Girando en un tacón
Dale la vuelta a tu cabeza

Se encuentra usted aquí

Sin integridad no hay autoestima

No existen patrones o criterios homogéneos que ayuden a generar autoestima para todas las personas. De ahí a que sea un proceso personal de desarrollo en el que influyen factores natos junto el entorno de cada quien y la manera de percibirlo.
08/09/2017
00:00
-A +A

No existen patrones o criterios homogéneos  que ayuden  a generar autoestima para todas las personas. De ahí a que sea un proceso personal de desarrollo en el que influyen factores natos junto el entorno de cada quien y la manera de percibirlo.

La integridad o área moral de nuestra personalidad   está íntimamente relacionada con la  autoestima.  Necesitamos admirarnos y confiar en quienes somos para poder desarrollar autoestima y  creernos merecedores de  una buena vida. Por integridad no me refiero a cómo nos miran los demás, o cómo nos perciben, hay personas que son muy rectos  que  buscan el reconocimiento de un público a su buen comportamiento, pero en la relación con ellxs mismxs no hay más que remordimientos y vergüenza. No es solamente que las personas nos definan como seres íntegros por las acciones “buenas” que podamos ejercer, sino realmente  percibirlo a través de  un diálogo íntimo personal. 

Podría parecer que para tener buena autoestima debemos cumplir con ciertos patrones morales o éticos, que de no hacerlo sentiríamos quizá un eterno pesar o no nos  sentiríamos bien con nosotrxs mismxs. Pero no es así. La integridad  no se refiere únicamente al cumplimiento de los patrones sociales. Es decir, el hecho de que una mujer de cuarenta años sea soltera y no tenga hijxs no concuerda con los criterios sociales casi en lo absoluto. Incluso la sociedad la percibe con lástima, no cuadra con el canon y en consecuencia debe “sentirse mal con ella misma”. ¿Quién dice?  Ella por su parte, quizá esté siendo congruente con sus convicciones y a pesar de que su anhelo sea tener una pareja e hijxs, prefiere esperar o conocer a la persona correcta. Pero el no empatar con la “norma” puede afectar enormemente su autoestima. Aunque empatar con ella tampoco comprueba que su autoestima mejoraría. Lo que la mejora indiscutiblemente es la confianza que tenga sobre sí misma independiente del entorno y sus “patrones”. La admiración que nos tengamos junto con la confianza que vayamos construyendo a lo largo de nuestro desarrollo serán los pilares fundamentales para el bienestar personal. La autoestima se reflejará en emociones sanas y en acciones congruentes aunque muchas veces no vayan de acuerdo a lo que hace todo el mundo.

Twitter @reginakuri

 

El objetivo de éste blog es que haya un espacio de consulta y reflexión que nos ayude a abrir temas que suelen experimentarse en silencio.

Comentarios

 

NOTICIAS DEL DÍA