aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Los “delatores” estrella de la PGR


Ex capos como Édgar Valdéz Villarreal, La Barbie fueron aprehendidos por informes que aportaron test

APOYO. Ex capos como Édgar Valdéz Villarreal, La Barbie fueron aprehendidos gracias a informes que aportaron testigos protegidos. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Domingo 23 de diciembre de 2012 Silvia Otero | El Universal00:20

silvia.otero@eluniversal.com.mx

La Procuraduría General de la República (PGR) tiene testigos "estrellas", que lo mismo acusan a integrantes del crimen organizado de los grupos criminales a los que pertenecieron o de células rivales, que atestiguan contra policías, militares o políticos, Zajed , Mateo, Jennifer o El Pitufo, se han convertido en piezas claves de las investigaciones de los últimos años contra el narcotráfico.

Sérpico, Emilio, Ángeles, Escorpión, Sagitario y Óscar pertenecen a esta lista de colaboradores de la Subprocuraduría Especializada en Investigación contra la Delincuencia Organizada (SEIDO), cuya memoria les ha permitido declarar en los últimos años en diferentes averiguaciones previas, y sus imputaciones han sido consideradas como evidencias para consignar a inculpados.

La PGR revisa su programa de testigos protegidos, para determinar si la utilización de esta figura jurídica ha sido útil en la integración de expedientes penales, o ha distorsionado las investigaciones, ya que su titular, Jesús Murillo Karam, sostuvo esta semana que las declaraciones de estos ex integrantes de la delincuencia deben ir acompañadas de evidencias en la averiguación previa y no ser el único elemento de consignación.

De hecho, los abogados de varios acusados han descalificado las declaraciones de los testigos protegidos, ya que aseguran que sólo relatan hechos "de oídas", que no les constan, pero que son tomados por la PGR como prueba plena.

Es el caso de la defensa del ex secretario de la Defensa Nacional, Tomás Ángeles Dauahare y cinco militares más que son sus coacusados.

El ex narcotraficante Sergio Villarreal con clave de testigo protegido Mateo, y Roberto López Nájera identificado como Jennifer, quienes pertenecieron al cártel de los Beltrán Leyva, son los principales acusadores de los militares que desde 2009 hasta mayo de 2012 recordaron hasta en cinco declaraciones distintas diversos episodios, diálogos, nombres y pagos, usadas como evidencia de los presuntos nexos de los acusados con la organización en la indagatoria PGR/SIEDO/UEIDCS/112/2010.

Se trata de los mismos colaboradores que han sido utilizados por el Ministerio Público de la Federación para procesar a ex capos como Édgar Valdéz Villarreal, La Barbie y Gerardo Álvarez Vázquez, El Indio, por cargos como delitos contra la salud y homicidio.

Jennifer también contribuyó en la llamada Operación Limpieza, para la caída de mandos de la Policía Federal y de la PGR. Mientras Mateo hizo imputaciones contra el ex secretario de Seguridad Pública de Morelos, Luis Ángel Cabeza de Vaca, y contra Roberto Sánchez, el ex jefe regional de la AFI.

Otros testigos protagonistas de diversos expedientes son El Pitufo (José Salvador Puga Quintanilla) y Óscar (ex policía ministerial de Tamaulipas), ex integrantes de Los Zetas, que en el expediente PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009 han declarado junto con Ángeles (el empresario Antonio Peña Arguelles), contra los ex gobernadores de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández por sus presuntos nexos con el narco.

De hecho, El Pitufo es un caso especial. A pesar de pertenecer al cártel del Golfo-Zetas, declaró contra el ex alcalde de Cancún, Greg Sánchez, por sus presuntos nexos con los Beltrán Leyva; contra el ex mando de la Policía Federal, Javier Herrera Valles (quien obtuvo su libertad este año); también tuvo una participación en el expediente contra Florence Cassez y fue uno de los testigos del llamado michoacanazo, contra 34 servidores públicos de Michoacán, presuntamente ligados con el narcotráfico, que también están libres.

Otro testigo es María Fernanda (Richard Arroyo Guízar), quien colabora desde 2009 con la PGR y la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), su papel como jefe de plaza del Cártel de Sinaloa, le permitió declarar contra alrededor de 50 personas de la organización, entre ellos mandos policiacos locales y federales, como el ex comisionado de la Policía Federal, Víctor Garay Cadena. Incluso entregó información de grupos antagónicos, incluyendo datos contra los líderes del cártel de los Beltrán Leyva.

Zajed es el colaborador de la PGR que también fue utilizado para actuar contra Greg Sánchez, sus declaraciones fueron pruebas de cargo en el fallido michoacanazo y también en procesos contra el narcotraficante El Indio, quien lo mismo sabía de las operaciones de los cártel del Golfo, que de los Beltrán Leyva o del de Sinaloa.

Emilio también fue utilizado en el caso contra los servidores públicos de Michoacán, y fue clave en la llamada Operación Limpieza, en concreto contra el ex titular de la SEIDO, Noé Ramírez Mandujano.
A partir de 2011 se han incorporado otros testigos ex zetas: como Carlos Alberto Oliva Castillo (ex jefe regional conocido antes como La Rana) con clave Sérpico; Pedro Toga Lara (Escorpión) y Gerardo Hernández Sánchez (Sagitario), quienes ahora colaboran en al menos cuatro expedientes penales en averiguaciones previas contra mandos policiacos en el norte del país, por presuntas operaciones de narcotráfico en Coahuila, Sonora y Nuevo León.



PUBLICIDAD