De mundo a mundo

Se encuentra usted aquí

Tadeo

La sociedad esta harta y al parecer los candidatos presidenciales no parecen darse cuenta de ello, sólo uno de los cuatro hablaron sobre esta trágica muerte. Una pena que ni para AMLO, Meade o el Bronco, Tadeo no mereció ni una sola palabra o declaración. Las muertes de Tadeo o Marcos Miguel deberían ayudarnos a remover la apatía que carcome nuestra sociedad, deberían ayudarnos a exigir propuestas serias, respuestas a quienes pretenden dirigir este país.
24/05/2018
08:12
-A +A

Tenía sólo 8 meses de edad, viajaba con su madre en el transporte público en Jalisco y tuvo la mala fortuna de estar en el lugar y momento equivocados. Tadeo un bebe apenas, murió por las quemaduras provocadas luego de que un grupo criminal prendiera fuego al autobús en el que iba en brazos de su madre. 

Su historia nos trae a la mente a Marcos Miguel, el pequeño que en 2016 cayó abatido por una bala en Pinotepa Nacional. Marcos Miguel de 7 meses también estuvo en el lugar equivocado. La víctima más joven de esta violencia sin sentido que tiene a México contra las cuerdas. Las balas les arrancaron una vida que apenas comenzaba. Marcos Miguel, al igual que hoy Tadeo, son uno más en la lista no oficial de niños víctimas del crimen organizado.

Según cifras del INEGI, hasta 2017, más de 12,000 niños habían sido asesinados en nuestro país. Menores desde los meses de nacidos como Tadeo o Marcos Miguel hasta los 17 años. Daños colaterales en una guerra que ha manchado a México de sangre y que parece no tener fin. 

Qué mas da que tengan menos de 17 años, o que tengan menos de 12 o que tengan menos de 3. Qué mas da si es un bebe de unos meses de nacido, con la inocencia aún grabada en cada poro de su piel. La guerra no hace excepciones. Si eres hijo-sobrino-nieto-allegado-ahijado-conocido de un miembro del enemigo (o a veces cuando sólo pasabas por ahí), eres el blanco perfecto de una bala. Dirigida a ti o perdida, el resultado es el mismo: la muerte. 

La violencia focalizada de los primeros años se transformado en una violencia desperdigada casi en cualquier rincón del país. Ya prácticamente no hay sitio seguro y los niños, nuestros niños, son uno de los blancos más vulnerables de esta masacre. Chihuahua, Oaxaca o Sinaloa, el resultado es el mismo. 

Ya en 2014 se hablaba de 20,000 niños huérfanos, cuyos padres cayeron a manos de las redes del narcotráfico y cuyo futuro, a falta de políticas públicas bien diseñadas, es incierto. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) calcula que unos 30,000 menores habrían sido reclutados por los distintos grupos de narcotraficantes, usándolos como sicarios, halcones o para transportar la droga. 

La sociedad esta harta y al parecer los candidatos presidenciales no parecen darse cuenta de ello, sólo uno de los cuatro hablaron sobre esta trágica muerte. Una pena que ni para AMLO, Meade o el Bronco, Tadeo no mereció ni una sola palabra o declaración.

Las muertes de Tadeo o Marcos Miguel deberían ayudarnos a remover la apatía que carcome nuestra sociedad, deberían ayudarnos a exigir propuestas serias, respuestas a quienes pretenden dirigir este país.

De Mundo a Mundo, un blog para contar realidades de aquí y de allá. Un espacio para comentar, debatir y construir sobre nuestro México hasta el fin del mundo. Ideas de la actualidad internacional y,...
 

COMENTARIOS