¿México en paz?

Se encuentra usted aquí

Radiografía del robo de vehículo en el país

02/03/2018
00:00
-A +A

En semanas recientes, el robo de vehículo ha estado dentro de los temas de conversación, en parte por los encabezados de varios periódicos que afirmaban que el robo de vehículo en el país se encontraba en sus máximos históricos[1], estas notas se basan en el más reciente reporte de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), donde reportan que en 2017 se registró la cifra histórica de robo a vehículos asegurados con 90 mil 187 vehículos robados. Sin embargo, se deben tener ciertas consideraciones al respecto, la primera es que, la cifra de AMIS representa sólo un 48% de la cifra de denuncias hechas por este delito ante el Ministerio Público en 2017 (SESNSP, 2018); la segunda es que, considerando los datos de denuncias de robos de autos asegurados y no asegurados, estamos lejos del máximo histórico. A saber, la tasa nacional anual más alta desde que existen registros fue en 2010 (203.32 denuncias por cada 100 mil habitantes), 34% mayor a la reportada en 2017 (151.31 denuncias por cada 100 mil habitantes). De hecho, hasta el 2016, el robo de vehículo a nivel nacional era uno de los delitos que mejor se comportaba, pues tenía una clara tendencia decreciente que había iniciado desde 2012.

Sin embargo, aunque el robo de vehículo según la cifra oficial (SESNSP, 2018) no se encuentra en su nivel máximo desde que se tienen registros, sí se encuentra en un punto preocupante, dado que la tasa anual de este delito en 2017 fue 14% mayor que la tasa de 2016. La situación se torna más alarmante al considerar las modalidades del delito, puesto que, en 2017 la tasa de robo de vehículo con violencia del país aumentó 6 veces más que la de robo de vehículo sin violencia, es decir, lo que está aumentando específicamente es el robo de vehículo con violencia (la tasa anual de robo de vehículo con violencia aumentó 38.5% respecto al 2016, mientras que la tasa de robo de vehículo sin violencia sólo aumentó 5%).

El robo a vehículo en los Estados[2]

Al analizar el robo de vehículo a nivel estatal, nos podemos dar cuenta que este delito no está aumentando en todos los Estados del país, de hecho, en 10 estados la tasa de 2017 disminuyó respecto a la de 2017 y en otros 7 el crecimiento de la tasa fue menor a 10%.

Adicionalmente, cabe destacar que sólo 12 entidades se encuentran por arriba de la tasa nacional, ahondando en esta información, en 2017 las entidades que presentaron mayor tasa de robo a vehículo fueron Baja California (552.02), Querétaro (279.19), Estado de México (271.82), Sinaloa (227.68) y Tabasco (225.18), entidades que están atravesando fuertes crisis de seguridad, tomando en cuenta que, a nivel nacional en 2017: Baja California fue el cuarto Estado con mayor tasa de homicidio doloso (reportando su mayor tasa anual desde que se tienen registros), el tercero con mayor tasa de robo con violencia, el segundo con mayor tasa de robo a negocio y el segundo con mayor tasa de robo a transeúnte; En Querétaro se duplicaron los homicidios dolosos y los secuestros respecto al 2016, fue quinto a nivel nacional en robo a negocio (reportando su segunda tasa más alta desde que se tiene registro) y ocupó el sexto lugar en robo a transeúnte; el Estado de México se posicionó como décimo en secuestro, segundo en robo con violencia (con un aumento de 73%), reportó robo a negocio en su máximo histórico con un aumento de 120% respecto a 2016, además que, robo a transeúnte también creció más del doble; Sinaloa fue quinto lugar en homicidio doloso y tuvo un aumento de 60% en robo con violencia respecto a 2016; finalmente, Tabasco fue tercero en secuestro, primero en robo con violencia; primero en robo a negocio (en su máximo histórico) y primero en robo a transeúnte.

Ahora bien, en 2017 los Estados donde más aumentó la tasa de robo a vehículo respecto a 2016 fueron Puebla (120%), Quintana Roo (87%), Tlaxcala (54%), Tabasco (51%) y Sinaloa (43%), recordando que las primeras 3 entidades fueron primeras planas en 2017 por enfrentamientos relacionados con el robo de gasolina o con la disputa de plazas de venta de drogas. Ahondando: Puebla reportó su máximo histórico en homicidio doloso, su máximo histórico en robo con violencia, su máximo histórico de robo de vehículo y su máximo histórico de robo a negocio; Quintana Roo en 2017 tuvo aumentos respecto a 2017 de más del 50% en homicidio doloso, secuestro; extorsión, robo con violencia, robo de vehículo y robo a negocio; y Tlaxcala reportó su máximo histórico en robo con violencia y su máximo histórico en robo de vehículo.

Consideraciones Finales

El hecho que las entidades con problemas de robo a vehículo tengan serios problemas en otros delitos no es incidental si consideramos que, un delincuente no va a usar un automóvil de su propiedad para cometer un delito, lo usual es que los autos sean robados y utilizados como herramienta para el crimen. Por lo tanto, el aumento del robo a vehículo a nivel nacional no es más que el reflejo del deterioro generalizado de las condiciones de seguridad en el país. Se están robando los autos, es cada vez más frecuente que lo hagan con violencia y es probable que se estén cometiendo otros crímenes con esos vehículos.

Recapitulando, en los párrafos anteriores se identifican dos problemáticas, la primera es la posibilidad de que los vehículos robados sean la herramienta para cometer otros crímenes (de la misma o incluso de mayor gravedad); la segunda (que se encuentra sumamente ligada con la crisis de seguridad que aqueja al país), es que está aumentando este delito en su modalidad con violencia.

Esto posiciona al robo de vehículo como un delito clave en el contexto de la actual crisis de inseguridad, dado que, si los vehículos robados son herramientas para cometer otros crímenes, una política pública que ataque el acceso a esta herramienta, podría impactar en el resto de los delitos. Respecto a cómo frenar la modalidad con violencia de este delito (que es justo la que está aumentando), no hay más opción que atacar el tráfico ilegal de armas y dejar a los delincuentes sin otra de sus herramientas, de esta forma se le pegaría al criminal por dos frentes.

 

Javier Alejandro Corzo Tellez.

Investigador del Observatorio Nacional Ciudadano.

@corzo_t   @ObsNalCiudadano

 

Referencias

SESNSP (2018). “Incidencia Delictiva del Fuero Común” [Internet] Disponible en: http://secretariadoejecutivo.gob.mx/incidencia-delictiva/incidenciadelic... [Consultado el 21 de enero de 2018].

 

[1] Véase: Animal Político https://www.animalpolitico.com/2018/01/autos-robo-record-2017/; El Financiero http://www.elfinanciero.com.mx/economia/en-2017-se-robaron-mas-autos-que-nunca-antes.html; Milenio http://www.milenio.com/negocios/robo-vehiculos-autos-transporte-2017-mexico-amis-seguros-record-automoviles_0_1109289354.html

[2] No olviden consultar los reportes de incidencia delictiva elaborados por los Observatorios Locales pertenecientes a la Red Nacional de Observatorios, véase http://onc.org.mx/observatorios-locales/

El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que vincula a las organizaciones civiles para potenciar su incidencia en las políticas y acciones de las autoridades.
 

COMENTARIOS