aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Calderón-Sarkozy: una cita en tierra de dioses

Sin actos protocolarios, los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Francia, Nicolas Sarkozy, recorrieron ayer las pirámides de Teotihucán
Lunes 09 de marzo de 2009 Emilio Fernández Corresponsal | El Universal
Comenta la Nota

TEOTIHUACÁN, Méx.— Una visita oficial, no oficial. No hubo protocolo esta vez, tampoco ceremonias previas ni himnos nacionales. Los discursos se guardaron para hoy.

La Ciudad de los Dioses, donde los hombres se convirtieron en deidades, fue el lugar del encuentro no programado en la agenda presidencial.

En la zona arqueológica de Teotihuacán se alzaron los brazos para saludar y se apretaron las manos ante las miradas de sólo unos cuantos visitantes no deseados. Las cámaras fotográficas registraron el saludo galo-mexicano.

Ahí, en una plataforma de la Plaza del Sol, al pie de la pirámide del Sol, el presidente de México, Felipe Calderón, y el mandatario de Francia, Nicolas Sarkozy, acompañados de sus esposas, Margarita Zavala y Carla Bruni, levantaron sus manos para saludar.

Los cuatro vestidos de manera casual le dieron la espalda a la piedra ancestral y con los zapatos empolvados rieron al mismo tiempo, esta vez como si así lo señalara el protocolo.

Los mandatarios arribaron a una desolada zona arqueológica a las 17:17 horas del domingo. A las 15:00 horas se dio la orden de desalojar a miles de visitantes que acudieron a presenciar uno de los símbolos de México.

Con megáfono en mano los guardias y el personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) notificaron a los asistentes que ya no se permitiría el ascenso a la pirámide del Sol.

Minutos más tarde les informaron que todos tendrían que abandonar la zona arqueológica porque se cerraría más temprano “sólo por esta vez”, se escuchaba frente a la Plaza del Sol.

La molestia de los turistas nacionales y extranjeros no se hizo esperar. Carolina, una joven de Cali, Colombia, y Marifer, de Venezuela, llegaron a México con el único propósito de visitar las pirámides. No tenían ni media hora de que habían ingresado cuando ya las estaban desalojando.

Mikele Colosio, un turista italiano, se peleó con los guardias de la zona arqueológica y con elementos del Estado Mayor Presidencial que ya acordonaban la pirámide del Sol, porque a toda costa quería ascender por los escalones. Nunca se lo permitieron.

Las parejas presidenciales de México y de Francia, además de sus comitivas entraron en vehículos por la Calzada de los Muertos. El templo de Quetzalcóatl, el Museo de Sitio, la pirámide del Sol y de la Luna estuvieron en su itinerario.

Cerca de una hora duró la visita de los mandatarios. Al filo de las 18:15 horas, luego de que desalojaron ahora a los reporteros y fotógrafos de la zona arqueológica, Felipe Calderón, Nicolas Sarkozy y sus esposas partieron en helicóptero del sitio prehispánico.

La visita amistosa no oficial concluyó sin protocolo.



Comenta la Nota.

PUBLICIDAD