aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Desaparece en Texcoco y aparece en El Salvador

La noticia de que Valeria Hernández de Jesús fue encontrada se esparció rápidamente en Texcoco, pues unidades de transporte público anunciaban en vidrios su aparición. La SRE confirmó que la menor de cuatro años encontrada en el país centroamericano será repatriada y entregada a su familia hoy
Familiares de Valeria agradecieron el apoyo para encontrarla

FELICES. Familiares de Valeria agradecieron el apoyo para encontrarla. (Foto: JUAN MANUEL BARRERA EL UNIVERSAL )

Domingo 14 de abril de 2013 Juan Manuel Barrera y José Guaderrama | El Universal04:05

metropoli@eluniversal.com.mx

TEXCOCO, Méx.— Valeria desapareció el 1 de abril en este municipio y fue encontrada 12 días después en El Salvador. Su caso fue el primero en el Estado de México por el que la Procuraduría de Justicia de la entidad emitió la Alerta Amber, el 3 de abril, con lo que la imagen de la niña de cuatro años de edad se difundió en todo el país.

“Gracias a Dios y a tus oraciones Valeria ya apareció sana y salva”, dice el letrero que familiares de la niña colocaron sobre la manta que reportaba su desaparición, instalada en Plaza Bicentenario de Texcoco.

En esa plaza comercial, Ana Cecilia de Jesús, madre de Valeria, tiene un local, donde la niña fue vista por última vez, cuando jugaba con su prima y según versiones de testigos un hombre, que presuntamente les ofreció conejos, se la llevó.

La noticia de que Valeria Hernández de Jesús fue encontrada corrió como reguero de pólvora en Texcoco. Las unidades del transporte público tenían leyendas en los vidrios que informaban de ello a la ciudadanía.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) confirmó que la niña encontrada en el país centroamericano es Valeria y que hoy domingo será repatriada y entregada a su familia.

Agregó que el pasado 12 de abril, a través de la Dirección General de Protección a Mexicanos en el Exterior, recibió información indicando que la menor mexicana Valeria Hernández de Jesús fue hallada en el Departamento de Sonsonate, a unos 55 kilómetros de San Salvador.

La Cancillería dio instrucciones a la Embajada de México, que procedió a realizar gestiones para localizar a la menor, con auxilio de la Policía Nacional Civil (PNC).

La dependencia dijo que se vio a la niña deambular por Sonsonate, pero de acuerdo con reportes de la prensa de El Salvador, el viernes un hombre “encargó” a la niña en un negocio, con el argumento de que la pequeña estaba cansada y posteriormente regresaría por ella, lo que no ocurrió.

La SRE informó que al ser ubicada por autoridades salvadoreñas, la menor fue llevada por la PNC a la oficina de migración del puerto de Acajutla para, posteriormente, ser entregada al Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia (CONNA), institución encargada de brindar protección a los menores de edad en este país.

“El cónsul Leonardo Ayala ha concluido las gestiones ante las autoridades salvadoreñas, de acuerdo con los procedimientos legales pertinentes, que permitieron obtener la recuperación de la menor Valeria Hernández de Jesús, de cuatro años de edad, quien se encuentra en perfecto estado de salud y bajo resguardo de esta Representación Diplomática”, informó la SRE.

Ana Cecilia de Jesús, madre de Valeria, platicó la tarde del viernes con su hija por videoconferencia, conversación facilitada por autoridades de Texcoco y de El Salvador. La mujer confirmó con las imágenes y el diálogo que era su hija, por lo que el gobierno municipal de Texcoco informó esa noche que la niña fue encontrada en el país centroamericano.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de México informó que viajaron a El Salvador la directora de Atención a Víctimas del Delito, Rosa María Zaldívar, y la fiscal de Texcoco, Elizabeth Almanza, para verificar la identidad de la menor e iniciar los trámites de repatriación.

Familiares de la niña agradecieron, con una misa y cancelaron una marcha el lunes para exigir a las autoridades que investigaran al respecto.

Fuentes cercanas a la familia aseguraron que la Procuraduría de Justicia de la entidad les pidió no hacer declaraciones a los medios de comunicación, mientras que el exterior del domicilio de la niña era vigilado por policías ministeriales.

Autoridades de El Salvador investigan cómo ingresó a su país la niña mexicana, que antes tuvo que recorrer parte de México y Guatemala.



PUBLICIDAD