aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




¿En qué consiste la ley de salud de Obama?

Un vistazo a la ley promovida por el presidente estadounidense, y que fue ratificada este jueves por fallo de la Corte Suprema
WASHINGTON | Jueves 28 de junio de 2012 AP | El Universal13:10

A continuación presentamos un vistazo de la ley promovida por el presidente Barack Obama de reforma al sistema de salud de Estados Unidos, y que fue ratificada este jueves por fallo de la Corte Suprema.

EL FALLO

La Corte Suprema federal ratificó la constitucionalidad de la ley de Obama sobre el sistema de salud, incluida la parte más controvertida: la obligatoriedad de que prácticamente todos los estadounidenses tengan seguro de gastos médicos o de lo contrario paguen una multa.

El máximo tribunal respaldó la legislación bajo el argumento de que el gobierno federal tiene el poder de recaudar impuestos.

Sin embargo, el fallo puso algunos límites al plan de la ley de ampliar el programa gubernamental Medicaid de seguro médico para los pobres, un esfuerzo conjunto entre el gobierno federal y el de los estados.

Indicó que el gobierno federal no puede amenazar con retener todos los fondos que le asigna a una entidad para sufragar el Medicaid si el estado decide no participar en la expansión del seguro de gastos médicos.

John Roberts, el magistrado presidente de la Corte Suprema, se sumó a los cuatro magistrados de tendencia liberal en el tribunal -Stephen Breyer, Ruth Bader Ginsburg, Elena Kagan y Sonia Sotomayor- para formar la mayoría de 5-4.

EL CONTEXTO

La decisión afecta a casi todos los estadounidenses y marca un hito en un siglo de esfuerzos para hacer que los servicios médicos estén disponibles para todos. La ley es el máximo logro legislativo de Obama y tal vez el asunto más controvertido de su campaña de reelección.

Su rival republicano Mitt Romney y los legisladores de ese partido han prometido que revocarán la "Obamacare", nombre coloquial con el que se conoce a la ley.

¿COMO SE APLICARA LA LEY?

La ley de 2010 sobre la reforma al sistema de salud seguirá entrando en vigencia por etapas como está previsto. Se espera que proporcione cobertura a unos 30 millones de personas que carecen de seguro médico, por lo que más de nueve entre cada 10 estadounidenses que cumplen con los requisitos para ello estarán cubiertos.

Algunas partes ya están en vigor: los adultos jóvenes pueden permanecer en la póliza de sus padres hasta los 26 años; las aseguradoras no pueden negarle la cobertura a los niños que padecen problemas de salud; los límites sobre cuánto dinero le pagarán a cada persona durante su vida han sido eliminados; cientos de adultos mayores ya están gastando menos dinero gracias a las prestaciones mejoradas del Medicare para las medicinas que requieren receta para su venta, y los pagos de los empleadores para complementar los de sus trabajadores con el fin de que éstos reciban atención médica preventiva para todas las edades han sido cancelados.

¿QUE SIGUE AHORA?

A partir de 2014, se requerirá que casi todo el mundo esté asegurado o de lo contrario pague una multa. Hay subsidios para ayudar a la gente que no puede darse el lujo de pagar una prima.

La mayoría de los empleadores serán multados si no ofrecen cobertura a sus empleados. Los mercados de seguros recién creados facilitarán a los individuos y a las pequeñas empresas adquirir cobertura accesible.

Y el Medicaid será ampliado para que cubra a más personas de bajos ingresos.

Se le prohibirá a las aseguradoras negarle la cobertura a las personas que ya padecen problemas de salud o cobrarles más. Tampoco podrán cobrar más a las mujeres.

Durante la transición antes de 2014, un programa especial para las personas con enfermedades preexistentes les ayudará a obtener cobertura.

Una mezcla de aumentos en los impuestos, cuotas al sector de los cuidados de la salud y recortes en el Medicare -el sistema gubernamental de atención médica a los adultos mayores- ayudarán a financiar los cambios.

¿EL ASUNTO HA QUEDADO RESUELTO?

No necesariamente. Aunque la Corte halló que la ley sobre los servicios de salud se apega a la Constitución, el Congreso aún podría modificarla. Romney y los candidatos republicanos a las cámaras incluyeron promesas en sus campañas de que se esforzarán por derogarla si son elegidos en noviembre.

Algunas partes de la legislación son populares, pero otras -especialmente la obligación de que prácticamente todas las personas tengan cobertura de gastos médicos- no lo son.

Además, unas 26 millones de personas continuarán sin cobertura una vez que la ley esté totalmente en vigor, entre ellas los inmigrantes que carecen de permiso de residencia, la gente que no se inscriba y prefiera ser multada, y los que no puedan pagarla incluso con los subsidios.

 



PUBLICIDAD