aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Libertad de expresión, amenazada: Roberto Rock

El columnista de EL UNIVERSAL y miembro de la comisión de Libertad de Expresión y contra la Impunidad de la SIP, lamenta que en ninguno de los casos de periodistas asesinados se haya encarcelado a los responsables
MÉRIDA | Sábado 06 de noviembre de 2010 Yazmín Rodríguez y Silvia Hernández / corresponsales | El Universal21:53
Comenta la Nota

La libertad de expresión esta amenazada en México porque "si tienes a las dos terceras partes del país, diciendo a la hora de escribir o publicar si deben hacerlo o no, por supuesto que la libertad de expresión está bajo predicamento, aseguró el columnista político del periódico EL UNIVERSAL y miembro de la comisión de Libertad de Expresión y contra la Impunidad de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Roberto Rock.

En el segundo día de actividades y seminarios de la 66 Asamblea General de la SIP que se realiza en esta ciudad, el periodista dijo que en lo que va del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, 24 periodistas han sido asesinados en México y 65 desde el año 2000 y consideró lamentable que en ninguno de los casos se han podido esclarecer y encarcelar a los responsables.

En la plática denominada "Protección, Seguridad y Libertad", Maria Idalia Gómez, de la Unidad de Respuesta Rápida de la SIP, señaló que no existe una base de datos confiable e independiente sobre el número de periodistas asesinados o secuestrados como parte del cumplimiento de su deber y que únicamente se conocen cifras oficiales que no coinciden con los reportes periodísticos que han publicado incluso medios de comunicación de los Estados Unidos.

Ante el propio Fiscal Especial para la Atención de los Delitos Contra Periodistas, Gustavo Salas Chávez, ambos expositores pidieron que los casos de periodistas que han sido asesinados o secuestrados no prescriban y en especial el del periodista Philip Trué, quien murió en diciembre de 1998 en la zona huichola de la Sierra Madre Occidental, a manos de indígenas que le asesinaron y que pese a las órdenes de aprehensión, no han sido ejecutadas. "Lo que es peor, ahora resulta que los responsables no aparecen", precisó Rock.

"Por supuesto que la libertad de expresión está amenazada en México o por lo menos en áreas muy amplias del país. En las dos terceras partes del país hay a la hora de escribir una preocupación sobre qué reacciones puede traer esa información con los criminales no solo el narcotráfico sino en otros temas como el secuestro o los robos de autos, piratería, trata de blancas, secuestro de menores, etc", dijo.

"Han habido investigaciones de reporteros en ciudades grandes y pequeñas que cuando empiezan a indagar sobre indocumentados, acaban con que se encuentran con bandas del crimen organizado y que las mismas que han copado a las autoridades", puntualizó y agregó que ante esta realidad, México y los medios de comunicación y los periodistas se encuentran en un panorama complicado.

Todos citan el caso colombiano, pero estamos frente a una problemática que tiene implicaciones que en Colombia no ocurrieron, porque ahí se tenía un gobierno central y podrían actuar de inmediato,  aquí es diferente, hay que pedir permiso a los estados o revisar las leyes de cada entidad antes de actuar contra los narcotraficantes o los delincuentes. Sin embargo, aclaró, en Colombia hay muchas lecciones sobre lo que les ocurrió, hay unidad del gremio periodístico, participación de la autoridad, creación de organismos, situaciones que se pueden aprovechar, de hecho han habido reuniones entre compañeros de ese país y en el seno de la propia SIP.

María Idalia Gómez, por su parte, consideró dramática la situación que enfrentan periodistas en la zona norte del país debido a la lucha contra del narcotráfico y la delincuencia organizada y en el marco de los trabajos de la SIP se lamentó la muerte de Carlos Alberto Guajardo Romero del Expreso de Matamoros, Tamaulipas, que se convirtió en el periodista asesinado número 11 en lo que va del año.

Salas Chávez por su parte, señaló que no "puede defenderse lo indefendible" y reconoció que urgen mayores avances en las investigaciones sobre asesinatos y secuestros a periodistas, pero señaló que asistió a la reunión de la SIP precisamente para hablar del trabajo que se está realizando para superar estos problemas. Recalcó sobre los acuerdos que se están tomando para establecer medidas cautelares para frenar las agresiones y muertes de periodistas.

jadl / gdh



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD