Girando en un tacón
Dale la vuelta a tu cabeza

Se encuentra usted aquí

Límites de tranquilidad

09/02/2018
02:55
-A +A

Podría decirse que un ingrediente básico para el éxito de cualquier relación son los límites, en mi opinión una relación ideal es donde no habría necesidad de ponerlos, pero somos seres egocéntricos y respondemos a eso. Es por eso que establecer límites claros y asertivos sí puede ayudar mucho para que las dinámicas con otras personas sean sanas o menos insanas (hay veces que a eso es lo que se aspira).

Tenemos la concepción de que poner límites es hacia la otra persona, es decir que se procura evitar que la otra persona actúe de una u otra manera, pero no hay nada más inútil que eso. Sabemos de sobra que no podemos controlar las conductas ajenas ni las circunstancias, pero la mayoría vivimos pensando que todo será mejor cuando la persona que tenemos enfrente cambie o deje de hacer lo que nos lastima. Eso no sucede, entonces emprendemos la batalla contra esa persona para que deje de hacer lo que hace. Eso no es poner límites, eso es querer controlar al otrx. Aún cuando por necesidad tengamos que convivir con personas que trasgreden nuestra tolerancia y eso nos provoque grandes cantidades de enojo y resentimientos seguiremos sin poder evitar que hagan lo que hacen.

También la gran mayoría de las ocasiones en las que nos sentimos ofendidxs, somos nosotrxs los que quizá  provocamos que esas personas tomen revancha,  eso nos cuesta reconocerlo  y preferimos actuar de víctimas. Sin embargo esa postura solo nos mantendrá enojadxs y nuevamente resentidxs. Hay que ser un poco humildes y reconocer que debemos pedir perdón y hacernos responsables para que no volver a dañar a lxs demás.

Pero cuando no fuimos nosotrxs los causantes de la ofensa en primer término, lo fundamental es trazar límites. ¿Cómo? No pretendiendo controlar las conductas ajenas, sino no permitiendo que nos afecten, o en su defecto procurando una convivencia cordial, pero sin vínculos.   Como mencioné no siempre podremos evitar a las personas tóxicas, pero sí podemos trabajar en no quererlas cambiar para dejar de sentir coraje por sus acciones dañinas lo que va a generar que no tomemos las cosas de manera tan personal. Cuando logremos no tomar las cosas así,  será más fácil trazar esos límites y desvincularnos de dinámicas poco sanas. Es decir, no engancharnos. Aun paras las relaciones sanas también es importante entender que cualquiera tiene un mal día y eso puede provocar situaciones poco afortunadas, y tanto la comunicación como los límites ayudarán a diluirlas.

Un factor muy importante para poder establecer límites es el trabajo de la autoestima, revisar cómo nos percibimos lo que ayudará en gran medida a no caer en la victimización y establecer canales de comunicación claros que expresen ante nosotrxs y los demás nuestras necesidades. Si éstas no son tomadas en cuenta, con una buena autoestima será mucho más fácil que lo tomemos de manera ligera y no personal. Eso en sí es un límite.

Twitter @reginakuri
El objetivo de éste blog es que haya un espacio de consulta y reflexión que nos ayude a abrir temas que suelen experimentarse en silencio.
 

COMENTARIOS