Mühle-Glashütte: 148 años de historia llegan a México

La relojería alemana ha tenido grandes exponentes a lo largo de su historia, mismos que han dado gran batalla al reinado suizo. Aquí uno de sus protagonistas.
Teutonia II Chronograph
12/01/2018
15:51
Israel Pompa-Alcalá
Ciudad de México
-A +A

¿Puede un pequeño pueblo sajón incrustado en los Montes Metálicos (Erzgebirge), a pocos kilómetros de la frontera checa, disputar el trono de la relojería a Suiza? La respuesta se encuentra en Glashütte, región de Alemania con apenas 7,000 habitantes, de los cuales, 2,000 se dedican a la relojería.

Todo comenzó cuando Ferdinand Adolph Lange, legendario maestro relojero, se instaló en el pueblo alrededor de 1845 por petición del Gobierno del Reino de Sajonia. Esa semilla inicial se convirtió rápidamente en un árbol dedicado al tiempo. Una de sus ramas más fuertes nació casi dos décadas después, en 1869. ¿Su nombre? Mühle-Glashütte, empresa que hoy llega a México para hacer patente su linaje.

La historia de la empresa inició con la fundación de "R. Mühle & Sohn" por Robert Mühle. Inicialmente, la compañía producía instrumentos de medición para la industria relojera local, así como para la escuela de relojería. En 1920, la casa se estableció como proveedora de tacómetros, relojes, contadores y medidores para la industria automotriz. Además, Robert Mühle fue el responsable de producir la instrumentación a bordo de los ahora míticos autos Horch and Maybach.

muhle-2.jpg
S.A.R. Rescue-Timer

El crecimiento de la compañía se detuvo en 1945, cuando fue expropiada y desmantelara por la ocupación de fuerzas soviéticas. Con el negocio totalmente quebrado, y bajo el mote de "Messtechnik Glashütte", algunas acciones de la firma se unieron al trabajo óptico de Zeiss en Jena. Durante el mismo período, Hans Mühle, nieto de Robert, fundó una nueva compañía, la cual incursionó en la producción de equipo meteorológico para las industrias cinematográfica y de la fotografía. Tiempo después, Mühle se convirtió en el único fabricante de equipo para medir la presión y temperatura en Alemania del Este.

En 1970, a la muerte de Hans, su hijo tomó las riendas. Hans-Jürgen Mühle tuvo que enfrentar un segundo golpe en 1972, cuando la empresa fue otra vez expropiada para convertirla en un negocio estatal. En 1980, la compañía fue totalmente incorporada a la "VEB Glashütter Uhrenbetriebe". A pesar de esto, Hans-Jürgen se mantuvo en el departamento de ventas, para luego volverse director del mismo.

Tras la caída del muro en 1989, la empresa regulada por el estado se convirtió en una compañía de responsabilidad limitada, así que, junto a otros cuatro colegas, Hans-Jürgen asumió el papel de director general, cargo que ocupó hasta 1994, cuando decidió revivir el negocio familiar.

En 1996, Mühle-Glashütte produjo su primer reloj de pulsera con resonado éxito. Para el año 2000, la quinta generación de la familia entró de lleno al negocio: Thilo Mühle, hijo de Hans-Jürgen, acompaña a su padre desde entonces.

muhle-3.jpg
Regulador "cuello de pájaro carpintero"

El año 2003 sería sumamente especial para la casa, pues desarrollaron y patentaron un sistema de regulación llamado "cuello de pájaro carpintero", el cual se encuentra en todos los relojes creados por los Mühle. Este eje regulador ayuda, entre otras cosas, a incrementar o detener el efecto de la rueda de balance para obtener mayor precisión.

Como muestra de su maestría, tenemos dos piezas fundamentales, las cuales ya están disponibles para el público mexicano. Se trata del Teutonia II Chronograph y el S.A.R. Rescue-Timer. 

El primer de ellos es una combinación excelsa de elegancia, lujo y carácter deportivo. Pensado para ser una obra que balancee diseño y funcionalidad, presenta una carátula muy pulcra, la cual permite distintos tipos de lecturas. El movimiento automático es regulado por el "cuello de pájaro carpintero", lo que garantiza 48 horas de reserva de marcha. La caja de acero inoxidable pulido y la correa de cocodrilo (o brazalete de acero si se prefiere) recrean un juego estético bastante sobrio, pero no por ello aburrido. ¿Lo mejor? Su indicación de fecha diagonal. 

En cuanto al S.A.R Rescue-Timer, se trata de un reloj desarrollado en cooperación con los capitanes de la German Maritime Research, todo con el fin de tener un guardatiempo-instrumento de tal precisión que ayude a los navegantes aún en las condiciones más extremas. Esta unión dio como resultado una pieza con caja de acero inoxidable de 42 mm con esfera negra e indicaciones y manecillas llenas de SuperLuminova para garantizar legibilidad. El movimiento automático también es impulsado por el regulador "cuello de pájaro carpintero". 
 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

COMENTARIOS