aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Resultados del G-20 no evitan caída de bolsas

FMI y CE temen que la creciente deuda de Italia contagie a la región

MENSAJE. El primer ministro griego, George Papandreu, durante el debate sobre la moción de confianza en el Congreso, con el cual evitaría que el país caiga en crisis . (Foto: ALEXANDROS VLACHOSEFE )

Sábado 05 de noviembre de 2011 Redacción | El Universal04:30

cartera@eluniversal.com.mx

CANNES.— El primer ministro de Grecia, George Papandreu, ganó hoy una moción de confianza parlamentaria, evitando así elecciones anticipadas que habrían complicado el acuerdo de rescate financiero de su país y arreciando la crisis económica de la Eurozona.

Previamente Papandreu convocó a la formación de un nuevo gobierno de coalición para aprobar un rescate por 130 mil millones de euros para que el país evite la bancarrota y abordar la crisis de deuda de la Eurozona.

La acción llegó tardía para los mercados europeos, los cuales concluyeron con una baja significativa como una respuesta a la falta de compromisos y a que no se cumplió con la expectativa en la Cumbre de G-20. Así, el índice Dax de Alemania disminuyó 2.72%, el CAC de Francia 2.25%, el FTSE de Inglaterra bajó 0.33% y el Athenas General de Grecia 1.17%.

En tanto, en Estados Unidos el Dow Jones cayó 0.51%, y el Nasdaq 0.44%. En México, la Bolsa de Valores repuntó ayer 0.30%.

Promueven plan para activar empleo

El G-20 reconoció el debilitamiento mundial del crecimiento económico y la destrucción de empleo, por lo que se impuso un plan coordinado de relanzamiento que el FMI calculó podría crear hasta 40 millones de puestos de trabajo en cinco años.

Al final de la cumbre celebrada en Cannes, en la que el manejo de la crisis de los países del euro, en especial de Grecia, ocupó un lugar destacado, los líderes del G-20 pidieron que todos los países involucrados cumplan con su parte para lograr los objetivos.

Las economías avanzadas se comprometieron “a adoptar políticas para restaurar la confianza” y seguir “de una manera clara y creíble” con las medidas para lograr la consolidación fiscal que permitan reanudar el crecimiento económico global.

Para ello los países con superávit por cuenta corriente tendrían que comprometerse a aplicar reformas que incentiven la demanda interna, acompañadas además de una mayor flexibilidad en los tipos de cambio.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, valoró la importancia del plan aprobado por el G-20, aunque avisó de que requerirá la aplicación efectiva de las medidas solicitadas, que podrían crear entre 20 y 40 millones de empleo en cinco años y empujar en un punto y medio el Producto Interior Bruto mundial hasta 2016.

El comunicado final del G-20 aludió a las medidas que deberán aplicar países como Italia, con el compromiso de Roma de reducir su deuda desde 2012, mediante la aplicación del acuerdo fiscal aprobado el pasado verano y que asciende a 60 mil millones de euros.

La Comisión Europea y el FMI supervisarán que Italia cumpla los compromisos hechos en la cumbre de la Eruozona, en particular el ajuste de sus cuentas públicas.

Ven mayor riesgo

La razón detrás del mayor escrutinio fue la constatación de “una reacción de los mercados” al empezar a contemplar el riesgo de un contagio de la crisis griega a un país, que por su dimensión, tiene un carácter sistémico.

Australia, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Corea del Sur, España, el Reino Unido y Estados Unidos reafirmaron su compromiso con la consolidación fiscal y la reducción del déficit en 2013 a niveles de 2010 y a estabilizar sus tasas de deuda para 2016.

España garantizó que el país tiene capacidad para financiarse sin nuevos ajustes y se mostró convencido de que los sacrificios realizados le alejan del grupo de países periféricos con problemas, como Grecia e Italia.

El Grupo de los 20 no alcanzó un consenso sobre la creación de una nueva tasa sobre las transacciones financieras globales.

Gabriela Siller, directora de análisis del Banco BASE, expuso que hay una crisis de confianza en los mercados financieros y explicó que si la crisis de deuda se extiende en Italia, el efecto se esparciría a España, cuya deuda es mayor a la de Grecia y causaría una situación mucho más grave a la actual.

Intocables

El G-20 publicó ayer una lista de los grandes bancos de todo el mundo de importancia “sistémica” para la economía mundial por el enorme riesgo que entrañaría su quiebra. En la lista están Bank of America, Citigroup, JP Morgan Chase, Morgan Stanley, Goldman Sachs y Wells Fargo. También Santander, HSBC, BNP Paribas, Credit Suisse, Deutsche Bank, Dexia, Crédit Agricole, Mitsubishi, entre otros. (Con información de Ixel González y las agencias EFE y Reuters).



PUBLICIDAD