Es Noticia:

Reprueban conservación de la vaquita marina

El peligro de extinción en el que se encuentra esta especie es resultado de la negligencia y omisiones en la aplicación de políticas públicas, afirman ONG
La Auditoría Superior de la Federación indica que entre las fallas para la protección de la vaquita marina hay aspectos de inspección y vigilancia, autorización para el aumento de la pesca (FOTOS: ARCHIVO EL UNIVERSAL)
28/08/2017
03:40
ALEJANDRO MELGOZA, ANDRÉS M. ESTRADA Y ENRIQUE ALVARADO
-A +A

En el Alto Golfo de California los traficantes de la totoaba no son el principal depredador que ha dejado a la vaquita marina al filo de la extinción. En años anteriores sólo se había culpado a los pescadores de los pueblos de San Felipe, Baja California, y del Golfo de Santa Clara, Sonora. “Parecemos los chivos expiatorios”, expresaron en diciembre de 2016 a este diario varios líderes pesqueros.

La situación en la reserva es una olla a punto de explotar: no sólo se trata de crimen organizado totoabero que, de acuerdo con la organización internacional C4ADS, como documentó EL UNIVERSAL la semana pasada, no ha tenido efectos importantes en la persecución, o de comunidades pesqueras que viven un sofocamiento económico tras la veda permanente publicada en el Diario Oficial de la Federación el 30 de junio de 2017, sino también de una serie de atropellos cometidos desde las autoridades encargadas de impartir la ley.

“El peligro de extinción en el que se encuentra la vaquita marina es el resultado de la negligencia y omisiones de las autoridades mexicanas en la implementación de políticas públicas, profundos conflictos internos y estructurales entre los sectores ambiental y pesquero que, en lugar de coordinarse, se contradicen”, afirman organizaciones ambientales en el informe Vaquita marina. El ocaso de una especie por negligencia gubernamental, que suscriben Greenpeace, Defenders of Wild Life, el Centro para la Diversidad Biológica de México, Comarino y Teyeliz Medio Ambiente, y al cual tuvo acceso EL UNIVERSAL.

Entre las fallas contenidas en el documento —que será presentado hoy en conferencia de prensa— señalan aspectos de inspección y vigilancia, autorización del aumento de la pesca y del número de embarcaciones, además de que no han presentado opciones sustentable para contribuir a la economía del sector. Prueba de lo anterior queda asentado en las recomendaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).