¿México en paz?

Se encuentra usted aquí

Proyecto #PorUnMéxicoSeguro, un término de voluntad política

30/05/2018
00:55
-A +A

El pasado jueves 17 de mayo, el Observatorio Nacional Ciudadano lanzó la plataforma #PorUnMéxicoSeguro, la cual es un proyecto que pretende brindar a los ciudadanos información sobre las propuestas de los candidatos a la presidencia de la República y las gubernaturas.

En la plataforma se podrá encontrar desde escenarios de riesgo de las entidades federativas que elegirán gobernador, hasta el seguimiento a la implementación de las propuestas que los ganadores hayan realizado en materia de seguridad y justicia, pasando por la certificación de las propuestas que han elaborado sobre este tema los candidatos que aspiran a ser presidente o gobernador de sus Estados.

Sin embargo, #PorUnMéxicoSeguro trasciende el tema de seguridad y justicia, este proyecto es un ejercicio de vinculación entre aspirantes a gobernantes y sociedad civil, enmarcado dentro del contexto que ya todos conocemos, donde ciertos gobernantes y candidatos descalifican el trabajo que día a día se hace desde la sociedad civil organizada, olvidando que, si nosotros existimos es porque hay huecos que el Estado no ha podido subsanar, lo que ha obligado a la ciudadanía a organizarse y tomar cartas en el asunto.

La sociedad civil organizada está para sumar, organizaciones como el ONC, Causa en Común, Mexicanos Unidos Contra la Delincuencia, entre otras, cuentan con una especialización en temas de seguridad y justicia que ha resultado en una batería de propuestas, las cuales se encuentran disponibles para el funcionario o aspirante a funcionario público que guste adoptarlas, sin importar el color del partido. El problema radica, en que, ya sea por falta de voluntad política o reticencia hacia las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), las propuestas generadas por las OSC especializadas en el tema, se quedan en el papel y rara vez llegan a implementarse.

Es por eso que, #PorUnMéxicoSeguro, independientemente del análisis y seguimiento que hará de las propuestas de seguridad y justicia, fungirá como un termómetro de voluntad política, dado que estamos conscientes de que lo que les solicitamos a los candidatos no es fácil[1], requiere de una inversión de tiempo y esfuerzo considerable, en plena campaña electoral. No obstante, sólo así la sociedad civil se podrá percatar quiénes están dispuestos a dialogar, a cooperar, a construir.

En este sentido, este termómetro de voluntad política llamado #PorUnMéxicoSeguro ya ha dado sus primeras mediciones, pues la primera etapa del proyecto, que concluyó el pasado 25 de mayo y consistía en la aceptación de participación por parte de los candidatos, arrojó resultados agridulces: el 50% de los candidatos a la presidencia (incluyendo al que las encuestas señalan como el puntero) decidieron no participar en el proyecto, del otro lado, en la Ciudad de México ocho de los nueve candidatos se adhirieron al proyecto. Del total de candidatos (presidenciales y a gubernaturas) el 56% aceptó participar, pero, aunque se agradece en sobremanera la participación de ese porcentaje (que alcanza a ser más de la mitad), no podemos quedar sin preguntarnos ¿por qué al 44% de los candidatos no les interesa participar en un ejercicio ciudadano que busca aportar en la generación de soluciones para la mejora de las condiciones de seguridad del país?  

Del mismo modo, la siguiente etapa del proyecto también brindará resultados interesantes, dicha etapa consiste en que los candidatos cumplan con lo acordado y realicen el esfuerzo de plasmar sus propuestas en el formato diseñado por el ONC, con lo que los ciudadanos podremos saber qué candidatos le dan seguimiento a los proyectos a los que se comprometen, en otras palabras, conoceremos cuántos cumplen con su palabra.

Finalmente, si los aspirantes a gobernantes que se incluyeron en el proyecto completan dichas etapas, el ciudadano tendrá un producto que le permitirá saber la viabilidad de las propuestas de sus candidatos, ante esto, queda aclarar que tener propuestas poco factibles u adecuadas no es precisamente malo, lo que resultaría terrible sería no replantearlas en dado caso de tener áreas de oportunidad, o peor aún, implementarlas sin haberlas sometido a ningún tipo de valoración, situación en la que esperamos no se encuentren el 44% de candidatos que han decidido no participar en el proyecto.

 

Conozcan los avances del proyecto #PorUnMéxicoSeguro en: http://onc.org.mx/mexico-seguro/

 

Javier Alejandro Corzo Téllez

Investigador del Observatorio Nacional Ciudadano

@corzo_t @ObsNalCiudadano

 

[1] Para que el equipo del ONC pueda certificar las propuestas de los candidatos (etapa 3 del proyecto), estos primero tienen que llenar un cuestionario en el que expliquen detalladamente sus propuestas (etapa 2 del proyecto).

El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que vincula a las organizaciones civiles para potenciar su incidencia en las políticas y acciones de las autoridades.
 

COMENTARIOS