aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Falla plan Todos Somos Juárez

Felipe Calderón planteó al arranque de Todos Somos Juárez fue recuperar la tranquilidad para las familias de la frontera; sin embargo, durante 2010 el número de homicidios se incrementó con respecto al año anterior, al pasar de 2 mil 600 en 2009 a 3 mil 60 el año pasado
Falla plan Todos Somos Juárez

LUTO. Hoy se cumple un año del asesinato de 16 jóvenes durante una fiesta en la colonia Villas de Salvárcar, en Ciudad Juárez. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Domingo 30 de enero de 2011 Corresponsalía | El Universal
Comenta la Nota

CHIHUAHUA.

Al cumplirse el primer aniversario del artero asesinato de 16 jóvenes que departían en una fiesta en la colonia Villas de Salvárcar, organizaciones civiles coinciden en que son magros los resultados del programa Todos Somos Juárez, implementado a raíz de la indignación social que provocó tal crimen.

El programa —que incluye acciones para aplicarse a los rubros de seguridad, economía, trabajo, salud, educación y desarrollo social— acuerda 160 compromisos por parte de autoridades de los tres niveles de gobierno.

Sin embargo un año después, las cifras del gobierno federal demuestran que gran parte de los objetivos que se plantearon para “reconstruir el tejido social” no fueron cumplidos, y sólo algunos se lograron, coincidentemente, en los meses previos a la contienda electoral de 2010.

Uno de los principales propósitos que el presidente Felipe Calderón planteó al arranque de Todos Somos Juárez fue recuperar la tranquilidad para las familias de la frontera, sin embargo durante 2010 el número de homicidios se incrementó con respecto al año anterior, al pasar de 2 mil 600 en 2009 a 3 mil 60 el año pasado.

La administración calderonista dejó de lado el seguimiento a los 160 objetivos que comprenden el plan, al menos ya no informa a la ciudadanía de los logros alcanzados. Así lo demuestra el portal digital en el que se puede consultar los avances en cada uno de los puntos que se propusieron y que, en un inicio, el compromiso fue actualizar datos de manera constante.

La última actualización de esos documentos data del 11 octubre de 2010; es decir, más de 110 días sin informar a la comunidad los resultados.

En pleno año electoral, en el que hubo cambio de gobernador, a la ciudad que tiene 40% de los votantes de la entidad se le destinó un partida adicional de 3 mil 386 millones de pesos, de los cuales 870 fueron para seguridad pública, 800 para educación y cultura, 720 a desarrollo social, 706 a salud, 215 a economía, y 75.5 a generación de empleo.

Avances inconclusos

El primer compromiso de los 160 que integran Todos Somos Juárez dice que para diciembre del año pasado la meta era “ajustar los sistemas de emergencia para reducir el tiempo de respuesta a menos de 7 minutos”, sin embargo la organización Ciudadanos por una Mejor Administración Pública sostuvo que el tiempo de respuesta de los cuerpos de seguridad difícilmente baja —en promedio— de los 25 minutos y en un considerable número de llamadas el auxilio nunca llega.

El compromiso tres es “combatir el lavado de dinero para desarticular redes de financiamiento del crimen organizado”. En ese punto las autoridades federales ofrecieron una recompensa a quien denunciara delincuentes involucrados en el lavado, la cual sería de 25% de los recursos ilícitos que se logran incautar. A la fecha no se ha dado a conocer ninguna detención o entrega de tales recompensas.

Se planteó en el compromiso cinco “lograr la plena identificación del universo de vehículos que circulan en Juárez e incrementar la recuperación de vehículos con reporte de robo”, y de acuerdo con la Asociación de Agentes Aduanales de Juárez, apenas se logró legalizar alrededor de 15 mil automóviles que estaban de forma ilegal en la ciudad y circulaban sin placas, siendo que diversas estimaciones revelan que el total ronda los 80 mil vehículos.

Pero no sólo en materia de seguridad hay rezagos e inconformidades con los resultados. Para la organización civil Red Mesa de Mujeres la estrategia es sólo una simulación que perdió toda objetividad y representación social al dejar fuera de la estrategia a los defensores de derechos humanos, sociedad civil, e incluir sólo a cuerpos de seguridad en su diseño.

Escuelas seguras

En los apartados que se refieren a educación, el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia analizó puntualmente los compromisos 69 y 71 que plantean “incorporar al programa Escuela Segura a todas las escuelas públicas de educación básica y a las primarias y secundarias privadas del municipio de Juárez” e “impartir conferencias y talleres para prevenir la violencia en las 141 escuelas secundarias del municipio”.

El organismo dijo que visitaron escuelas que contaban con letreros de certificación de Escuela Segura, pero el personal docente no tenía el conocimiento, ni la logística requeridas para su aplicación y algunas ni siquiera sabían que eran parte del proyecto.

En el tema de desarrollo económico se establecen compromisos para generar empleo, haciendo énfasis en preparar a los jóvenes, el punto 18 dice que para diciembre de 2010 se habría de capacitar a mil jóvenes que quieran emprender un negocio, en la medición de avances se aprecia que para octubre apenas iban 400.

Incluso si se logra la meta, las cifras serían notablemente insuficientes. De acuerdo con el director del Instituto Chihuahuense de la Juventud, Antonio Villa Alcázar, 64% de los jóvenes juarenses no trabaja ni estudia.

Pláticas con la ciudadanía

Como parte de la estrategia Todos Somos Juárez también se entablaron una serie de foros en los que la comunidad juarense pudo dialogar con integrantes del gabinete del presidente Felipe Calderón Hinojosa.

En total se realizaron 16 foros, en los cuales la gente podía preguntar, presentar una queja o hacer sugerencias a los secretarios de Estado y otros funcionarios públicos, quienes les respondían “en vivo”.

José Ángel Córdova Villalobos, secretario de Salud, estuvo en tres foros; el secretario de la Reforma Agraria y coordinador general de Todos Somos Juárez, Abelardo Escobar, participó en dos. El secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio Irazábal, dialogó en tres sesiones con la población; entre otros servidores públicos que también participaron.

El primer foro se realizó en marzo del año pasado y el último en julio, lapso que coincide con el desarrollo de la contienda electoral en la que se renovó la gubernatura del estado. Después de las elecciones no hubo más sesiones de diálogos con la ciudadanía.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD