aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Joanna termina Bachillerato a Distancia e ingresa a la UNAM

Dejó de estudiar después de casarse a los 15 años, a sus 23 es parte de la primera generación de graduados del programa de educación media superior por internet
Muestra el video

Video Programa Bachillerato a Distancia.
Joanna forma parte de la primera generación que estudia el bachillerato por internet. Será también la primera generación que empezará con el programa de la UNAM y la secretaría de Educación del DF para estudiar la licenciatura

Viernes 11 de junio de 2010 Berenice Balboa | El Universal10:35
Comenta la Nota

Las madres de familias representan el 20 por ciento de los alumnos inscritos en el programa de Bachillerato a Distancia, cuya matrícula asciende a cuatro mil 779 capitalinos que estudian el nivel medio superior por internet

Es el caso de Joanna Falcón Correa, de 23 años y habitante de la delegación Cuauhtémoc, quien contrajo matrimonio a los 15 años y poco tiempo después se embarazó de su primer hijo.

"Fueron cinco años los que dejé de estudiar. Terminé la secundaria y prácticamente después me casé y tuve a mis dos primeros hijos, fue un momento de mi vida conformista pues pensaba: para qué estudio si ya me casé y tengo a mis hijos, qué más le puedo pedir a la vida". Joanna cambió esta forma de ver su vida y optó por ingresar al programa Bachillerato a Distancia.
 
"Estudiar por internet fue una gran oportunidad, me permitió estar al pendiente de mi casa e hijos, pero también salir adelante", dijo a El Universal. Lo que me movió fueron los niños, reconoce, vi que estaban creciendo y pensé, qué va a pasar cuando me pregunten algo y yo no sepa.

Joanna mantiene su optimismo: "Hay que romper barreras. Uno pierde la autoestima, somos muy etiquetadas en cualquier lado, llegamos a minimizarnos nosotras mismas, pero si se puede. Querer es poder".

Su reto no sólo fue acreditar los cursos propedéuticos, ella tuvo que vencer otros más para iniciar formalmente las asignaturas: comprar una computadora para pagarla a tres años, estudiar en las madrugada mientras su esposo e hijos ya estuvieran dormidos, durante dos años hacer a un lado las reuniones familiares y los fines de semana por realizar sus tareas y estudiar.

Lo más difícil, dice la joven madre, fue controlar las crisis de migraña que padece desde niña. "Sufro de este mal que se incrementa hasta por estar al frente de la computadora, el doctor me prohibió utilizarla".

Ante el problema, Joanna ideó su solución. Escribía en un cuaderno sus tareas o actividades y después se las daba a un familiar para que las enviara por internet.

Joanna además de estudiar vende paletas de chocolate en las temporadas fuertes del año, como es: Navidad, 14 de febrero y  el 10 de mayo.

"Mi esposo y yo decidimos tener a nuestro tercer hijo. Durante el embarazo viví una amenaza de aborto, nadie quería que me moviera, pero siempre vi las soluciones como pedir una computadora portátil o hasta a escondidas me ponía a hacer mis actividades en línea. Cuando nació mi hija me las arreglaba para con una mano sostenerla y amamantarla, con la otra escribía".

Inicia la licenciatura

Hace menos de un mes,  Joanna recibió un mensaje por parte de la UNAM. "Decía algo muy conmovedor como que ahora ya eres puma y tus colores son azul y oro. Mis hijos estaban impactados viendo junto conmigo el video e incluso lloramos de la emoción y me dijeron muy contentos, ¡Mamá vas a ir a la universidad! Ellos saben lo que me costó llegar".

"Yo estoy como pavo real, realicé mi examen en febrero para la UNAM y me quedé, estoy haciendo mis propedéuticos que ya terminé gracias a Dios y sólo estoy esperando irme a inscribir porque el 8 de julio arrancó con la licenciatura de Pedagogía", finalizó.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD