Girard-Perregaux celebra 150 años de sus míticos tres puentes

La firma relojera brinda por el siglo y medio de su Tourbillon con Tres Puentes, la idea brillante de Constant Girard que nació a mediados del siglo XIX y es distintivo de la casa. Ahora, el nuevo reloj es de oro rosa y caja de 40 mm de diámetro.
Tourbillon con Tres Puentes de Oro 40 mm
22/08/2017
17:30
Israel Pompa-Alcalá
Ciudad de México
-A +A

Constant Girard se interesó desde el principio por el tourbillon. Mientras otros relojeros de la época (mediados del siglo XIX) se afanaban en adaptarlo a calibres ya existentes, Girard se obsesionaba con la estructura del movimiento y la forma de sus componentes. A mediados de la década de 1850, comenzó a desarrollar un reloj equipado con un regulador del tourbillon en un calibre inédito conformado por tres puentes paralelos. Los primeros bocetos con sus puentes en forma de flecha culminaron con la incorporación de este principio a un tourbillon cronómetro de bolsillo  con tres puentes paralelos de níquel plateado que ganó el primer premio del Observatorio de Neuchâtel en 1867.

gp-2.jpg
Constant Girard expresó una visión innovadora, otorgando al calibre una dimensión tanto estética como funcional. En 1889, nació el Tourbillon con Tres Puentes de Oro, apodado Esmeralda (en algún momento fue propiedad del general mexicano Porfirio Díaz hasta que regresó al museo de la casa después de que uno de sus herederos lo vendiera en 1970). El reconocimiento fue inmediato, ya que el cronómetro de bolsillo de tourbillon con escape pivotante y tres puentes de oro ganó la Medalla de Oro en la Exposición Universal de París.
Según la firma, el Tourbillon con Tres Puentes está considerado como el movimiento de relojería más antiguo del mundo todavía en producción, con una estructura general que se ha mantenido sin cambios desde la década de 1860. A finales de los años 70 del siglo XX, en pleno auge del cuarzo, Girard-Perregaux apostó por el regreso a los relojes mecánicos tradicionales y produjo una reedición de 20 piezas de su famoso reloj de bolsillo Tourbillon con Tres Puentes de Oro creado en 1889. En 1991 una nueva versión celebró el bicentenario de la manufactura que nació en 1791: el Tourbillon con Tres Puentes de Oro se hizo reloj de pulsera por primera vez. Desde entonces, se han producido 1,500 unidades de este modelo, según Girard-Perregaux.
gp-3.jpg
Y la saga continúa 150 años después de que el Observatorio de Neuchâtel reconociera el hallazgo mecánico. Para celebrar siglo y medio de este invento, la firma suiza lanza un nuevo modelo que agranda la caja hasta 40 mm. El nuevo Tourbillon con Tres Puentes de Oro 40 mm se aloja en una caja de oro rosa. Destaca su imponente tourbillon en forma de lira con tres puentes paralelos en forma de flecha, con 257 componentes montados y decorados a mano y 31 rubíes. La jaula del tourbillon, con 79 componentes y 0,278 gramos de peso, se acciona con un sistema de bobinado automático de micro-rotor unidireccional. Además, este guardatiempo tiene  una reserva de marcha de 50 horas.
El nuevo Tourbillon con Tres Puentes de Oro 40 mm permite observar el movimiento gracias a su esfera semiesqueletada con manecillas Dauphine de oro rosa y su fondo transparente. Tiene funciones de horas, minutos y pequeño segundero en el tourbillon.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios