aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Mueren 44 reos en riña en penal de NL

Es la peor masacre en la historia carcelaria, derivado del acto hay 17 custodios retenidos; el gobierno de Nuevo León solicitó a la Secretaría de la Defensa Nacional y a la Policía Federal apoyar en la seguridad de los penales de la entidad
Mueren 44 reos en riña en penal de NL

BLINDAJE. El Centro de Readaptación Social de Apodaca fue sitiado por agentes federales y fuerzas especiales, tras la riña suscitada en la madrugada. (Foto: XINHUA )

Lunes 20 de febrero de 2012 Redacción | El Universal
Comenta la Nota

MONTERREY

Una riña entre zetas y miembros del cártel del Golfo en el Centro de Readaptación Social de Apodaca dejó 44 reos acuchillados, degollados o muertos a golpes. El vocero de Seguridad Pública de Nuevo León, Jorge Domene Zambrano, informó que se investiga si la reyerta —donde no se reportaron heridos oficialmente— pudo servir como “distractor” para una fuga de reclusos, ya que tras el enfrentamiento hay “ausencias”.

El gobierno de Nuevo León solicitó a la Secretaría de la Defensa Nacional y a la Policía Federal apoyar en la seguridad de los penales de la entidad. La confrontación entre internos del penal de Apodaca, ubicado en el municipio de Escobedo, a unos 200 metros al poniente de la sede de la Séptima Zona Militar, ocurre en un centro de reclusión donde el número de internos se disparó —según Domene Zambrano— por detenciones del orden federal.

“Zetas” contra “golfos”

El funcionario dio a conocer también que quedaron sujetos a investigación 17 empleados de seguridad, además del director del centro penitenciario, Gilberto Ceseña, por estos hechos, que en un principio se manejó derivaron de una disputa de poder entre miembros ligados al cártel del Golfo y sus enemigos Los Zetas.

Agregó que aún se ignora cómo pudo ocurrir la apertura de puertas entre ambulatorio C y D, y se produjera durante la madrugada la confrontación entre internos.

Mientras, familiares de los internos del penal de Apodaca se apostaron desde temprano frente a las instalaciones del penal para exigir información sobre sus parientes.

Con gritos y, en algunos casos, con piedras, jalones e insultos a la policía —al menos un uniformados resultó herido— que resguardaba el lugar, los inconformes exigieron incluso la presencia de autoridades estatales y al no encontrar respuesta optaron por bloquear la carretera que lleva a ese centro penitenciario.

Al conocerse de la muerte de 44 internos, el hecho de mayor violencia ocurrido en la historia penitenciaria del país, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) intervino para que mujeres y niños que se encontraban durante la madrugada del domingo en visita conyugal abandonaran las instalaciones con seguridad, luego de que se mantuvieron parapetados en los cubículos ubicados a unos 200 metros de donde se encuentra el patio central y que separa los ambulatorios donde quedaron las víctimas.

Las 44 muertes en la cárcel de Apodaca, que padece sobrepoblación, corrupción, hacinamiento, drogadicción y otros problemas, pudieron ser el preludio de una fuga, según Domene Zambrano.

—¿Por qué la presunción de una fuga?, se le preguntó.

—Porque en el conteo y cuando ya podemos confirmar la cantidad de fallecidos hay ausencias.

—¿Cuántos reos son?

—Es prematuro, yo diría que nos tuvieran esa consideración para no dar imprecisiones. El proceso de consulta sigue y estará en unas horas más. Estamos en ese conteo”.

Indagan posibles amagos

También se investiga si los celadores recibieron amenazas del exterior para colaborar en la riña y en la supuesta fuga. Por lo pronto, el gobierno estatal abrió una oficina en el anfiteatro del Hospital Universitario para atención de entrega de cuerpos a los familiares, quienes hasta anoche permanecían a las afueras del centro penitenciario en espera de noticias.

El vocero precisó que las 10 víctimas identificadas hasta ahora son: Jonathan David Valdés Ramos, Édgar Torres, Martín Vázquez, Francisco Prado, Mauro Torres, José Luis Yánez, Diego Alberto, Aarón, Oswaldo Miranda, Bernardo Villanueva e Israel Padrón Castro. No se indicó si pertenecían a uno u otro grupo criminal que participó en la riña.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD