aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




EPN va en 2013 por reformas energética y hacendaria

El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que es momento de construir acuerdos con todas las fuerzas políticas para concretar las reformas estructurales prioritarias, entre ellas la hacendaria, de seguridad social y la energética
El presidente Enrique Peña Nieto, en la toma de protesta de representantes de trabajadores y patrone

PROTOCOLO. El presidente Enrique Peña Nieto, en la toma de protesta de representantes de trabajadores y patrones en las Juntas Especiales 2013-2018, en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. (Foto: ADRIÁN HERNÁNDEZ / EL UNIVERSAL )

Jueves 03 de enero de 2013 Francisco Reséndiz | El Universal04:00

francisco.resendiz@eluniversal.com.mx

El presidente Enrique Peña Nieto dijo que en 2013 se debe dar paso a la construcción de nuevos acuerdos a fin de concretar las reformas estructurales —entre ellas la hacendaria, la de seguridad social y la energética— que amplíen los beneficios y derechos para los mexicanos.

Subrayó que la reforma laboral, aprobada el año pasado por el Congreso de la Unión, representa un avance importante “de los varios que tenemos que lograr” para llevar a México a una nueva etapa de crecimiento económico, sostenido y mayor al obtenido en los últimos años.

“Con ello quiero reiterar la voluntad política para que este año podamos dar paso a la construcción de acuerdos, apegados al Pacto por México, que hemos signado con distintas fuerzas políticas, al que se han adherido distintas representaciones de la sociedad de nuestro país”, afirmó.

Al reanudar sus actividades públicas tras las fiestas de fin de año, el presidente Peña destacó que organizaciones de trabajadores y de la sociedad civil han dado su apoyo al Pacto por México, manifestando con ello su respaldo y solidaridad al compromiso asumido por los partidos para encarar los retos del país.

“Y que significa dar lugar a reformas de carácter estructural que permitan ampliar los beneficios, los derechos para todos los mexicanos”, agregó el mandatario tras realizar, en la Secretaría del Trabajo, la toma de protesta de representantes de trabajadores y patrones en las Juntas Especiales 2013-2018.

Detalló que entre esas reformas están la hacendaria, “para impulsar el crecimiento económico”; la de seguridad social, “para asegurarnos que todos los mexicanos, sin importar si están en la formalidad o en la informalidad, tengan el beneficio de la seguridad social”, y la energética, “que permita potenciar nuestra capacidad productiva y generadora de energía”.

En su discurso, el Ejecutivo federal se dijo convencido de que 2013 representa un año que permitirá la concreción de mayores acuerdos que den paso a la transformación económica del país. “Necesitamos destrabar los cuellos de botella y liberar la energía creadora de los sectores productivos del país”, explicó.

Enfatizó que éste será un año de cambios estructurales para que el país pueda acelerar su paso y combatir con mayor eficacia los rezagos acumulados de pobreza, desigualdad, falta de empleo formal y sobre una adecuada protección a través de la seguridad social.

“Éste es un momento para construir acuerdos, sumar esfuerzos y ampliar coincidencias, para aprovechar las capacidades de todos los sectores productivos del país”, dijo.

Fortalecer mercado interno

El Presidente de la República reconoció el acuerdo alcanzado en el Congreso de Estados Unidos en torno al déficit fiscal de ese país. Dijo que ello atemperará las amenazas que se habían generado sobre las economías de todos los países del mundo y de México, por estar íntimamente ligada a la estadounidense.

“Esto nos deja ver que México tiene que optar por un mayor fortalecimiento de su mercado interno. De estar menos expuesto a las amenazas de las economías de otros países, o que se den en el orbe”. Asentó que las eventuales amenazas a la economía nacional no son por factores internos sino por externos.

Dijo que será un “incansable promotor” de más trabajo formal que represente para las familias mexicanas un mayor ingreso a partir de trabajos mejor remunerados como consecuencia de un entorno de mayor competitividad y productividad.

Peña se dijo consciente de que la generación de empleos no depende de la decisión unilateral del Ejecutivo, sino de la capacidad de trabajadores y patrones “que al ponerse de acuerdo” y volverse más productivos puedan generar más trabajos.

Indicó que al Presidente le corresponde propiciar un entorno favorable para que se alcancen acuerdos entre trabajadores y patrones.

En este evento, el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, dijo que es urgente revertir las desigualdades. Explicó que el país en materia de empleo no está bien, pues seis de cada 10 mexicanos se encuentran en la informalidad “y eso es absolutamente inadmisible”.



PUBLICIDAD