La Dolce Vita en Latinoamérica

Chopard celebra 30 años de su asociación con la Mille Miglia con una edición especial para nuestra región. Una pieza azul de alto voltaje para los amantes de los autos clásicos y las cosas bellas.
Mille Miglia GTS Power Control Edición Especial Latinoamérica y el Caribe
09/04/2018
18:06
Manuel Martínez
Ciudad de México
-A +A

La conocida pasión de Karl-Friedrich Scheufele por los automóviles vintage fue la clave para que Chopard se asociara con la Mille Miglia hace 30 años. Pero esta decisión no solo se tomó con el corazón, sino también con la cabeza de un hombre que se ha distinguido por ser un visionario de la industria, como lo demuestran su apuesta por dotar a la marca de su familia de una manufactura relojera y el aún reciente lanzamiento de la pequeña pero exquisita marca Chronométrie Ferdinand Berthoud.

El propio Scheufele sabe que se adelantó a todos: “En 1988, el entusiasmo de los coleccionistas de coches no había alcanzado los niveles de hoy. Es verdad que un cierto número de conocedores había entendido el valor de estas salvajes pero adorables ‘bestias’. Ya había una cierta batalla por la pole position en este campo, pero no al grado que vemos hoy en día”.

chopard-2.jpg

Gracias a él Chopard se convirtió en cronometrador oficial y patrocinador principal de nada menos que de la “carrera más hermosa del mundo”, un rally anual de resistencia que cruza 20 ciudades italianas en un trayecto de mil 600 kilómetros que recorre de Brescia a Roma y de regreso.

Cada año la firma presenta relojes de la línea Mille Miglia. Pero 2018 es muy significativo, por lo que se anunció el lanzamiento del Mille Miglia GTS Power Control Edición Especial Latinoamérica y el Caribe, que conmemora las tres décadas de esta relación.

El guardatiempo atrapa la atención de inmediato por su novedosa propuesta cromática, que combina caja de acero con bisel de aluminio azul y esfera del mismo color con acabado mate. Azules son también las correas de piel de aligátor y de caucho inspirada en los neumáticos Dunlop, como es tradicional en esta colección.

chopard-1_0.jpg

El diseño del modelo evoca la estética de los autos clásicos que participaron en la carrera de 1941 a 1957. Se nota en los números 6 y 12 sobredimensionados y el indicador de la reserva de marcha de 60 horas basado en los instrumentos de a bordo de aquellos bólidos. En la posición de las 3 el logotipo de flecha de la Mille Miglia se ha pintado de azul (por lo general es rojo) para enmarcar la ventana de fecha y enfatizar el efecto.

Limitado a 60 piezas, funciona con el calibre 01.08-C de carga automática con certificado COSC. Es una pieza que evoca lo que la Mille Miglia representa, en palabras de Scheufele, quien compite en cada edición: “Es infinitamente más que una carrerade resistencia. También es un himno a la Dolce Vita”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

COMENTARIOS