aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Retoman con exposición a la artista Angelina Beloff

La muestra de la creadora y primera mujer de Diego Rivera está centrada en ella, en su producción e influencias, además de el contexto donde vivió
Beloff fue adoptada por la cultura mexicana

Obras. La muestra abrirá el 29 del mes en curso en el Museo Mural Diego Rivera.. (Foto: Alma Rodríguez Ayala )

MÉXICO | Jueves 23 de febrero de 2012 Notimex | El Universal18:21
Comenta la Nota

Twitter: @Univ_Cultura

La maestra María Montserrat Sánchez Soler habló esta tarde de la exposición "Angelina Beloff: Trazos de una vida", que en breve será abierta al público, al respecto dijo sentirse identificada con ese personaje "por el compromiso con las artes, que a veces nos lleva por muchos caminos".

Entrevistada, la directora de los museos Mural Diego Rivera y Casa Estudio Diego Rivera, ambos del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), dijo que la muestra abrirá el 29 del mes en curso en el primero de los recintos mencionados, donde se observarán obras de su faceta como pintora, grabadora, ilustradora y retratista.

La exposición podrá visitarse hasta el 20 de mayo próximo, abundó la directora de los recintos dedicados básicamente a la vida, obra y producción del extraordinario muralista mexicano Diego Rivera. "El objetivo es de revisitar, revalorar y dar una nueva luz a esa figura y a su obra".

La maestra Sánchez Soler destacó que la artista plástica Angelina Beloff, primera mujer de Diego Rivera, tuvo una existencia extraordinaria, debido sobre todo "a ciertas publicaciones acerca de su vida", la cual se rodeó de drama, tragedia y abandono. "Y en todo eso, se perdió a la artista'" enfatizó la entrevistada.

La muestra está centrada en ella, en su producción e influencias, y en toda clase de elementos que llevan al espectador al contexto donde vivió ese personaje.

"Esta exposición es parte de nuestro legado histórico, una muestra de este museo dedicado particularmente a hacer exposiciones de artistas mexicanos que forman parte de un capítulo importante de la historia del arte", apuntó.

Creadores que han sido poco estudiados o poco revisados, o que hace muchos años que no se visitan, destacó la maestra Sánchez Soler, en su oficina del Museo Mural Diego Rivera, frente a la Alameda Central.

Por vivir en un momento histórico difícil, donde el papel de la mujer no era lucir en las artes, y poseedora de una personalidad reservada, a este personaje no se le daba figurar, sin embargo, ella pertenecía a un círculo estrecho de amistades, y no cesó de aportar, trabajar y crear arte.

"Ella fue una combinación de razones, donde converge el peso histórico de la condición de ser mujer y su personalidad. Consecuentemente se le dio más el trabajo de ayuda, de interactuar con los niños, y no por eso, su trabajo dejó de ser de calidad y sofisticado", consideró la maestra y promotora cultural.

Este aprender, este ir haciendo el arte, fue parte de la característica personal de Angelina Beloff, comentó la entrevistada y reiteró que "el arte no es un objeto, sino un proceso de pensamiento, y eso, lo descubrimos al ver la vida de este personaje objeto de la exposición que abrirá sus puertas el día 29 de febrero".

Respecto a la muestra, explicó que son 90 piezas entre óleos, acuarelas, grabados, fotografías, impresos, títeres, gouaches y dibujos, que marcaron la consolidación de Beloff en el arte durante su estancia en México, país donde desarrolló su labor con el apoyo del círculo artístico que en esos años predominaba en la geografía nacional.

Angelina Beloff (1879-1969) nació en San Petersburgo y fue una mujer dedicada al arte. Aunque desarrolló su labor creativa de manera firme y constante en su país natal, durante sus viajes a París y Bélgica conoció a los grandes exponentes del arte mexicano como Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, con quienes interactuó.

Apoyada por Alfonso Reyes y Germán Cueto, en 1932 vino a México para alimentar con nuevos imaginarios su producción plástica. Inició sus trabajos como profesora de dibujo y grabado en escuelas y talleres de la Secretaria de Educación Pública (SEP) y posteriormente en el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) .

En los años 30, la SEP apoyó a la formación oficial de grupos de teatro guiñol y Angelina se desempeñó como difusora de este género, percibido como una forma de enseñanza-aprendizaje para el alumno-espectador. Ahora, títeres de ella, como "Pastillita", se verán en la exposición "Angelina Beloff: Trazos de una vida".

 

rqm



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD