Nutrición... ni bueno ni malo

Se encuentra usted aquí

¿Se te olvidó?

A mí sí... y me pasa todo el tiempo. Aquí algunos alimentos para ayudar a tu cerebro a que tenga concentración y memoria.
28/03/2018
15:00
-A +A

A mí también.

 

No sé qué tan frecuente sea que se acuerden de cosas que debieron recordar días antes, es decir, que se les olvidaron y algo hizo que se volvieran a acordar. A mí me pasa bastante seguido, por más que tengo alarmas, papelitos y agenda (de papel) para acordarme de todo.

 

Si bien es cierto que a veces tengo demasiadas cosas y es humanamente imposible acordarme de todas, otras veces no es así y simplemente se me olvidan… porque se me olvidan y ya está, no hay explicación.

 

Pensando en que debemos ser muchos a los que nos sucede lo mismo (y antes de que se me olvide, jajaja) les traigo este texto sobre nutrientes necesarios para la memoria y la concentración para que los incluyan en su dieta diaria.

 

Son alimentos que ayudan a mantener joven al sistema nervioso y al cerebro para que pueda trabajar de manera eficiente:

 

Ácidos grasos esenciales (omega 3) contenidos en pescado de agua fría o pescado azul (salmón, arenque, bacalao, atún aleta azul, sardina) o en semillas como chía, linaza, nueces, aceite de ajonjolí o germen de trigo. Lo que hace este ácido graso esencial es ayudar a la formación de neurotransmisores y mejorar la circulación de sangre en arterias y capilares, para que llegue mejor a todas partes.

 

Vitaminas del complejo B: Son las más importantes para la salud mental. Ayudan a tener energía y memoria.  Para asegurar el consumo habrá que comer de manera habitual huevo entero (no claras), cereales integrales (pan, pasta), avena y leche entera.

 

Colina. Es un nutriente esencial procedente de la lecitina y ayuda a la formación de neurotransmisores (en especial acetilcolina) y se ha visto que ayuda en el aprendizaje y la activación del cerebro en la parte que es responsable de la memoria. La podemos encontrar en lentejas, soya, garbanzos, chícharos, frijoles y habas, así como cacahuates, arroz, maíz y trigo. También la puedes encontrar en el huevo, pollo, carne de ternera y coles de Bruselas y brócoli.

 

Vitaminas C y E: Los principales antioxidantes que atrapan los radicales libres que se producen en el cuerpo como consecuencia de la oxidación. Al oxidarse las células, envejecen. Para garantizar el aporte hay que comer frutas y verduras (naranjas, pimientos, guayaba, limón, espinaca) y semillas como cacahuates, nueces, almendras, ajonjolí, etc. Además, una dieta con suficientes frutas y verduras garantiza el aporte de minerales como potasio, zinc y magnesio, importantes también en la regulación y mantenimiento de los impulsos nerviosos y eléctricos entre células.

 

Así pues, cualquier dieta que busque mejorar la memoria y la concentración tendrá que ser libre una dieta normal: alta en frutas y verduras y baja en grasas saturadas y azúcar. También se aconseja eliminar el uso de tabaco y drogas, así como moderar el consumo de alcohol y sustancias “extrañas” en los alimentos como colorantes, espesantes, conservadores, etc.

 

Estudié Comunicación en la Universidad Iberoamericana y ejercí varios años. Descubrí el deporte y me volví adicta. Ello me llevó a la nutrición y cursé el Diplomado de Nutrición y Antropometría...
 

COMENTARIOS