aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Tabasco, bajo el agua; 300 mil afectados

Alarma en el estado, en Veracruz y en Chiapas por fugas en ductos de Pemex
Miércoles 31 de octubre de 2007 Jorge Ramos, Roberto Barboza y Óscar Gutiérrez | El Universal

VILLAHERMOSA, Tab.— Más de 300 mil habitantes padecen las inundaciones que cubren 70% del estado, informó el gobernador Andrés Granier. Dijo que 150 mil personas se resisten a salir de sus casas.

“Si la gente no sale por su voluntad, el gobierno del estado y, en su momento, el Ejército tendrán que desalojar con el uso de la fuerza”, advirtió el secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña.

El funcionario y seis secretarios de Estado recorrieron la zona.

Granier aceptó que el territorio está “totalmente devastado”.

Agregó que las cosechas de plátano, cacao y pimienta se perdieron en su totalidad.

En la localidad chiapaneca de Chicoasén, varias casas y vehículos fueron arrastrados por el río Chiquito y hasta este martes dos personas estaban desaparecidas.

En Reforma y Pichucalco evacuaron a más de 5 mil personas que viven en comunidades de alto riesgo, tras desbordarse cuatro ríos.

En Ostuacán, en los límites con Tabasco, el mal clima ocasionó la ruptura de un ducto de 36 pulgadas de Petróleos Mexicanos, lo que provocó una fuga de gas. El incidente sólo causó alarma en la población.

En el municipio veracruzano de Cerro Azul, casi en los límites con Tamaulipas, medio millar de habitantes fueron desalojados y tres escuelas suspendieron clases por una fuga de gas y crudo.

Otra fuga se registró en Huimanguillo, Tabasco, sin mayores consecuencias.



PUBLICIDAD