aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Somos hermanos, dice Papa a antecesor

En un encuentro sin precedentes, Benedicto XVI confirmó a su sucesor obediencia y Francisco le dio trato de igual al papa emérito en Castel Gandolfo, al decirle que rezarían juntos porque “somos hermanos”

El Papa Francisco llegó a la residencia de Castel Gandolfo a bordo de un helicóptero, para reunirse por primera vez desde que es pontífice con Benedicto XVI EFE

Desde el helipuerto, construido al final de los jardines de Castel Gandolfo se trasladaron al palacio pontificio EFE

Posteriormente, el Santo Padre y el Papa emérito rezaron juntos en una capilla y mantuvieron una conversación privada de 45 minutos antes de empezar a almorzar junto con sus secretarios personales EFE

Más tarde mantuvieron un encuentro privado en la biblioteca y después almorzaron Reuters

Aunque no se espera que el Vaticano aporte ninguna información sobre lo que hablaron, es probable que la conversación incluyera los problemas de la administración vaticana AP

En esta imagen distribuida por “L’Osservatore Romano”, el papa Francisco y su antecesor, Benedicto X

A LA PAR. En esta imagen distribuida por “L’Osservatore Romano”, el papa Francisco y su antecesor, Benedicto XVI, rezando juntos, en Castel Gandolfo. (Foto: XINHUA )

Domingo 24 de marzo de 2013 Jorge Gutiérrez / Corresponsal | El Universal04:20

CIUDAD DEL VATICANO.— En un encuentro histórico y sin precedentes en 600 años, el papa emérito Benedicto XVI y su sucesor, papa Francisco, sostuvieron ayer un coloquio privado en la en la biblioteca residencia pontificia de Castel Gandolfo, durado 45 minutos, y juntos también rezaron en la capilla del mismo palacio apostólico.

El Papa argentino fue recibido por su antecesor en el helipuerto del palacio veraniego de los Papas. “El abrazo en el helipuerto entre el Papa y el Papa emérito fue muy bello”, comentó el portavoz de la Santa Sede, padre Federico Lombardi.

Ambos vestían una sotana blanca, pero Francisco llevaba una capa corta y la faja —ambos símbolos de su autoridad— y el Papa emérito ninguna de esas dos prendas, explicó el portavoz vaticano, agregando que durante el encuentro Benedicto XVI confirmó a su sucesor “su reverencia y obediencia”, mientras que Francisco expresó a su antecesor su “agradecimiento y el de toda la Iglesia por el ministerio desarrollado durante su pontificado”.

Lombardi detalló que cuando fueron a rezar a la capilla, Benedicto XVI le ofreció a Francisco el lugar de honor, un reclinatorio antes del altar que el Papa rechazó diciendo: “Somos hermanos, rezaremos juntos”.

El diario católico L’Osservatore Romano, que publicó un largo artículo sobre la histórica visita de Francisco a Benedicto XVI —la última vez que un Papa había renunciado fue en 1415, con Gregorio XII—, consideró que “estas dos palabras describen la atmósfera de este gran encuentro de los Papas”.

En el curso de su coloquio en la biblioteca, Francisco regaló a su predecesor una imagen de una virgen, la cual eligió, precisó el portavoz, “porque es la Virgen de la Humildad”.

“Pensé en usted”, dijo Francisco a Benedicto XVI. “Usted nos dio muchas señales de humildad y gentileza durante su pontificado”, explicó Lombardi al narrar ese momento.

Un encuentro privado

Muchos y muy delicados debieron ser los temas abordados por los Papas en su reservadísimo coloquio. Se estima que pudieron hablar, por ejemplo, de la reforma de la Curia romana y el gobierno de la Iglesia, exigidos durante las congregaciones por muchos de los miembros del Colegio Cardenalicio.

Resulta interesante el hecho de que entre los prelados que acompañaron al Papa argentino en su visita a Castel Gandolfo no estuvo el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, pero sí el sustituto de la misma Secretaría, el arzobispo Angelo Becciu, el regente de la Prefectura de la Casa Pontificia, monseñor Leonardo Sapienza, y monseñor Alfred Xuereb.

No extrañó la ausencia de Bertone, visto que es no sólo una de las personalidades más criticadas del anterior pontificado, sino a quien directa o indirectamente se atribuyen las intrigas, escándalos y tráfico de influencias en el Vaticano, así como las dudosas actividades financieras del IOR, el banco vaticano, sobre el cual recae la acusación de lavar dinero.

Gran parte de lo anterior, de manera detallada, está en un informe elaborado por tres cardenales que sólo éstos y los dos Papas conocen y que seguramente ocupó buena parte del coloquio de ayer entre los Papas. Uno de los nombres que aparecen en los documentos reservados de Vaticano publicados por un periodista italiano es justo el de Bertone.

Sobre la importancia del Papa emérito, el teólogo disidente suizo Hans Kung dijo a una revista que “Benedicto XVI podría convertirse en un Papa en la sombra que ha renunciado pero aún puede ejercer una influencia indirecta”. Algunos expertos temen que si Francisco intentara deshacer algunas de las políticas de su antecesor mientras éste siga vivo, el Papa emérito pueda convertirse en un pararrayos para los conservadores y polarizar a la Iglesia.

Hoy, Francisco iniciará las festividades de su primera Semana Santa como Papa con la misa de Domingo de Ramos, que será precedida por la bendición de los olivos y ramos y por una procesión en la plaza de San Pietro. Al medio día, desde el balcón de sus apartamentos, el Papa pronunciará el Ángelus. (Con información de Reuters)



PUBLICIDAD