aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Llega la ayuda; falla el reparto

La población espera ansiosa que se agilice la distribución; tropas armadas del Ejército patrullan Villahermosa
Muestra el video

Video: Damnificados en Tabasco.

Domingo 04 de noviembre de 2007 Alberto Morales y Roberto Barboza | El Universal

alberto.morales@eluniversal.com.mx

VILLAHERMOSA, Tab.— La falta de alimentos, medicinas y agua potable comenzó a generar desesperación en miles de damnificados por las inundaciones, quienes esperan ansiosos se agilice la distribución de la ayuda humanitaria que llega desde distintos puntos del país.

En esta ciudad, el desabasto provocado por fallas en el reparto de víveres orilló a decenas de personas a saquear establecimientos comerciales, a pesar de la masiva presencia de efectivos del Ejército y la Armada. Cerca de medio centenar de personas fue detenida por participar en actos de pillaje.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial en Yucatán, Humberto Espinosa, denunció que camiones de carga han sido saqueados en carreteras de Tabasco.

“Quienes están saqueando se van a acordar de mí”, advirtió el gobernador Andrés Granier, quien hoy recorrerá albergues y áreas afectadas por las inundaciones junto con el presidente Felipe Calderón.

Tropas del Ejército mexicano armadas con fusilería patrullan distintas áreas de Villahermosa para garantizar la seguridad de la población y el resguardo de sus bienes.

El vicealmirante Sergio Lara Montellano, coordinador del Centro Logístico de las Fuerzas Armadas, detalló que la Marina destinó a 500 de sus elementos para estas labores.

Además, reconoció que el ingreso de la ayuda humanitaria comienza a complicarse debido a que miles de personas se asentaron a lo largo de la carretera que llega a la capital.

En tanto, las aguas de los ríos Grijalva y Carrizal salieron otra vez de sus cauces por las lluvias y el desfogue de la presa Peñitas no cede, lo que provoca que miles de familias busquen refugio en las azoteas de sus casas.

Algunos gobiernos extranjeros comenzaron a ofrecer ayuda a México en efectivo y especie. Estados Unidos anunció la entrega de 300 mil dólares para apoyar a los damnificados.



PUBLICIDAD