aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




FCH: estados eluden lucha contra crimen

Embajadores estadounidenses han hecho daño a la relación, afirma. Defiende alianza PAN-PRD ante gobernadores poco democráticos. Lea la entrevista completa aquí

BALANCE. El mandatario defiende la pertinencia de las alianzas del PAN y PRD ante “gobernadores que representan una regresión democrática”. (Foto: LUCÍA GODINEZ/ EL UNIVERSAL )

Notas Relacionadas:

Ciudad de México | Martes 22 de febrero de 2011 Roberto Rock L. | El Universal00:01
Comenta la Nota

roberto.rock@ eluniversal.com. mx

Felipe Calderón Hinojosa lucía ayer con el ánimo de quien ha determinado sopesar sus palabras, calcular su impacto, bordar fino.

Extendió una mirada distante sobre los temas de la política partidista, aunque se permitió licencias en temas que evidentemente lo exasperan, como la pasividad de los gobernadores frente al crimen organizado o las críticas de la diplomacia en Estados Unidos.

"Ellos sí están como ‘Borondongo le dio a Bernabé'..., la CIA y la DEA o el ICE en verdad no se coordinan, incluso rivalizan entre sí...".

El hombre que ante sus colaboradores advierte con frecuencia que hay que escoger las batallas que se dan acepta que la lucha contra el narcotráfico era "inevitable ". Sugiere haber recibido recomendaciones de que "por ahí no te metas...", pero el Presidente sostiene que "en ese pecado el país ha llevado la penitencia".

Alerta que no todos los partidos ni los presidenciables tienen el mismo nivel de compromiso en materia de lucha contra el crimen organizado, por lo que a los votantes les corresponde determinar a quién apoyarán.

No sorprende Calderón cuando refiere como páginas amargas de su gestión el accidente fatal de Juan Camilo Mouriño y la crisis por el nuevo virus de la influenza, pero sí cuando toma distancia de Elba Esther Gordillo, lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, sobre la cual dice que la única alianza que sostiene con ella es en "la búsqueda de la calidad educativa".

Se muestra formal al hablar de las alianzas del PAN y del PRD, pero se asegura de dejar la puerta abierta cuando existan gobernantes estatales que por sus excesos y cerrazón "representen una regresión autoritaria, contraria a la democracia".

Es Felipe Calderón, en el inicio de la recta final de su administración. Aquí, extractos de su conversación con EL UNIVERSAL:

¿Cuál es el momento más difícil que le haya tocado vivir en gestión, y cuál el más luminoso?  (video)

El 8 de noviembre de 2008, cuando murió Juan Camilo Mouriño en 2008, fue una afectación de gobierno, porque era el secretario de Gobernación en ese momento; social también, y personal porque tenía una relación estrecha con él. Realmente significaba una pérdida literalmente irreparable. También, el momento que tuvimos conocimiento de la influenza y de las dimensiones de riesgo que implicaba para el país. El escenario hablaba de la posibilidad de tener hasta 20 millones de muertos. Otro también fue de los momentos más difíciles y es de cada día, dar a conocer la muerte de soldados, policías y muertes de civiles; siempre son retos difíciles para un presidente.

"En el gobierno se tienen enormes satisfacciones desde el primer día en la toma de posesión. Pienso que fue un gran día el haber tomado los riesgos, haber decidido no ceder a los chantajes y traiciones, a la violencia, y tomar posesión en el recinto del Congreso, lo recuerdo con mucha alegría y mucho orgullo. El día en que pudo consumarse la toma de las instalaciones de Luz y Fuerza, en la mitad de tiempo que habíamos previsto y sin ningún incidente violento".

¿Creyó alguna vez que Juan Camilo Mouriño podría sucederlo en 2012?  (audio) (video)

Tenía grandes cualidades, era muy capaz, muy inteligente, muy carismático. Yo le había dado instrucciones, como lo hice con otros secretarios de Gobernación, que de ninguna manera podría estar pensando actuar o planeando... ni siquiera pensarlo. Pero sé que iba a enfrentar el tema de haber nacido en España, aunque haya sido registrado en México. Eso habría complicado sus posibilidades.

Una vez que haya concluido su gestión, ¿cómo considera que será recordado por los mexicanos? (audio) (video)

Es muy difícil, muy difícil. Yo quisiera ser recordado como un presidente que transformó a México, un presidente que pudo iniciar un punto de inflexión en muchas cosas, un presidente que logró la cobertura universal de salud... en fin, o un presidente comprometido con el medio ambiente, que es mi tema favorito. Pero sé también que uno no debe medir sus acciones por la capacidad de ser recordado; hay que hacer lo que se debe hacer. Hay que tener presente que la política es miope y la historia es tremendamente injusta. El único juicio al que aspiramos y que mostrará objetividad es el juicio que tendremos al concluir nuestras vidas; es el único juicio al que hay que atenernos.

Sobre el tema de seguridad, ¿cuándo tomó la decisión, sobre qué diagnóstico, de hacer de esta tarea la mayor prioridad de su gobierno? (audio) (video)

Nunca decidí que sería la tarea principal, pero ha venido siendo la más destacada, la más visible, la más evidente, la más impactante. En realidad, el factor detonante que puso el énfasis en materia de seguridad surgió ya en el periodo de transición, al ir recabando los reportes, las informaciones del comportamiento de las bandas criminales, y en particular las del caso de Michoacán.

Pero recuerdo que en 2004, en actos electorales en Sinaloa y Tamaulipas, alerté sobre el problema. Dije en Tamaulipas que si no había un gobierno que se hiciera responsable de la tarea elemental de la seguridad de los tamaulipecos, en el futuro quien iba a gobernar no sería ni el PAN ni el PRI, van a ser Los Zetas.

En ocasiones parece que esta es una tarea sólo del gobierno federal, los gobiernos estatales eluden un rol específico... Hace una falta enorme que este tema se asuma con corresponsabilidad, porque es muy fácil tirarle la bolita al presidente de la república, cuando esto es de acuerdo con la Constitución, una corresponsabilidad, es una tarea que le corresponde a los alcaldes y a los gobernadores, no nada más al presidente. Me parece que si todos hubiéramos asumido con la misma entereza la tarea de enfrentar la criminalidad, desde hace rato estuviéramos viviendo un escenario mucho más alentador en México, y no me refiero al crimen organizado nada más, hay que recordar que el robo constituye 83% de los delitos que se cometen en México. La gente que sufre la criminalidad en el país es a la que le roban la cartera en transporte público, es a la que se le metieron a su casa, a la que asaltan en la calle. Esa criminalidad poco o nada tiene que ver con el crimen organizado, pero tampoco se combate.

¿Este tema está condicionando un momento rasposo con EU? (audio) (video)

Complejo siempre lo ha sido y particularmente en este tema. Yo he encontrado tanto con el presidente Bush como con el presidente Obama cooperación en este tema, pero evidentemente la cooperación institucional termina por ser notoriamente insuficiente.

¿En qué tienen que cooperar los estadounidenses?

En reducir el consumo de drogas, no lo han reducido. Y dos, en detener el flujo de armas, y no lo han reducido, sino lo han incrementado.

¿Cuál es su opinión sobre los cables que exhibió WikiLeaks? (audio) (video)

Ahí los embajadores o quienes generaron los cables le echaron mucha crema a sus tacos. Siempre querían levantar sus propias agendas ante sus propios jefes, y han hecho mucho daño por las historias que cuentan y que, la verdad, distorsionan. Hay muchos casos de los que no vale la pena hablar.

¿Puede citar un cable en particular?

Los que hablaban de la descoordinación entre las distintas dependencias. Yo al embajador estadounidense no tengo por que decirle cuántas veces me reúno con el gabinete de seguridad ni qué digo; la verdad es que no es un asunto de su incumbencia. No acepto ni tolero ningún tipo de intervención. Pero la ignorancia del señor se traduce en una distorsión de lo que ocurre en México y se cae en una afectación y una molestia en nuestro propio equipo.

Donde sí hay descoordinación es entre agencias en materia de seguridad en Estados Unidos. Nosotros vemos que la DEA, la CIA y el ICE siempre tienen una política de "Borondongo le dio a Bernabé"... La verdad es que no se coordinan y sí rivalizan.

¿Prevé que el próximo gobierno, independientemente de qué partido sea, siga esta línea de trabajo, o le preocupa un giro de estrategia?  (audio)

Yo creo que quien sea el próximo presidente o presidenta no puede renunciar, no puede claudicar, de proteger a los ciudadanos. Ahora, ¿existe algún riesgo? Sí. No veo el mismo grado de compromiso por parte de candidatos y partidos, pero es una materia que le toca distinguir a los electores, y decidir eventualmente a quién apoyan.

En tiempos del ex presidente Díaz Ordaz mandaba gente por las calles preguntando a la gente lo que pensaba del mandatario, pues los medios callaban. Hoy se dice al Presidente todo, en casi todos los medios, incluso sobre su vida personal.

¿Cómo vive esta realidad?

Siempre he sido alguien que cree en la libertad, pero me parece que la libertad tiene que ser acompañada con responsabilidad. Pienso que la libertad de expresión tiene que hacerse con responsabilidad y que es lamentable cuando no se ejerce así. Pero más lamentable sería no tenerla. Fui candidato por primera vez a los 21 años de edad, prácticamente toda mi vida he estado bajo el escrutinio político y también he estado sujeto a un intenso y exhaustivo ataque de quienes simple y sencillamente no están contentos con que yo haya ganado. Eso no me preocupa mucho, mi principio es seguir lo que la conciencia dicta. Cuando haya alguna calumnia o infundio, que son tan comunes entre los que carecen de argumentos, me enfoco a platicar con mis hijos y evitarles una afectación.

Están a punto de empezar las precampañas rumbo a 2012. En 2006, su partido tuvo una alianza con el SNTE y su dirigente, Elba Esther Gordillo, lo que en este gobierno se tradujo en posiciones gubernamentales para personajes cercanos a ella.

¿Esta alianza se ha suspendido o modificado?

La esencia de mi acuerdo con el SNTE gravita sobre una alianza por la calidad educativa... Pero hubo una alianza en el plano electoral... Sí, pero eso varía dependiendo de las circunstancias y de las condiciones. El partido más identificado con los maestros es Nueva Alianza, que ha tenido en los años recientes diversas alianzas... Con distintos partidos...Particularmente con el PRI. Y seguramente harán otras en el futuro en el sentido que consideren más conveniente a sus intereses.

¿Usted no prevé una nueva alianza con ellos y el PAN, en 2012?

Eso dependerá de lo que haga el PAN, la verdad es que en ese sentido he sido respetuoso de todos los partidos políticos, incluyendo el mío. No puedo aventurar qué es lo que pasará en 2012.

¿Cuál es su posición sobre las alianzas del PAN con el PRD, en algunos estados, especialmente la que podría haber en el Estado de México?  (audio) (video)

Es un tema muy complicado. Generan beneficios para algunos partidos que las realizan en algunos casos. Pienso que el PRI con el Partido Verde Ecologista de México han tenido alianzas muy provechosas y desde mucho tiempo atrás. Yo tengo cierta reticencia al tema por el riesgo de que estas alianzas generen una conflictiva en materia de identidad partidista y de opciones políticas.

Pero creo que, por otra parte, depende mucho de los acuerdos de las dirigencias partidistas.

¿Pero a usted le gustaría o no que el PAN estuviera en alianza con el PRD en el Estado de México?

Voy a respetar la decisión que tome el Partido Acción Nacional. Obviamente como hombre del partido me gustaría que el PAN tuviera su propia capacidad política para postular sus propios candidatos. Pero entiendo cuando el tema se coloca en la perspectiva de los pendientes de la democracia en México.

Parece que todavía las maquinarias electorales estatales tienen mucho que explicar en materia de transparencia a los ciudadanos, cuando se ven cantidades verdaderamente inconcebibles de recursos en favor de candidatos; capacidades organizativas que difícilmente un partido por su cuenta puede armar, sin otros apoyos. En ese sentido, entiendo la lógica que ha llevado a algunos a aliarse teniendo presente esa preocupación, para decirlo en breve, de regresiones autoritarias.

"Cuando dos partidos o más tienen una preocupación común ante una vuelta o una regresión autoritaria por la vía de este aplastamiento, de esta forma no democrática de hacer elecciones; sin decir si lo comparto, sí entiendo la lógica de sus argumentos".

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD