La construcción monumental de Arnold & Son

Las pirámides y los reguladores del siglo XIX son las fuentes de inspiración para este nuevo reloj esqueletado, detalle estético que la firma domina con maestría.
17/04/2018
14:25
Israel Pompa-Alcalá
Ciudad de México
-A +A

De todos los vestigios y creaciones que la mítica cultura egipcia legó a la humanidad, las majestuosas pirámides son, sin duda alguna, las más importantes. Su construcción maravilla por la complejidad requerida (imagina montar tan impresionantes construcciones sin una sola de las herramientas actuales), así como por su belleza hipnótica: han atestiguado con paciencia infinita el paso del tiempo.

arnold-son-3.jpg

Y es justo una empresa dedicada a medir el tiempo quien hoy toma como inspiración estas edificaciones para realizar su más reciente creación: Arnold & Son presenta el Time Pyramid Black Edition.

La firma ofrece un guardatiempo bastante atractivo visualmente, gracias a su esfera esqueletada, técnica de construcción que Arnold & Son ha perfeccionado a lo largo de su historia hasta dominarla por completo.

arnold-son-1.jpg

La combinación de colores (negro y dorado) le otorga bastante elegancia y poderío estético. Si a eso se suma el juego simétrico de los elementos en la esfera, tenemos un reloj equilibrado y atractivo. Como plus, la carátula crea un efecto óptico donde cada uno de los componentes parece flotar.

La parte mecánica del Time Pyramid Black Edition está inspirada por los reguladores construidos a mediados del siglo XIX, sobre todo los creados por John Arnold, fundador de la compañía. Estos relojes eran tanto ornamentales como revolucionarios, pues usaban el esqueletado para dejar al descubierto todo el mecanismo, al tiempo que presumían un efecto tridimensional que se replica en la nueva pieza.

arnold-son-4.jpg

El movimiento manual calibre A&S1615 garantiza reserva de marcha de 90 horas, la cual se manifiesta en dos indicadores: uno en la parte superior de la caja (que se señala con puntos graduados en la cima del cristal de zafiro) y otro en la parte inferior, justo debajo de los barriletes encargados de transferir energía.

La caja está construida con acero inoxidable y tratamiento DLC negro, cuenta con 44.6 mm de diámetro, cristal de zafiro al frente y reverso, resistencia al agua de 30 metros y correa de piel aligátor negra cosida a mano.

arnold-son-5.jpg

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

COMENTARIOS