aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Caso Paulette, las inconsistencias

Familiares de la niña dan su voto de confianza a las autoridades; la PGJDF ha realizado al menos siete cateos en distintas casas de la ciudad de México
Muestra el video

Versión de padres de Paulette crea dudas en investigación.
La procuraduría del Estado de México sostuvo que los padres falsearon su declaración, lo cual ha dificultado conocer la verdad de los hechos

Miércoles 31 de marzo de 2010 Eduardo Alonso Corresponsal | El Universal
Comenta la Nota

eduardo.alonso@eluniversal.com.mx

La Procuraduría mexiquense usará los 30 días de arraigo dictado en contra de Mauricio Gebara y Lisette Farah, así como de las niñeras Éricka y Martha Casimiro para determinar si las contradicciones e inconsistencia en los testimonios de las cuatro personas que presuntamente vieron a Paulette antes de su desaparición, ocurrida entre la noche del domingo 21 y la mañana del lunes 22 de marzo, son producto del dolo, el estrés o o la influencia de terceros.

Así lo detalló ayer en entrevista radiofónica el subprocurador regional en Cuautitlán Izcalli, Alfredo Castillo Cervantes, quien aseguró que antes de solicitar el arraigo platicaron sobre esta medida con los papás de Paulette.

“Nosotros consideramos que era el momento de aislar a cada uno de ellos para poder dilucidar esta serie de contradicciones y determinar, junto con muchas otras pruebas, si han sido de manera dolosa o en todo caso ha sido la presión, el estrés, las influencias o todo lo que ha sucedido lo que los ha llevado (a las contradicciones)”, dijo.

El funcionario mexiquense reiteró que de momento ninguna de las cuatro personas son sospechosas de la desaparición de la menor de cuatro años.

“Que lástima que no exista un eufemismo para la palabra arraigo”, indicó al tiempo que reconoció que se trata de una medida atípica y hasta agresiva. “Nosotros antes de arraigarlos platicamos con ellos y nos dijero, hasta ayer, hagan lo que tengan que hacer”.

Una vez que se cumplan los 30 días de arraigo, que se lleva a cabo en un hotel de la ciudad de Toluca, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) tendrá que poner en libertad o solicitar una orden de aprehensión en contra de estas cuatro personas.

Familia no cuestiona arraigo

Anoche, Margaret Guevara, tía de Paulette, dio un voto de confianza a las investigaciones que realiza la Procuraduría mexiquense para localizar a su sobrina.

Consideró que la posibilidad de que Paulette haya sido víctima de un secuestro está prácticamente descartada, no obstante, se negó comentar si las investigaciones que realiza la policía judicial de la entidad pudieran derivar en fincar algún tipo de responsabilidad a su hermano o su cuñada.

“Tenemos toda la confianza en la Procuraduría estatal, sabemos que realizan su trabajo”, expresó Margaret Guevara, entrevistada anoche a las afueras de la casa de arraigo.

Visita familiar

La tarde del martes, en Toluca, el abuelo y tía de la menor Paulette acudieron al hotel que utiliza la procuraduría mexiquense como casa de arraigo, donde se entrevistaron con Mauricio Gebara y Lisette Farah, aunque salieron sin hacer declaraciones a los medios.

En esa casa de arraigo, ubicada en la calle de Hidalgo esquina con Isidro Fabela de la ciudad de Toluca, la Procuraduría mexiquense ha llevado a personas detenidas vinculadas con delincuencia organizada, entre otros delitos.

Cooperación en el DF

En torno a este caso, la Procuraduría General de Justicia del DF ha dado a conocer que coopera con las investigaciones que realiza su contraparte mexiquense para dar con Paulette, aunque de momento no hay indicios de que la menor se hubiera encontrado en el DF.

No obstante, la PGJDF ha realizado al menos siete cateos en distintas casas de la ciudad de México, algunas de ellas en la zona de Las Lomas, donde pudiera estar la menor o rastros que lleven a su ubicación; sin embargo no se han obtenido nuevas pistas del caso.

De acuerdo con el procurador mexiquense, Alberto Bazbaz, el arraigo se decretó para “hacer un análisis más profundo de los hechos”, no sólo porque fueron las últimas personas que tuvieron contacto con la menor, sino también porque en sus primeras declaraciones hay inconsistencias. (Con información de Claudia Bolaños)

 

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD