¿México en paz?

Se encuentra usted aquí

La desinformación, el eslabón débil de la rendición de cuentas

30/10/2017
00:00
-A +A

Desde hace un par de décadas atrás, el término rendición de cuentas ha adquirido una especial importancia en los discursos o programas políticos a través de esfuerzos conjugados para fortalecer el cumplimiento de las leyes y la transparencia de las acciones gubernamentales a través de mecanismos que le permitan obtener información a los ciudadanos, sin embargo; el concepto de rendición de cuentas es complejo y no está del todo entendido pues a menudo se piensa que se “rinden cuentas” cuando se transparenta información y se puede acceder a ésta.

Según Ackerman la rendición de cuentas se refiere a un “proceso dinámico que redefine las relaciones entre el Estado y la sociedad, reconfigurando la naturaleza misma de la democracia y la participación ciudadana” en este sentido la intervención ciudadana adquiere un papel más activo donde no sólo acceda a la información sino que participe en la creación de mecanismos ágiles y eficientes para ejercer la denuncia y promover la rendición de cuentas.

En cuanto a las formas en las que los ciudadanos pueden participar en este proceso de manera simple es ejerciendo su derecho a la denuncia ante una situación de victimización o casos de corrupción, no obstante gran cantidad de personas desconocen los procedimientos por los cuales pueden hacer valer este derecho.

Para ejemplificar este hecho podemos hablar del proceso que sigue la denuncia y sus principales obstáculos los cuales implican aspectos relacionados con el desempeño y la confianza hacia la autoridad y aspectos relacionados con el ciudadano y su responsabilidad el proceso de denuncia en el municipio de Delicias, Chihuahua.

El primer dato preocupante es que para el 2017 menos de la mitad de las personas que sufrieron algún tipo de delito no lo denunció, esto demuestra de manera indirecta el poco conocimiento que tiene el ciudadano de la importancia de su participación en los procesos de denuncia y el poder que tiene para incidir en la mejora de los mismos. Un dato interesante que es importante resaltar es la poca información que tiene la ciudadanía sobre el primer contacto de denuncia el cual refiere que el 94% de la población que inició el proceso de denuncia lo hizo ante una autoridad no facultada para interponer la denuncia. De las personas que interpusieron debidamente una denuncia ante el ministerio público solamente el 14% de éstos mencionaron que la denuncia tuvo como principal motivo la ejecución de la justicia y castigo para el delincuente mientras que el 65%  mencionó que solo deseaba recuperar el daño.

Otro aspecto interesante es que en el proceso de denuncia el 2% de las personas fue testigo de actos de corrupción al solicitarles dinero para seguir con el proceso de denuncia, otro 6% más fue incitado por las autoridades para que ya no siguiera con la denuncia y por último al 2% se le pidió que no denunciara. De estos hechos no hubo ninguna denuncia adicional por estos eventos de corrupción. Adicional a esto un gran porcentaje de los ciudadanos que iniciaron una carpeta de investigación ya no le dio seguimiento a la misma ni supo en la etapa en la que se encuentra su caso ya que consideran que es una pérdida de tiempo (EnPeSVi, 2017).

Esta información nos brinda un panorama simple sobre la posición en la que se encuentra el ciudadano común frente a situaciones en las que deberían tener mayor acción, mayor participación e interés, pues la ignorancia y la apatía fortalecen la impunidad y la corrupción. Estos son pequeños pasos que se pueden dar como ciudadanos, debemos darnos cuenta de que somos parte esencial en estos mecanismos, pero que hasta ahora no nos reconocemos como tal de manera consiente.

Es necesario iniciar con un proceso de concientización sobre el tema de nuestra participación en la rendición de cuentas, en la democracia y cómo podemos fortalecerla a partir de pequeñas acciones, al darnos cuenta que son precisamente éstas las que nos involucran activamente y permiten mejorar los procesos de procuración de justicia.

 

Departamento de investigación FICOSEC Delicias

@FICOSECdelicias @ObsNalCiudadano

 

Luis Carlos Ugalde. Rendición de cuentas y democracia. El caso de México (2002), http://www.uaq.mx/contraloriasocial/diplomado/biliografia-modulo3/Rendicion%20de%20cuentas%20y%20democracia.%20El%20caso%20de%20Mexico..pdf

 

Emmerich, Gustavo Ernesto, Transparencia, rendición de cuentas, responsabilidad gubernamental y participación ciudadana. Polis: Investigación y Análisis Sociopolítico y Psicosocial [en linea] 2004, 2 (segundo semestre) : [Fecha de consulta: 25 de octubre de 2017] Disponible en: ISSN 1870-2333 

Encuesta de Percepción de Seguridad y Victimización 2017 región centro sur de Chihuahua.

El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que vincula a las organizaciones civiles para potenciar su incidencia en las políticas y acciones de las autoridades.

Comentarios