aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cientos de turistas llegan a Chichén Itzá por 'fin de era'

Visitantes de todo el mundo, prensa nacional y extranjera, narrando los pormenores de esta fecha, observan las celebraciones a la cultura maya, más no el fin del mundo
La legendaria zona maya de Chichén Itzá empezó a recibir a decenas de visitantes desde el nublado am

ERA MAYA La legendaria zona maya de Chichén Itzá empezó a recibir a decenas de visitantes desde el nublado amanecer. (Foto: Yazmín Rodríguez )

Muestra el video

Miles de turistas esperan el fin de una era en Chichen Itza.
Los visitantes buscan presenciar el término del calendario maya, este 21 de diciembre

Chichen Itzá, Yucatán | Viernes 21 de diciembre de 2012 Yazmín Rodríguez Galaz/Corresponsal | El Universal06:54
Comenta la Nota

En punto de las seis de la mañana de este histórico 21 de Diciembre y ante los augurios catastróficos del supuesto fin del mundo, un cielo nublado, pero aún así, imponente la pirámide de Kukulkán que lentamente comenzó a recibir gente, a creyentes y no creyentes de las profecias mayas.

Visitantes de todo el mundo, prensa nacional y extranjera, narrando los pormenores de esta fecha en el alba, aclarando el día, sin sol aún, y en las afueras, en el pueblo más cercano a esta zona maya, Pisté, decenas de indígenas mayas vestidos de blanco con velas en las manos celebrando a la cultura maya, más no el fin del mundo, porque dicen que mienten quienes calumniaron a este inteligente civilización.

"Nunca dijeron que se acabaría el mundo y hoy, ante los ojos de todos se reivindicarán, fueron una cultura sabia, no fantasiosa", expresaron varios de esos grupos autóctonos.

La incógnita si saldrá el dios sol conforme avance este día y por la tarde previsto el solsticio de invierno.

Desde las seis de la mañana pudieron pasar las primeras personas, quienes a unos metros de la pirámide principal de Chichén Itzá oraban, otros más coin manos entrelazadas y muchos de ellos luciendo cuando menos una prenda blanca.

Soplaba un fuerte viento, los frondosos árboles de esta zona maya se mecían casi ritmicamente, y desde afuera hasta los mismos asientos mayas grupos que entraron a punta de tambor y cantos, implorando a los dioses, al sol y la luna, pero sobre todo a ellos, a los mayas.


En tanto el INAH y el Patronato Cultur dispusieron vigilancia extrema, previendo el cuidado de los monumentos arqueológicos. Olor a incienso, con la claridad del día, las ideas, ellos no dijeron que se acabaría el mundo.

De acuerdo a las versiones no sustentadas, a las 11 horas de este viernes decían que se acabaría el mundo, pero los astrónomos e investigadores insistían: "sólo termina una cuenta larga de 5 mil 120 años y empieza un nuevo ciclo, ciclo de prosperidad y de cambios".

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD