aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




NYT muestra residencias de capos mexicanos

La versión electrónica del diario ofrece una serie de 25 fotografías de los interiores de las residencias de Zhenli Ye Gon, de José Jorge Balderas Garza, alias 'El JJ' y de Eduardo Arellano Félix
Nueva York | Miércoles 18 de enero de 2012 Notimex | El Universal22:20
Comenta la Nota

Fotografías de las residencias de dos narcotraficantes confesos y de un sospechoso de estar involucrado con el crimen organizado fueron publicadas hoy en la edición electrónica del diario The New York Times, con un texto titulado 'Dentro de las casas de supuestos capos de la droga de México'.

La versión electrónica del diario ofrece una serie de 25 fotografías de los interiores de las residencias de Zhenli Ye Gon, empresario mexicano de origen chino acusado de importar precursores para fabricar metanfetaminas, y que se dice inocente en un juicio que se le sigue en Estados Unidos.

Asimismo, se incluyen fotografías de las residencias de Eduardo Arellano Félix, uno de los líderes del Cártel de Tijuana, y de José Jorge Balderas Garza, alias 'El JJ', que operaba bajo los órdenes de Edgar Valdez Villarreal, alias 'La Barbie'.

Las fotografías muestran una residencia en la ciudad de México perteneciente a Zhenli Ye Gon, y una serie de imágenes de las viviendas abandonadas de Balderas Garza y Arellano Félix, que en ocasiones no guardan ya ningún encanto tras la huida de sus ex propietarios.

El texto reconoce que las residencias de los narcotraficantes son 'palacios de leyenda' con retretes hechos de oros, montañas de cocaína y dinero en efectivo regados por los habitaciones, aunque aclara que 'en realidad, solo parte de esto es cierto'.

Las viviendas visitadas por el corresponsal Damien Cave son descritas como una mezcla de 'estereotipo y disonancia', que apuntan hacia 'lo ridículo y lo banal, con toques que resultan confusos o trágicos'.

'En un país tan transparente como una cortina opaca, las casas de los traficantes de drogas ofrecen una noción de la realidad, una rara ventana al mundo ilícito y personal de la cultura criminal de México', afirmó el periodista.

ml



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD