aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Obtiene consenso reforma educativa

La propuesta de reforma educativa que envió ayer el presidente Enrique Peña Nieto a la Cámara de Diputados logró el consenso previo de las tres principales fuerzas políticas
El presidente Enrique Peña Nieto, los líderes de partidos políticos, el titular de la SEP y legislad

PRIMER PASO. El presidente Enrique Peña Nieto, los líderes de partidos políticos, el titular de la SEP y legisladores, tras el anuncio de la reforma educativa. (Foto: LUCÍA GODÍNEZ EL UNIVERSAL )

Martes 11 de diciembre de 2012 Nurit Martínez y Francisco Reséndiz | El Universal04:00

politica.martinez@eluniversal.com.mx

Como primer acuerdo del Pacto por México, firmado por diversas fuerzas políticas del país, el presidente Enrique Peña Nieto firmó y turnó a la Cámara de Diputados una reforma al artículo tercero de la Constitución que propone una reforma educativa.

Tanto el presidente Peña Nieto como el secretario de Educación y los presidentes nacionales del PRI, PAN y PRD coincidieron en que esta reforma reafirma que la rectoría sobre la política educativa nacional le corresponde al Estado mexicano.

Ante la “crisis educativa, extensa y profunda” que vive México y con el respaldo de las fuerzas políticas del país que firmaron el Pacto por México, el presidente Enrique Peña Nieto planteó el inicio de la reforma a la educación básica y el bachillerato para recuperar la rectoría del Estado a través de la modificación a la Constitución.

Se pretende contar con reglas claras en la evaluación obligatoria para los maestros, que privilegie el mérito, garantice los derechos laborales del magisterio y produzca información confiable a través de órganos autónomos.

El Presidente aseguró que “urge reformar el marco jurídico para una educación de mayor calidad y equidad. Esta reforma constitucional reafirma la rectoría del Estado mexicano sobre la política educativa nacional”.

El secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, dijo que es necesario realizar estos cambios a la ley ante la “crisis educativa, extensa y profunda” que vive México.

A la ceremonia que se realizó en el vestíbulo del Museo Museo Nacional de Antropología asistieron el presidente del Senado de la República, los coordinadores parlamentarios en la Cámara de Diputados, los presidentes de los partidos políticos, los integrantes del gabinete legal e invitados especiales. La presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales, estuvo ausente en el acto y sólo envió como representante al secretario general, Juan Díaz de la Torre.

En la presentación de la iniciativa, el secretario de Educación Pública, Chuayffet Chemor, describió que la SEP “es un archipiélago”, por lo que, sostuvo, hay que revisarla.

La reforma prevé cinco medidas centrales, entre ellas crear un Sistema Profesional de los Docentes y dotar de autonomía al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), aprobado por el Senado de la República.

Incluye crear una norma con la que funcione el Sistema de Operación y Gestión Educativas, a través del cual el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) entregue en el año 2013 un registro nominal de planteles, profesores y estudiantes, además de autonomía a las escuelas para emprender mejoras a la infraestructura.

En materia de equidad se considera ampliar el programa de escuelas de tiempo completo a 40 mil planteles. Al concluir el año 2012 el programa cuenta con 13 mil escuelas en ese modelo, que extiende a seis u ocho horas las clases de los niños.

Dentro de esas acciones se prevé prohibir desde la Constitución la venta de la llamada comida chatarra y la que no cumpla con normas oficiales de salud; incluso, considera que sean microempresas locales las que ofrezcan alimentación a los estudiantes.

Al concluir la ceremonia, el secretario Chuayffet dijo que la reforma “no es una iniciativa con dedicatoria” a Gordillo, sino que busca recuperar la rectoría de la gestión ante “una cruda, permanente pérdida del Estado” en la definición de las acciones.

El funcionario dijo que no se ha reunido con Gordillo, pero que está en posibilidades de sostener un encuentro con el magisterio para “acompasar” la reforma.

Antes, al fijar su postura el líder del perredismo nacional, Jesús Zambrano, afirmó que con dicha reforma constitucional se recupera la rectoría del Estado sobre la educación; “recuperarlo de una camarilla que, durante décadas, fácticamente se fue apoderando, adueñando del sistema educativo nacional.

“En el PRD estamos convencidos de que la reforma estructural más importante que requiere nuestro país es la de la educación. En realidad, diríamos, se trata de la necesidad de una verdadera revolución educativa”.

La presidenta interina del PRI, Cristina Díaz, sostuvo que se trata de la reforma más importante, por lo que indicó que no hay elemento que valga para posponer una tarea “fundamental e imprescindible” para lograr un Estado de civilidad, de paz, de armonía, de justicia, de oportunidades y “de libertad que merecen nuestros hijos para el futuro”.

El dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, reconoció que existe escepticismo, que hay desconfianza, pero eso se debe erradicar con acciones y resultados rápidos y contundentes. Indicó que en la reforma se da un paso firme, puesto que recoge seis de los 95 acuerdos del Pacto por México.

“Hoy se consolida y se retoman los logros de los esfuerzos anteriores, sobre todo elevan a nivel constitucional acuerdos tan trascendentes como la Alianza por la Calidad Educativa —firmado entre el SNTE y la administración de Felipe Calderón—. El mecanismo de construcción de consensos está funcionando”.



PUBLICIDAD