¿México en paz?

Se encuentra usted aquí

Incidencia delictiva en las zonas metropolitanas

05/07/2018
15:16
-A +A

A finales de los años 50 los arquitectos mexicanos Mario Pani y José Luis Cuevas plantearon la construcción de suburbios que se encontraran relativamente alejados de la capital del país, fue así como en el municipio de Naucalpan de Juárez se construyó lo que se conoce como Ciudad Satélite. En un principio, con 4 millones 870 mil 876 habitantes en el Distrito Federal (INEGI, 1960), Ciudad Satélite parecía que podía cumplir su objetivo de brindar un lugar lo suficientemente separado de la capital del país como para que la clase media pudiera vivir alejada del trajín de la ciudad.

Hoy en día en la Ciudad de México habitan aproximadamente 8 millones 788 mil 141 personas (CONAPO, 2014), casi el doble de habitantes en comparación con 1960, y el fracaso de lo que se planeó como una “ciudad satélite”, es evidente, considerando que los límites entre los municipios periféricos (incluido Naucalpan de Juárez) y la Ciudad de México actualmente son prácticamente imperceptibles. Esto se debe a la misma dinámica de las ciudades, las cuales, gracias al crecimiento económico y poblacional se “expanden” llegando al punto de parecer no respetar los límites geográficos marcados por la federación.

El motivo de que ciertas ciudades se expandan es principalmente económico, pues, en un contexto donde el desarrollo económico es heterogéneo, aquellas ciudades que cuentan con mayor demanda de empleo (es decir, más puestos de trabajo disponibles) funcionan como atractores de población, ocasionando que se aumente la densidad poblacional no sólo en los territorios donde la demanda de empleo es alta, sino también, en los municipios que se encuentran en la periferia, llegando a casos como el de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), en donde como se ha mencionado, es difícil saber los límites entre la CDMX y los municipios del Estado de México que la componen.

Cabe mencionar que, a lo largo del país, más ciudades cuentan con la misma fuerza centrípeta que les permite atraer población de municipios cercanos y convertirse en una Zona Metropolitana[1]. Al respecto, CONAPO (2012) ha identificado 59 Zonas Metropolitanas a lo largo del país, dentro de estas, algunas trascienden los límites estatales (como la ZMVM que está compuesta por las 16 alcaldías de la CDMX, 59 municipios del Estado de México y uno de Hidalgo; la ZM de La Laguna que está comprendida por 2 municipios de Coahuila y 2 de Durango; la ZM de Tampico, que incluye municipios de Tamaulipas y Veracruz; entre otras), también existen Zonas Metropolitanas con un solo municipio, que tienen esta categoría al ser espacios transfronterizos que comparten procesos de conurbación con ciudades de Estados Unidos de América (ZM de Mexicali, ZM de Juárez, ZM de Matamoros, ZM de Nuevo Laredo, por mencionar algunas) y Zonas Metropolitanas que sólo abarcan una entidad federativa (ZM de Cuernavaca, ZM de Acapulco, ZM de Guadalajara, ZM de Tehuacán, etc.), de igual manera, hay Estados que dentro de su territorio cuentan con más de una Zona Metropolitana (Veracruz, Guanajuato, Estado de México, Hidalgo, entre otros).

Incidencia delictiva en las Zonas Metropolitanas

Las ciudades atractoras de población flotante (personas que, a pesar de no vivir en la demarcación, diariamente se trasladan a esta para realizar actividades rutinarias, principalmente laborales) tienen un reto en el tema de combate al crimen, puesto que, partiendo del supuesto de que algunos delitos pueden ser correlativos de la población (es decir, que ha mayor población existe mayor incidencia de estos delitos), la población flotante estaría aumentando el número de personas a las que resguardar (en horas y lugares muy específicos) por lo que la estrategia de combate al crimen, forzosamente tiene que tomar en cuenta este factor de riesgo. Por otro lado, en ZMs donde los límites estatales son imperceptibles como en el caso de la ZMVM, el reto es todavía mayor, puesto que, además de tener que considerar el factor de la población flotante, se debe de tener coordinación con autoridades del Estado aledaño.

En cuanto a las cifras de incidencia delictiva, según cifras del SESNSP (2018), de las 59 ZMs, las de mayor tasa por cada 100 mil habitantes de homicidio doloso en los primeros 5 meses de 2018 fueron la ZM de Tecomán en Colima, la ZM de Tijuana y la ZM de Acapulco, seguidas por tasas considerablemente más bajas por la ZM de Tepic en Nayarit y la ZM de Acayucan en Veracruz.

  1. Zona metropolitana de Tecomán                   61.38
  2. Zona metropolitana de Tijuana                      45.33
  3. Zona metropolitana de Acapulco                  42.98
  4. Zona metropolitana de Tepic                         22.83
  5. Zona metropolitana de Acayucan                  22.09

Del otro lado, las ZM con menor tasa de homicidio doloso para este periodo fueron la ZM de Tuxtla Gutiérrez (2.02), la ZM de Saltillo (1.60) y la ZM de Mérida (1.09).

En el delito de robo con violencia los primeros lugares de enero a mayo de este año fueron la ZM de Villahermosa en Tabasco, seguida por la de Celaya, la ZMVM, la de Cancún y la de Puebla-Tlaxcala. Asimismo, en los últimos lugares se encuentra la ZM de Saltillo (6.20), la ZM de Tepic (4.88) y la ZM de Mérida (1.09).

  1. Zona metropolitana de Villahermosa                       356.02
  2. Zona metropolitana de Celaya                       219.30
  3. Zona metropolitana del Valle de México      180.07
  4. Zona metropolitana de Cancún                     168.80
  5. Zona metropolitana de Puebla-Tlaxcala        154.69

En robo de vehículo, las zonas metropolitanas con mayor tasa fueron la de Tijuana, la de Mexicali, la de Tehuacán en Puebla, la de Tulancingo en Hidalgo y la de Querétaro, mientras que las de menor tasa fueron, la ZM de Piedras Negras en Coahuila (8.61), la ZM de Monclova-Frontera también en Coahuila (8.31) y en último lugar la ZM de Moroleón-Uriangato en Guanajuato (5.18)

  1. Zona metropolitana de Tijuana                      236.79
  2. Zona metropolitana de Mexicali                    158.55
  3. Zona metropolitana de Tehuacán                  144.34
  4. Zona metropolitana de Tulancingo                134.81
  5. Zona metropolitana de Querétaro                  133.82

En narcomenudeo la ZM de Juárez, la ZM de León, la ZM de Mexicali, la ZM de Zamora-Jacona en Michoacán ocupan los primeros lugares por tasa para este delito.

  1. Zona metropolitana de Juárez                        232.81
  2. Zona metropolitana de León                         178.40
  3. Zona metropolitana de Mexicali                    122.25
  4. Zona metropolitana de Zamora-Jacona         119.14
  5. Zona metropolitana de Piedras Negras         93.68

Finalmente, las Zonas Metropolitanas con mayor tasa de violación fueron la de Ciudad Juárez, la de Cuautla (Morelos), la ZM de Mexicali, la ZM de Tula y la de Pachuca en Hidalgo.

  1. Zona metropolitana de Juárez                        14.23
  2. Zona metropolitana de Cuautla                     13.01
  3. Zona metropolitana de Mexicali                    12.20
  4. Zona metropolitana de Tula                           11.43
  5. Zona metropolitana de Pachuca                    11.26

A manera de reflexión final se puede decir que, dado que los criminales no toman en cuenta los límites territoriales para delinquir, encontrarse dentro de una Zona Metropolitana representa un reto para las autoridades, que pone a prueba su capacidad de cooperación y coordinación con autoridades de otros municipios e incluso de otros Estados.

Fuentes

 

Javier Alejandro Corzo Tellez.

Investigador del Observatorio Nacional Ciudadano.

@corzo_t   @ObsNalCiudadano

 

[1] CONAPO (2012) define una Zona Metropolitana como “el conjunto de dos o más municipios donde

se localiza una ciudad de 50 mil o más habitantes, cuya área urbana, funciones y actividades rebasan el límite del municipio que originalmente la contenía, incorporando como parte de sí misma o de su área de influencia directa a municipios vecinos, predominantemente urbanos, con los que mantiene un alto grado de integración socioeconómica […] así como aquellos con ciudades de 250 mil o más habitantes que comparten procesos de conurbación con ciudades de Estados Unidos de América”.

El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que vincula a las organizaciones civiles para potenciar su incidencia en las políticas y acciones de las autoridades.
 

COMENTARIOS