Girando en un tacón
Dale la vuelta a tu cabeza

Se encuentra usted aquí

El día que no corrí

El domingo pasado fue el Medio Maratón de la CDMX, 21kms de gente animando en las calles felices de acompañar a sus conocidxs pero también con toda la disposición de animar a completxs desconocidxs. Yo no corrí en esta ocasión porque precisamente quería vivir la emoción del espectador, sacar fotos y disfrutar el hecho de no tener dolores en el cuerpo durante un par de horas que son las que hubiera estado corriendo. Ja…
03/08/2018
00:48
-A +A

El domingo pasado fue el Medio Maratón de la CDMX, 21kms de gente animando en las calles felices de acompañar a sus conocidxs pero también con toda la disposición de animar a completxs desconocidxs.  Yo no corrí en esta ocasión porque precisamente quería vivir la emoción del espectador, sacar fotos y disfrutar el hecho de no tener dolores en el cuerpo durante un par de horas que son las que hubiera estado corriendo. Ja…

Yo no sé otrxs corredores o deportistas, solo puedo hablar por mí, y debo decir que me he vuelto por demás egoísta. Pensar en que debo dormir MIS  horas,  para lograr  MI descanso, comer sanamente  para estar bien en MI carrera, YO, YO, YO, MI, MI, MI.  Mis dolores, mis victorias, mis derrotas,  mi correr. Correr me puede llevar a sentirme el centro del universo y pretender que toda la gente esté pendiente de mí, porque YO SOY LA QUE ESTÁ CORRIENDO.  Que se pare el mundo para verme pasar y en esta nebulosa de  alucinación egocéntrica me detengo para hacer esta reflexión.

El domingo pasado me di cuenta que estar para otrxs  es bonito, despertar temprano no para entrenar o competir sino para ir a ver pasar tan solo unos segundos a lxs amigxs queridxs y a los conocidxs con cariño. Aplaudir y animar,  lo que tantas personas   han hecho  sin conocerme y desde luego sin que yo sea nadie especial. Una más. Me sentí muy motivada y hasta inspirada de ver a tanta gente corriendo, algunxs felices y ligerxs y otrxs sintiendo el rigor del  recorrido a punto de terminar.  Lxs que se ve que sí entrenaron y lxs que a leguas parece que están pagando alguna apuesta, pero todxs con el mismo propósito, correr.  Regresar un poco el ánimo que se me ha dado desinteresadamente, y puedo decir que la recompensa para mí fue enorme, fue una experiencia que marcó mi  vida personal y deportiva.  El hecho de acompañar  a varixs amigxs durante su entrenamiento y verlos correr  para  lograr su objetivo  por primera vez fue por demás inspirador.

Está bien desprenderse de los objetivos personales para disfrutar también de los ajenos.

El objetivo de éste blog es que haya un espacio de consulta y reflexión que nos ayude a abrir temas que suelen experimentarse en silencio.

ENTRADAS ANTERIORES

 

COMENTARIOS