objetivo de su lanzamiento era sustituir poco a poco al reconocido CH 27-70, mecanismo de bellísima factura basado en una maquinaria de Nouvelle Lémania. El CH 29-535 fue completamente concebido y desarrollado en el interior de la manufactura, aportando una serie de exclusividades técnicas que merecieron la solicitud de seis patentes por parte de la marca. Desde entonces es raro el año que la casa no presenta una novedad con este mecanismo incorporado.
 
Ficha técnica
MANUAL / CALIBRE CH 29-535 PS / 270 COMPONENTES / 33 RUBÍES / MARCHA 65 H / 28,800 ALT/H / VOLANTE GYROMAX CON ESPIRAL BREGUET / ORO ROSA CON 72 DIAMANTES / 40.85 MM DE DIÁMETRO / 10.59 MM DE ALTURA / 30 M
 
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

COMENTARIOS