Se encuentra usted aquí

La necesidad de evolucionar

Romper los cánones, superar los límites, ver hacia delante. Estas piezas poco convencionales nos hacen imaginar la relojería del futuro
02/02/2018
12:53
Yolanda Ruiz
Ciudad de México
-A +A

Una de las armas de la relojería contra los cambios de paradigmas es el diseño vanguardista, que junto con las innovaciones en los mecanismos o los materiales dan brillo a las marcas y al sector. ¿Cómo serán los guardatiempos del futuro? Estas cinco piezas presentadas en el Salón Internacional de la Alta Relojería (SIHH) de Ginebra nos dan algunas claves.
 
PISAR EL ACELERADOR
El automovilismo deportivo y la alta relojería comparten el culto por la innovación. Estos dos mundos se fusionan en el reloj Excalibur Aventador S, de Roger Dubuis, inspirado en uno de los modelos más recientes de la marca de superautos de lujo Lamborghini, el Aventador S. En la foto se ve la versión azul, que está fabricada con un compuesto moldeable en láminas de carbono, idénticas a las que llevan los coches de la firma italiana. El guardatiempo late con el mecanismo manual RD103SQ de diseño especial Duotor (con doble volante). Este bólido horario se distingue por las barras de suspensión del motor, que reproducen el principio Astral Skeleton de la casa, creando un llamativo contraste con el resto del mecanismo, como si el capó del motor fuese transparente. Este mes, Roger Dubuis se convertirá en el principal patrocinador de las carreras Lamborghini Super Trofeo, en las que el auto Huracán Super Trofeo EVO será el centro de los reflectores.
 
ADIÓS A LA CORONA
Ressence Type 2 e-Crown Concept es quizás la mejor interpretación de innovación relojera al servicio de los millennials. Una idea de fusión entre mecánica y tecnología smart que propone sustituir la corona por un sistema electromagnético para ajustar la hora y los minutos. Para ello, la firma conecta el mecanismo automático, como el de un reloj tradicional, con una e-Crown colocada en el reverso de la caja. Al hacerla girar, el sistema registra y ajusta la hora correcta. Esta tecnología puede activarse o desactivarse sin afectar el funcionamiento del mecanismo gracias a su carácter cinético (un generador transforma los movimientos de la muñeca en energía) o solar (10 microobturadores ocultos en la esfera del reloj se abren para cargar el reloj cuando detecta falta de energía). Cuenta con una app que cambia la hora de manera remota y digital. Para este prototipo que podría venderse a partir de junio, Ressence se asesoró con Tony Fadell, uno de los diseñadores del iPod y fundador de Nest.
 
PUENTES DEL SIGLO XXI
El Neo Tourbillon bajo Tres Puentes de Girard-Perregaux nació en 2015. Este año, la versión Skeleton (esqueletada) de titanio reproduce una arquitectura suspendida que es un guiño a algunos de los puentes más monumentales del mundo: el viaducto de Millau (Francia) por su envergadura y el puente Mohammed VI en Rabat (Marruecos) por la forma calada y sensual de sus pilones. Casi como si el suelo se hubiera desvanecido bajo sus pies, el movimiento flota entre dos capas de cristal zafiro. Ciertos puntos de anclaje se mantienen, pero la estructura de soporte opaca y sólida ha desaparecido. Unos tornillos sostienen los puentes calados, pulidos y biselados como si fueran los estribos de un puente colgante. Elaborados en titanio, un metal tan duro como el acero, pero 45% más ligero, son arenados y revestidos con PVD negro.
 
VANGUARDIA AUTOMÁTICA
En 2001, Ulysse Nardin inició la era del súper reloj del tercer milenio con el lanzamiento del Freak. El reloj presentaba un inusual tourbillon y fue el primero en incorporar un escape de silicio. Este modelo ha sido el laboratorio sobre el que la firma ha seguido experimentado. Este año, la evolución toma forma en el Freak Vision, el primero de cuerda automática. Funciona con el sistema de carga Grinder que aprovecha el más mínimo movimiento de la muñeca para generar energía. La masa oscilante está conectada a un marco con cuatro brazos, lo que permite al sistema automático tener el doble de fuerza (como una bicicleta que estuviera equipada con cuatro pedales en vez de dos) mientras que un mecanismo de guiado flexible limita considerablemente la fricción.
 
LA FORMA DEL AGUA
HYT H20 ofrece una visión innovadora del tiempo gracias a la transparencia tridimensional de su caja y a su forma, que se asemeja a la de un canto rodado. La casa relojera que inventó las horas líquidas da un paso hacia delante en el diseño audaz de sus relojes de tecnología hidromecánica. El concepto de cronometraje visible del H20 radica en el continuo movimiento de un líquido de color y otro transparente a través de capilares. Un cristal de zafiro con forma de campana permite una vista lateral del paso del tiempo y del mecanismo. Este reloj tiene funciones de horas fluídicas verdes o azules, minutos de desplazamiento de fases, indicador de posición de corona, indicador térmico y reserva de marcha. Soy hay 25 relojes de cada una de las dos versiones disponibles.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios