aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Calderón: AMLO sí era un peligro para México

Afirmó que en la campaña de 2006 “si algo se sembró fue odio, la verdad es que fue lo que hizo que México votara por mí, mayoritariamente, porque se sembró una campaña de odio, clasista, revanchista
Muestra el video

Estamos en plena senda de recuperación: FCH.
El presidente aseguró que México ha salido de la crisis económica y está en franca recuperación; aseguró que la liquidación de LyFC implicó un ahorro de casi 50 mil millones de pesos por año

Miércoles 06 de octubre de 2010 Jorge Ramos | El Universal
Comenta la Nota

  El presidente Felipe Calderón ratificó su idea de campaña manifestada en 2006 —de que Andrés Manuel López Obrador era un peligro para México—, por ser “válida y cierta”, y aseguró estar dispuesto a entregar a un priísta la banda presidencial en 2012 si gana la elección, pero aclaró que esto aún está por verse.

En entrevistas radiofónicas con los periodistas Pablo Hiriart y Salvador Camarena, Calderón habló sobre el PRI: “Conozco priístas de todo tipo, algunos muy buenos y algunos muy malos”, y enderezó baterías hacia López Obrador, su adversario en las presidenciales de 2006.

—¿Sigue siendo un peligro para México (AMLO)? —preguntó Salvador Camarena en entrevista transmitida anoche.

—Pues ojalá y no… no sé, ojalá se… mira, la verdad, lo dije entonces y lo estoy diciendo ahora: me parece una persona con muchos atributos y muchos defectos, como cualquiera, pero el mayor defecto es que le hizo un daño terrible a México con su campaña de rencor y de odio, antes y después de las elecciones. ¡Y el primer damnificado fue él! ¿Por qué? Porque la gente es sensata, hombre, la gente tiene sentido común, a la gente no le gusta eso. Le gusta a sus fanáticos, le gusta a un extremo superradical, le gusta a esta especie de feligresía, pero no le gusta al mexicano común que trabaja, lleva a sus niños a la escuela y quiere vivir en paz y tranquilidad. En la medida que corrija eso va a poder sacar a relucir los talentos que como cualquier persona tiene y ojalá le vaya bien.

El mandatario dijo que conoció a López Obrador antes de que fueran candidatos, “pero la verdad es que el gran problema medular es la peligrosidad que implicó precisamente para los mexicanos”.

También aclaró la frase “Haiga sido como haiga sido”, porque el contexto fue que cuando iba ganando, en una entrevista hubo una secuencia de explicaciones por las que iba triunfante: “Y entonces, haiga sido como haiga sido, pues yo voy a ganar, pero la verdad es que…”

—¿Pero no es una frase (emitida) una vez pasada la elección?

—No, definitivamente no; además, ni siquiera referida a procesos electorales. A toro pasado, lo que me pueden, entre comillas, reprochar, es eso: que el equipo de campaña acuñó la frase de “un peligro para México”. En primer lugar, es cierta; en segundo lugar, es válida y, en tercer lugar, pues era realmente lo que pensábamos y lo que pensó 15 millones de mexicanos o menos o más, en fin, algunos votaron por mérito, pero siempre ha habido un constante ejercicio de ciertos sectores que no me reconocen ningún mérito y que todo lo que hago o logro es fruto de la casualidad o factores ajenos a mí. Lo que yo quiero decir es: “Piénsale como quieras, la verdad es que yo me levanté de la lona en el PAN y gané, y a un adversario que llevaba 80% de preferencia electoral, y gané”.

Afirmó que en la campaña de 2006 “si algo se sembró fue odio, la verdad es que fue lo que hizo que México votara por mí, mayoritariamente, porque se sembró una campaña de odio, clasista, revanchista. El despertar en México, eso de los ricos, los privilegiados, eso que empezó a correr de que, pues pueden ser muy populares, pero la verdad es que se generó un odio que polarizó mucho”. Lo único reprochable, dijo, fue decir que su contrincante era un peligro para México.

“Honestamente tenía yo razón y lo sigo considerando, que fue una decisión correcta decirlo en una campaña electoral. El colmo de un país democrático es que no pueda ni siquiera decir eso”, pero la siembra de odio, revancha, rencor y de los insultos mismos, “que me prodigan a mí, no sé si a ti, pero si tienes cuenta (en Twitter) seguramente te tocan mentadas de madre, pero forma parte de ese espíritu que no es nada constructivo. Hubiera sido catastrófico para México ser gobernados por la revancha y el rencor”.

Con Hiriart, Calderón se dijo dispuesto a entregar en 2012 la banda presidencial al PRI, pero aclaró: “Eso está por verse”.

Al referirse a las coaliciones PRD-PAN, dijo que no se considera “impulsor de las alianzas”, y aceptó que éstas dificultan la acción de gobernar.

—¿Entregaría la banda a un priísta? —le preguntó el periodista.

—Sí, por supuesto, si gana la elección, que es un supuesto todavía, como se dice, por verse… Yo conozco priístas de todo tipo, algunos muy buenos y algunos muy malos, la verdad.

Tras la entrevista con W Radio se buscó a Andrés Manuel López Obrador para conocer su opinión. Su vocero, César Yáñez, dijo que el ex candidato responderá a Calderón durante la presentación de su libro, hoy, a las 18:00 horas, en la Feria Alternativa del Libro, en la Alameda Central.

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD