aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Dragon Mart, proyecto de Estado: analistas

Expertos aseguran que la polémica obra comercial a instalarse en Quintana Roo es un plan del gobierno chino. Ayer activistas clausuraron simbólicamente el predio
Al menos una centena de personas protestaron ayer en el terreno que albergará a Dragon Mart, en Canc

CLAUSURA. Al menos una centena de personas protestaron ayer en el terreno que albergará a Dragon Mart, en Cancún. (Foto: ADRIANA VARILLAS EL UNIVERSAL )

Lunes 11 de febrero de 2013 Adriana Varillas / Corresponsal | El Universal04:10

estados@eluniversal.com.mx

CANCÚN.- Las facultades de la sociedad Real Estate Dragon Mart Cancún, una de las razones sociales que promueve la construcción y operación de lo que pretende ser el centro de exhibición y venta de productos extranjeros más grande del mundo entre Cancún y Puerto Morelos, son extraordinariamente amplias y la composición de su consejo de administración refuerza la certeza de que el Dragon Mart Cancún es un “proyecto de Estado”, promovido por el gobierno de China.

Así lo expone en entrevista con EL UNIVERSAL, Luis Foncerrada, maestro en Economía por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), quien dirige el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) y accede a explicar los alcances de la sociedad mercantil de Real Estate Dragon Mart Cancun, una de las tres empresas o razones sociales que promueven el polémico proyecto.

“El objeto social de la sociedad de Real Estate Dragon Mart Cancún va más allá de lo que es una inmobiliaria; es extraordinariamente amplio; nunca había visto algo así”, afirma el especialista.

“Parecieran ser los típicos objetivos de una inmobiliaria, pero van más allá y se convierten en una comercializadora con capacidades de abrir empresas en el extranjero”, expresó el también investigador y académico al conocer los propósitos y actividades que puede realizar dicha sociedad, descritas en su acta constitutiva.

A través de una investigación hecha por EL UNIVERSAL en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio (RPPC), con sede en Cancún, se tuvo acceso a dicho documento, registrado el 24 de enero del 2012.

En él se indica que Real Estate Dragon Mart Cancún puede realizar la compraventa de bienes muebles e inmuebles, darlos o tomarlos en arrendamiento o subarrendamiento; administrarlos, fraccionarlos o negociar con ellos.

Asimismo, puede ejecutar toda clase de construcciones, edificaciones, estructuras, excavaciones, demoliciones, así como la realización y ejecución de cualquier tipo de trabajos relacionados con la construcción, como proyectos y obras, tanto públicas como privadas, por cuenta propia o de terceros.

Un socio “menor”

En el acta constitutiva, se establece que Real Estate Dragon Mart Cancún es una sociedad mercantil y anónima, con modalidad de capital variable, creada el 3 de enero del 2012 en el municipio de Monterrey, Nuevo León, con duración de 99 años.

Como socios figuran dos razones sociales más: Dragon Mart Cancún Investment Limited y Management Dragon Mart Cancún.

Los datos de ambas sociedades no pudieron ser consultados porque no existen, las sociedades no han sido inscritas aún en el Registro Público de la Propiedad de Cancún o se inscribieron en otra ciudad de la República.

Real Estate Dragon Mart Cancún cuenta con un consejo de administración que es el que toma determinaciones.

Nada fuera de lo normal, con excepción de un detalle: el presidente de ese consejo no es ninguno de los socios que posee la mayoría de las acciones. Tampoco es mexicano.

Se trata de Hao Feng, presidente de Chinamex Middle East Investment and Trade Promotion Center, quien posee sólo 10% de las acciones de Real Estate Dragon Mart Cancún, según el director del proyecto, Juan Carlos López.

Hao Feng es también quien firmó, en marzo del 2011, junto con el entonces gobernador de Quintana Roo y actual senador, Félix González Canto, un convenio de impulso a la inversión, en donde les concede toda clase de facilidades fiscales, descuentos, excenciones y apoyo para obtención de trámites.

Chinamex se dedica a promover productos chinos alrededor del mundo. López Rodríguez ha identificado a la empresa como “socio estratégico”, aclarando que sólo cuenta con 10% de las acciones, y que el 90% está en manos de mexicanos.

Un 45% de las acciones corresponde al empresario Carlos Castillo Medrano, originario de Yucatán, quien aportó el terreno de 571 hectáreas, conocido como “El Tucán”, en donde se quiere desarrollar la obra.

El otro 45% está en poder de los integrantes del Grupo Monterrey: José Luis Salas Cacho, Luis Felipe Salas Benavides, Miguel Alberto Pedraza Villarreal y Juan Carlos López Rodríguez.

“El poder general para actos de dominio deberá ser ejercido de forma mancomunada por Juan Carlos López Rodríguez y Hao Feng”, se lee en el acta constitutiva.

“Proyecto chino, no privado”

Para Foncerrada, la conformación del consejo de administración, el convenio firmado con el gobierno del estado y los alcances del objeto social de Real Estate Dragon Mart Cancún dejan en claro que se trata de un proyecto con facultades que rebasan lo habitual, y confirman que es un proyecto de Estado.

“La gente, las autoridades deben tener claro que nos enfrentamos, no a una empresa, no a un proyecto privad, si no a una política de Estado de exportaciones y creación de riqueza a través de prácticas desleales. Es un proyecto de Estado, impulsado por el gobierno de China. En esas condiciones, las empresas nacionales no pueden competir con un país”, subrayó.



PUBLICIDAD