aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Grupo Editorial Noroeste de Sinaloa rechaza agresiones

En su editorial del miércoles pasado, el diario denuncia que un intento de asesinato de un empleado y el robo de varias motocicletas
Ciudad de México | Jueves 03 de junio de 2010 Redacción | El Universal19:00
Comenta la Nota

El Grupo Editorial Noroeste de Sinaloa reprobó y rechazó enérgicamente las agresiones de que han sido objeto varios empleados, a la vez que exigió a las autoridades correspondientes el esclarecimiento de estos deplorables hechos.

En su editorial del miércoles pasado, el diario denunció que un intento de asesinato de un empleado y el robo de varias unidades motrices.

Según informó el rotativo, el martes por la madrugada, un repartidor de periódicos fue despojado a mano armada de su motocicleta, privado de su libertad y, de acuerdo con su testimonio, el delincuente que lo abordó, tras preguntarle dónde trabajaba, le dijo con "sangre fría" que éste sería su último empleo. Sin más, el ladrón le disparó en la mano y en el abdomen.

Unos 20 minutos antes, otro empleado fue despojado de una moto, al cual tras inquirirle dónde trabajaba, le dijeron también que ése sería su último empleo. Para su fortuna, sólo fue el despojo de la unidad y el susto.

Con los dos casos suman seis los vehículos despojados a trabajadores de esta empresa editorial durante el 2010, en las ciudades de Culiacán, Salvador Alvarado y Los Mochis.

Estos, agregó Noroeste en su editorial, son los atentados que ha tenido que sufrir personal de esta empresa durante los dos últimos meses, "los cuales se suman a los asesinatos y despojos cometidos anteriormente y que aún permanecen impunes".

Sin embargo, recalcó que "desde esta tribuna advertimos que no nos dejaremos intimidar por quienes pretenden imponer la peor de las dictaduras: la del miedo, el silencio y la corrupción, y exigimos a las autoridades las más amplias garantías para nuestro trabajo".

Dijo que dar seguridad a todo ciudadano en su persona, su familia y su patrimonio es la primera y principal obligación de todo gobierno, y eso demandamos, junto con la sociedad sinaloense, al gobierno del Estado; que se ponga fin ya, de una vez por todas, a la oprobiosa impunidad de que han gozado hasta ahora los grupos delictivos, que amenazan ahora también a la libertad de expresión.

vrs



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD