aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Violencia e inseguridad dañan a empresas: Coparmex

Las autoridades deben asegurar que en México se desarrolle un clima de negocios sano, para que la economía crezca y genere la riqueza que se necesita con el fin de avanzar lo más rápidamente posible, dijo Juan Pablo Catañón
Ciudad de México | Lunes 07 de enero de 2013 Eduardo Camacho | El Universal10:54
Comenta la Nota

eduardo.camacho@eluniversal.com.mx

La violencia y el crimen no son propicios para desarrollar empresas y proyectos productivos así como un ambiente económico sano y saludable, especialmente si las empresas son víctimas del delito, dijo Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En su mensaje semanal, exigió a las autoridades, acciones inmediatas para que mejoremos las condiciones de seguridad para las familias y las empresas; además de participar como sociedad civil, y reducir el grado de inseguridad que provoca que el 60% de las empresas y negocios en México, considere que la delincuencia es el principal problema que detiene el crecimiento de México, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

"Las autoridades deben asegurar que en México se desarrolle un clima de negocios sano, para que la economía crezca y genere la riqueza que se necesita con el fin de avanzar lo más rápidamente posible en el combate a la pobreza y desigualdad", consideró.

De acuerdo con el empresario, la mejor manera de acabar con la pobreza, es generando riqueza con responsabilidad social.

Agregó que la política social de un país siempre debe ser una medida correctiva, solidaria y subsidiaria, nunca sustitutiva, del proceso económico fundamental con la adecuada administración de los recursos.

Subrayó que los graves problemas de seguridad que padece México son una realidad histórica, más notorios durante los últimos años, atribuibles a muchas variables y no sólo a la estrategia de un gobierno o de una administración.

Por ello, una nueva estrategia federal para la seguridad, no puede ser una
solución definitiva, pues la pobreza, desigualdad social, educación de baja calidad, debilidad institucional y un sistema de justicia fallido, son algunas otras variables que hacen que muchas de nuestras regiones sean un territorio fértil para la criminalidad y la violencia.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD