Brasil y aquella anotación perfecta

El último tanto en la final de México 70 tuvo su pizca de magia, casi todo el equipo tocó el balón. 4-1, como predijo su presidente
Carlos Alberto selló la victoria para que la Canarinha se coronara. (BUDA MENDES. GETTY IMAGES)
19/02/2018
05:11
Édgar Luna Cruz
-A +A

[email protected]

Brasil e Italia disputarían la final de la Copa del Mundo México 70. Mucho se habló antes del juego, tanto, que el presidente de Brasil en ese tiempo, Emilio Garrastazu Médici, había predicho que la verdeamarela ganaría 4-1...

El domingo 21 de junio de 1970, con un Estadio Azteca pletórico, el juego por la hegemonía futbolística mundial inició. Pelé abrió el marcador con un gran remate con la cabeza (18’), pero antes de terminar la primera parte Roberto Boninsegna (37’) empató tras un error del portero Félix.
cancha_1.jpeg

Pero en el segundo tiempo, la magia brasileña apareció y ganó el título con autoridad.

Gerson (66’) y Jairzinho (71’) metieron los siguientes goles y prácticamente liquidaron el encuentro.

Pero faltaba algo. Un gol, el que muchos llaman el gol perfecto, pues casi todo el equipo brasileño tocó la pelota, hasta que reposó en las redes italianas. Clodoaldo inició la jugada quitándose hasta tres jugadores azurri, atrás de su media cancha, dio a Rivelino, quien sin pensarlo lanzó en largo a Jair, quien por la izquierda recortó hacia el centro y cedió a Pelé... Y O’Rei dio el tiempo y el espacio a la llegada de Carlos Alberto, quien apareció por la derecha y, con un potente derechazo, venció a Albertossi.

El gol de presidente.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS