aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Exhiben el pecado y las tentaciones de la colonia

La exposición de 65 piezas ilustra las tentaciones que abrumaron a la Nueva España, en el Museo Nacional del Virreinato

Exposición. En dicha muestra se exhibe obras de los siglos XVII, XVIII y XIX, la mayoría óleos de gran formato ejecutados por pintores relevantes como Cristóbal de Villalpando, Miguel Cabrera y Juan Correa.. (Foto: Especial/INAH )

TEPOTZOTLÁN | Jueves 09 de febrero de 2012 Notimex | El Universal17:56
Comenta la Nota

Un total de 65 piezas de arte colonial en las que se ilustran las tentaciones que abrumaron a la Nueva España, integran la colectiva "El pecado y las tentaciones en la Nueva España", que a partir del 11 de febrero se exhibirá en el Museo Nacional del Virreinato (MNV).

En dicha muestra se exhibe obras de los siglos XVII, XVIII y XIX, la mayoría óleos de gran formato ejecutados por pintores relevantes como Cristóbal de Villalpando, Miguel Cabrera y Juan Correa; además de esculturas, objetos de plata, cerámica, madera, cristal y documentos.

Según información del Instituto Nacional de Antropología (INAH), libros prohibidos, utensilios para preparar y tomar el afrodisíaco chocolate, recipientes para bebidas embriagantes, y un conjunto de pinturas al óleo que dan cuenta del bien y el mal, son algunas de las obras que se mostrarán al público por única ocasión en este espacio museístico.

La muestra, organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), será también la oportunidad para admirar una copia pintada de la obra El juicio final, del reconocido pintor del siglo XVI Jean Cousin "El Joven" (1522-1595) , y cuyo original está en el Museo de Louvre, en París, acervo del Museo Franz Mayer y que por única ocasión se muestra al público.

De igual manera fueron trasladadas al Museo Nacional del Virreinato piezas emblemáticas del Museo de Guadalupe, Zacatecas, como el óleo de gran formato "El árbol de la vida" (1709), de 2002 por 1.27 metros, pintado por Cristóbal de Villalpando, y de la Pinacoteca del Templo de la Profesa, entre las que destaca A'legoría de la muerte' (XIX), de Tomás Mondragón, de 2.20 por 1.13 metros.

De igual manera, resalta "La expulsión del paraíso de Adán y Eva", destacada obra de Juan Correa, acervo del recinto del MNV.

"El pecado y las tentaciones en la Nueva España" reúne además catecismos, confesionarios y libros expurgados durante la Colonia, que custodian las bibliotecas "Elías Amador", de Zacatecas, y la Nacional de Antropología e Historia.

Entre dichas piezas sobresale el escudo del "Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición", elaborado en óleo sobre tela en el siglo XVIII, y una réplica en fibra de vidrio de la monumental pila bautismal del Ex Convento de Zinacantepec, una de las más grandes que existe en México.

Violeta Tavizón y Consuelo Maquívar, curadoras de la muestra, destacaron que la exhibición aborda una temática recurrente en todas las culturas de la humanidad: la lucha entre el bien y el mal, y cómo se concibió y estableció este concepto en la Nueva España a través de la doctrina cristiana.

Maquívar detalló que los tres siglos del virreinato (151-1821) estuvieron inmersos en una doctrina cristiana evidente y clara en el arte de los siglos XVI al XVIII, tanto en la pintura, como la escultura y la literatura, toda vez que en un principio la Iglesia se basó en imágenes para enseñar a los indígenas la nueva religión.

"A través de la exposición pretendemos explicar cómo llegó esa doctrina a la sociedad, de qué manera se explicó y se enseñó, principalmente a través de obras plásticas, así como de la palabra oral (los sermones) y posteriormente los textos, muchos de ellos impresos en la Nueva España", dijo.

La estudiosa de la iconografía colonial dijo que para los evangelizadores, el tema del mal y los pecados fue muy difícil de mostrar; por ejemplo, consideró que no era sencillo explicar a los indígenas qué es el infierno.

"En los inicios de la evangelización, durante la segunda mitad del siglo XVI, se hicieron pinturas inspiradas en textos y grabados medievales para representar el infierno, como las que se conservan en la capilla de Santa María Xoxoteco y el Ex Convento de San Nicolás Tolentino, en Actopan, ambos en Hidalgo, presentes en la exposición a través de fotografías", indicó.

Asimismo dijo que hasta nuestros días se conservaron algunas pinturas de caballete con el tema del averno, como las de la Pinacoteca de la Profesa, que ahora se exhiben en esta muestra.

La exposición, que estará abierta hasta el 12 de abril, está dividida en seis unidades temáticas: La lucha entre el bien y el mal, El pecado original, La redención del género humano, Doctrina del pecado en la Nueva España, El camino de la salvación y El Juicio final.

De acuerdo con Violeta Tavizón, los primeros tres módulos explican el concepto del bien y el mal, conforme a la doctrina cristiana y cómo se concibe el pecado y la redención en el catolicismo; mientras que en el cuarto módulo se abarca la concepción del pecado en la Nueva España.

Aquí, dijo, se presenta la labor de las primeras órdenes evangelizadoras y cómo recurrieron al arte para ello: arquitectura, escultura y pintura mural en iglesias y conventos, en las que se narraba las virtudes de los santos, a través de dos importantes instituciones: la Iglesia y el Tribunal del Santo Oficio.

La muestra también aborda las tentaciones más condenadas en la Nueva España, que a decir de Tavizón no fueron las mismas que en Europa, sino justificadas de acuerdo con el comportamiento de la sociedad novohispana.

"Los excesos de beber pulque y chocolate, que se creía daba más energía y en altas cantidades se consideraba afrodisíaco, están entre los más censurados, éstos se ilustran a partir de piezas como lebrillos (vasos para beber pulque) del siglo XIX y tazas chocolateras del siglo XVIII.", mencionó.

El eje temático del quinto núcleo aborda el sacramento de la confesión; en donde se observan manuales de confesores y la impresión del catecismo, los cuales contienen preguntas que los clérigos debían realizar a los indígenas para que desistieran de sus prácticas religiosas ancestrales;.

"Entre las piezas a destacar hay lienzos del acervo del Museo Nacional de Historia y un confesionario del siglo XVII del Templo de la Profesa", expresó Tavizón.

En tanto que el Juicio Final fue considerado como uno de los temas más complejos de la doctrina cristiana, interpretado por diversos pintores europeos desde la Edad Media, a partir de fuentes bíblicas.

Es de mencionar que la exposición permanecerá abierta al público del 11 de febrero al 29 de abril de 2012, y posteriormente se presentará en el Museo Franz Mayer (mayo a julio) y en el Centro Cultural Casa Grande de Real del Monte, en Hidalgo (julio a octubre).

 

rqm



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD