aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Relaciones patológicas, cuando el amor destruye

No todos los romances terminan con la frase "y fueron felices para siempre". La violencia, pérdida de autoestima y los problemas en otros ámbitos de la vida son algunos síntomas de las relaciones enfermas

En problemas. Todos estamos expuestos a caer en una relación enferma. (Foto: Especial )

CIUDAD DE MÉXICO | Lunes 07 de febrero de 2011 Viviana Talavera | El Universal00:59
Comenta la Nota

Manuel R. dejó de salir con sus amigos, evitaba decir cosas por temor a la reacción de su pareja y se sentía incapaz de hacer algo sin ella.

Leslie C. acostumbraba salir con hombres que la maltrataban y apenas terminaba un noviazgo, ya estaba con alguien más. La persona cambiaba, pero no el tipo de relación.

Aunque no se trata del mismo caso, ambos son ejemplos de relaciones patológicas, que según la psicoanalista Eugenia Vega, integrante de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM), son aquellas donde no se crece, "donde no se deja al otro ser un ser vivo, por decirlo de alguna manera, ... son relaciones que nos hacen estar mal, que nos llevan a no funcionar"

En entrevista con EL UNIVERSAL.com.mx, la especialista explicó que todos estamos expuestos a vivir una relación enferma y entre los factores que nos hacen propensos se encuentra la educación durante nuestra infancia.

"Si un niño o una niña aprendió que si le pegaban, si no le hacían mucho caso, pero a veces los domingos lo sacaban al parque, entonces aprende que eso es el amor y que el amor no es todo tiempo amor, que el amor es a veces, que el amor se sufre", detalló.


"Los hombres buenos me dan flojera"

La psicoanalista indica que muchas mujeres sienten "flojera" en relaciones en las que los hombres las tratan bien debido a factores como el vínculo con el padre e incluso los estereotipos en las telenovelas.

"¿Cómo aprendí yo mujer a que mi papá me quisiera? Muchas crecieron con papás muy lejanos y que sólo eran proveedores, te dedicaba un poquito más de tiempo y decías ‘ay ya papá no me preguntes más de la escuela ya no sé qué hablar contigo'

"Son todas estas creencias que también se alimentan mediaticamente muchísimo como en las telenovelas, por ejemplo, y  que si en mi casa, en la televisión veo lo mismo y aparte me dicen culturalmente que yo me tengo que sacrificar y que el amor no es fácil, entonces soy mucho más propensa a caer en un amor patológico, que no me hace bien, en un amor donde no me están amando, en primer lugar no me estoy amando a mi", detalló la especialista.

Agresión, dependencia y consecuencias

Si bien la violencia y los golpes son uno de los signos más evidentes en una relación que se ha vuelto patológica, Vega indica que hay otros como los comentarios hirientes, "no estudies, para qué estudias si tú te vas a quedar en la casa" o al hombre "si tú siempre has sido un pobre diablo, de qué hablas, cómo vas a tener dinero".

La especialista explica que se trata de una agresión de ambas partes, en las que no se dejan crecer y es necesario buscar ayuda profesional, porque si no se trabajan esos aspectos se repetirán una y otra vez.

Además, la peor consecuencia de vivir una relación así, más allá de pérdida de amistades, trabajo e incluso el divorcio, es la pérdida de la persona en sí.

"La persona siente que se pierde a sí misma y ya no sabe cómo recuperarse, ya no sabe por dónde empezar, es una bola con muchos hilos y no sabe con cuál empezar para desatorar el nudo", señaló.

Los cinco signos que debes tomar en cuenta

¿Crees que estás en una relación patológica? Revisa los siguientes puntos, que son indicadores de un romance en problemas:

1.Alteración de tu autoestima.

2.Vivir con miedo, pensando en que en cualquier momento tu pareja te va a dejar de querer.

3.Pérdidas notables por esta relación (trabajo, amigos)

4.Cambios en el trabajo, en las relaciones familiares y en general, en todos los ámbitos de la vida.

5.Empezar a sentirte incapaz de hacer cosas.

Si conocemos de un familiar o amigo que se encuentre en una situación así, la especialista nos recomienda "tener paciencia, escucharlos y estar ahí. Tratar de entender. Recomendarle que busque ayuda". Lo mismo ocurre si tú sientes que siempre caes y no te explicas por qué.


Para mayores informes sobre el tema consulta:

Sociedad Psicoanalítica de México
Teléfono: 52866550

 

cvtp




Comenta la Nota.
PUBLICIDAD