aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Líder opositor denunciará a Pérez Molina en la ONU

El principal líder opositor guatemalteco, Manuel Baldizón, anunció poco antes de partir que pedirá una misión especial por la masacre de ocho indígenas guatemaltecos
Guatemala | Martes 09 de octubre de 2012 EFE | El Universal19:40
Comenta la Nota

El principal líder opositor guatemalteco, Manuel Baldizón, viajó hoy a la ONU para denunciar al presidente de su país, Otto Pérez Molina, por la masacre de ocho indígenas guatemaltecos durante una protesta callejera sofocada por el Ejército.

"En estos momentos estoy en Naciones Unidas, Nueva York, solicitando acompañamiento para el esclarecimiento de hechos en Totonicapán (lugar donde ocurrió la masacre el jueves pasado)", informó Baldizón en su cuenta de Twitter.

El político y empresario, líder del opositor partido Libertad Democrática (Líder) de Guatemala, anunció a periodistas poco antes de partir que pedirá a la ONU que nombre una "misión especial" para que investigue la supuesta "represión militar" que padece su país.

Baldizón, que el domingo pasado anunció que denunciaría a Pérez el lunes, pospuso su viaje para presentar hoy una denuncia ante la fiscalía de Guatemala en contra del gobernante y su ministro de Defensa, Ulises Anzueto, por el delito de ejecución extrajudicial.

La semana pasada cientos de campesinos e indígenas se enfrentaron con miembros del Ejército, en un confuso incidente que dejó ocho manifestantes muertos y otros 34 heridos, 30 de ellos de bala, en un lugar llamado la Cumbre de Alaska, en Totonicapán, a 170 kilómetros al noroeste de la capital.

Los indígenas protestaban en contra de cambios a la Constitución guatemalteca y el alza de la energía, entre otras, propuestas por el Gobierno.
Baldizón, derrotado por Pérez Molina en los comicios de noviembre pasado, acusó al mandatario de imponer la "represión militar" para acallar a los grupos sociales que manifiestan su descontento con su Administración.

Según el opositor, los sucesos del jueves pasado en Totonicapán son una muestra del "autoritarismo y despotismo" con que el Gobierno de Pérez Molina aborda los problemas sociales, sin garantizar el respeto de los derechos humanos de los ciudadanos.

Pérez Molina ha puesto a ordenes de la Justicia a siete militares que admitieron haber disparado durante los incidentes.

También ha sido detenido un guardia de seguridad privada de un camión que, según el mandatario, habría sido quien disparó contra la manifestación, en la que también resultaron heridos al menos ocho soldados según los datos oficiales.

El diputado de Líder, Edgar Ajcip dijo este martes a periodistas que, según el criterio de su partido, las muertes de los ocho campesinos fueron "ejecuciones extrajudiciales", y que los altos mandos de las Fuerzas Armadas deben responder por esos hechos.

 

aec



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD