La corona electromagnética de Ressence

¿Es posible renovar aquello que en su momento resultó revolucionario? Esta pieza de última tecnología demuestra que aún hay mucho por decir en la alta relojería.
Ressence Type 2 e-Crown Concept
11/01/2018
17:56
Israel Pompa-Alcalá
Ciudad de México
-A +A

En 1842, Adrien Philippe inventó un mecanismo que permitía enrollar algunos de los componentes del reloj y armarlos mediante una corona en lugar de hacerlo a través de una llave, como se usaba antaño. Esta innovación, aunque en apariencia pequeña, resultó toda una revolución para la industria.

ressence-3.jpg

176 años después, otros visionarios han logrado dar una vuelta de tuerca a este elemento vital en el universo relojero. Las mentes creativas de Ressence desafían el status quo con el nuevo reloj Type 2 e-Crown Concept que, como su nombre indica, introduce el e-Crown, tecnología que transforma la corona tradicional. en un conjunto electromecánico. 

Para lograrlo, la firma tuvo que crear todo un sistema de última generación, el cual es capaz de interconectar el movimiento de la base mecánica con un módulo ROCS (Ressence Orbital Convex System) interno. Este último no interfiere jamás con el tren de engranajes, al tiempo que reemplaza las funciones de configuración tradicionales de la corona en un reloj mecánico.

El sistema e-Crown es capaz de ajustar automáticamente la hora mecánica del reloj gracias a una palanca colocada en la parte trasera del reloj. Al hacerla girar de forma manual, el sistema registra la referencia horaria para después monitorearla y precisarla a distancia.

ressence-4.jpg

Además, como resultado de su perfecto balance entre ingeniería mecánica y precisión electrónica, la tecnología e-Crown puede ser prendida o apagada sin afectar en lo más mínimo el funcionamiento del reloj, ya que su carácter cinético (un generador transforma los movimientos en energía) le permite tener autonomía total.

En cuanto al guardatiempo, presenta un disco principal como carátula, el cual posee discos auxiliares que optimizan su desempeño. La pieza, más cercana a un módulo relojero que a un reloj tradicional, posee una caja de titanio grado 5, un abombado de 75 mm, indicaciones de tiempo generadas por la tecnología ROCS y movimiento automático.

Además de todas estas cualidades, el Type 2 e-Crown Concept cuenta con una aplicación propia para su operación, misma que funciona como interfaz para realizar los ajustes necesarios en la hora de manera remota y digital. El futuro está aquí.

ressence-1.jpg

Mantente al día con el boletín de El Universal

COMENTARIOS