aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cumplen perfil sólo 4 de 445 normales

De las 445 escuelas normales públicas y privadas sólo 1%, equivalente a cuatro, tiene el perfil de calidad que marca la Secretaría de Educación Pública (SEP), según un diagnóstico de la dependencia
Víctor, David, Gabriela, Rosy y Pablo, estudiantes normalistas, dan testimonio de las carencias en e

DENUNCIA. Víctor, David, Gabriela, Rosy y Pablo, estudiantes normalistas, dan testimonio de las carencias en el plantel. (Foto: YADÍN XOLALPA EL UNIVERSAL )

Miércoles 15 de mayo de 2013 Nurit Martínez | El Universal00:15
Comenta la Nota

nurit.martinez@eluniversal.com.mx

Las escuelas normales, en donde se forma a los maestros de la educación básica, están "en el abandono". Apenas 1% de los 445 planteles tiene el "perfil" deseado de calidad establecido por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Pese a este escenario, expertos, y las propias autoridades federales coinciden que hay que plantear con urgencia una revisión y modificar el modelo de las escuelas normales, pero no desaparecerlas.

El reporte de seguimiento para iniciar una reforma de las escuelas normales, realizado por la SEP, que asegura que sólo 1% de los planteles tienen un perfil de calidad deseable, también detalla que la baja formación de los estudiantes de 93 de las 445 normales públicas y privadas del país ha provocado que sus egresados no puedan obtener una plaza en el concurso de maestros en los últimos años.

Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de El Colegio de México (Colmex) advierten que es momento rediseñar el modelo más no desaparecerlo.

Proponen darle autonomía a escuelas normales que "tienen desempeños razonables" y les falta consolidar su tarea de formadoras de maestros.

La actual administración de la SEP ha señalado que las normales no deben desaparecer, pero si iniciar una transformación.

Manuel Gil Antón, investigador del Colmex, plantea articular las normales al plan de estudios de preescolar, primaria y secundaria, y regresar su administración a la Subsecretaría de Educación Básica, no cómo ahora se regula, en la subsecretaría de Educación Superior.

Roberto Rodríguez de la UNAM, considera que un tercio de las normales del país tienen desempeños razonables, y que precisamente a esas habría que darles autonomía.

Adicionalmente sugiere incrementar la supervisión a las normales privadas, "que tienen desempeños por debajo de las normales públicas"; atender de forma diferenciada a las 19 normales rurales, algunas de las cuales, ubicadas en las zonas más pobres del país, representan focos rojos "pues ahí se ubican los estudiantes que no logran pasar los exámenes como consecuencia de las condiciones sociales y la infraestructura precaria". Señala que se requiere diseñar un plan de "jubilación digno" para los maestros de esas escuelas e impulsar la capacitación de los maestros de docentes.

En la última década se han presentado conflictos con las autoridades en las normales rurales del Mexe, en Hidalgo; en Ayotzinapa, Guerrero, y las ubicadas en Michoacán, en particular la de Tiripetío, que provocaron que desde el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se pidiera el cierre de los planteles.

En 2008 la entonces presidenta sindical Elba Esther Gordillo llegó a pedir que se convirtieran en "escuelas para técnicos en turismo"; en agosto de 2010 sostuvo que estas normales han sido "semillero de guerrilleros" y meses después que no se les podía considerar escuelas patito sino monstruos.

La organización Mexicanos Primero calificó a muchas normales de "mediocres y unas que son un hervidero de política y de grilla".

Para Ángel Díaz Barriga, profesor emérito de la UNAM, "cuando el Estado aplica exámenes de medición de calidad y el sistema educativo reprueba, significa que el Estado no sabe formar a quienes dan clases".

El académico asegura que México necesita "urgentemente un sistema de formación de profesores que deje de ser nacional, que sea más autónomo y que se vincule con universidades públicas".

En 1887 se fundó la que es hoy la Benemérita Escuela Nacional de Maestros, la pionera de estas escuelas de maestros bajo un modelo semejante al francés. En los años 20 se fundó la Escuela Normal Rural y para 1935 se formalizó la educación socialista de corte marxista en esos planteles.

En 1959 se impulsó un programa de reestructuración de las normales que no se concluyó, además de que hubo reformas a la educación normal en 1969 y en 1972. Tres años después se impulsaron modificaciones para corregir lo realizado, pero ocasionó que en 1980 se propusieran nuevos cambios.

En agosto de 2012, con el inicio del ciclo escolar se puso en marcha una nueva reforma a las normales, luego de que un año antes directivos de las normales y la dirigencia del SNTE se opusieron a esa iniciativa.

En abril pasado la SEP realizó el Foro Nacional de Educación Normal, como parte de las reuniones de consulta para el Plan Nacional de Desarrollo, ahí el titular de la secretaría, Emilio Chuayffet aseguró que el actual gobierno tiene descartada la desaparición de las normales.

"No sólo vamos a mantener a las normales, que no desaparecerán, sino a transformarlas en la calidad de sus servicios. Se trata de construir un plan orgánico que permita detectar problemas, conflictos y carencias para que las normales sigan siendo motor del desarrollo educativo del país", dijo entonces el secretario.

Con anterioridad, ante diputados, Chuayffet dijo que las normales requieren un rediseño, pero consideró que "la formación del magisterio no se agota en las normales", requieren una actualización permanente como ocurre en otras profesiones.

Al iniciar el actual ciclo escolar en las normales están inscritos 130 mil 713 futuros maestros en 445 instituciones educativas del país (97 mil 838, en 265 normales públicas y 32 mil 875, en 184 escuelas particulares). Del total de estudiantes casi 40 mil estudian para profesores de primaria, poco más de 37 mil para maestros de secundaria y 31 mil en la de preescolar, reporta el sistema Nacional de Estadística de las Escuelas Normales.

La entidad con mayor número de normales es Guanajuato con 36, la mayor proporción de tipo privado; mientras que en Puebla existen 12 públicas por 19 privadas. De los 16 mil 323 docentes de las normales, uno de cada 10 tiene estudios inferiores a licenciatura y uno más cuenta con doctorado. Sólo 34% está contratado de tiempo completo, la mayoría trabaja por horas o medio tiempo.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD