aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Pensión Alimentaria, corazón de Red Ángel: IAAM

Son 449 mil 649 personas adultas mayores beneficiadas con la tarjeta de Pensión Alimentaria hasta abril. Una encuesta demostró que para el 87 por ciento de los adultos, la pensión influyó para mejorar su salud

"La pensión que se otorga a cada adulto mayor es de 871.90 pesos, cantidad que se incrementa anualmente con base en el salario mínimo": Rosa Icela Rodríguez Velásquez, titular del IAAM . (Foto: Especial )

Lunes 17 de mayo de 2010 Berenice Balboa | El Universal10:27
Comenta la Nota

El programa Pensión Alimentaria, que forma parte de Red Ángel, tiene un padrón de beneficiarios registrados al mes de abril de 449 mil 649 adultos mayores, 58 por ciento mujeres y 42 por ciento hombres. Las delegaciones con mayor número de derechohabientes son: Gustavo A. Madero, Iztapalapa y Coyoacán.

Opera a través del Instituto para la Atención de los Adultos Mayores (IAAM), del Distrito Federal, consiste en una tarjeta donde cada mes se le deposita a los ciudadanos mayores de 68 años recursos que podrán utilizar para adquirir productos o servicios en más de dos mil establecimientos, sólo de la ciudad.

La pensión es de 871.90 pesos, cantidad que se incrementa anualmente con base en el salario mínimo. Es un derecho que por ley les corresponde a todos los adultos mayores sólo del DF.

"De los programas integrados en Red Ángel, me atrevo a decir que Pensión Alimentaria es el que tiene más beneficiarios. Somos el corazón de Red Ángel, por su cobertura. El padrón del instituto no es estático porque cada mes mueren adultos mayores. Cerca de tres mil personas fallecen al mes, pero también se integran más, el padrón no baja al contrario sube, esto es muestra que cada día en nuestra sociedad hay más adultos mayores", dijo en entrevista para El Universal Rosa Icela Rodríguez Velásquez, titular del IAAM.

¿En qué ocupan el dinero?

La tarjeta no es de débito, por lo que los derechohabientes no pueden retirar dinero en efectivo y sirve para pagar en establecimientos con terminal, en la ciudad.

En una encuesta de percepción de los derechohabientes de la Pensión Alimentaria del DF, realizada por el IAAM, se reveló que: 91 por ciento adquirió alimentos, el 38 por ciento medicamentos y otro porcentaje igual compró artículos de higiene personal.

El 90 por ciento de los beneficiarios utiliza de forma personal su tarjeta, el 10 por ciento restante a través de un representante.

Las compras se hacen en un 88 por ciento en grandes supermercados; el seis por ciento en establecimientos más pequeños; el cuatro por ciento en una farmacia dentro de un súper mercado y el dos por ciento en otro tipo de botica.

"Es un programa que está en constante monitoreo, muy cuidado, yo puedo entrar a una base de datos e ingresar el nombre de alguna persona y decirte toda una serie de información de dónde ha comprado, cuál es su situación familiar, si requiere de algún otro servicio, cómo es de salud.

Este programa no existe en otros países de América Latina, a México vienen personas de gobiernos como China para que les mostremos el modelo de trabajo", finalizó Rodríguez Velásquez.


¿Quiénes reciben la pensión alimentaria?
 
La Pensión Alimentaria es un beneficio que da el gobierno del Distrito Federal de manera obligatoria, desde el 2003 que se aprobó como ley  en la Asamblea Legislativa capitalina.
 
Para acceder a la tarjeta se debe de cumplir con dos requisitos: ser mayor de 68 años y tener como mínimo tres años de residencia en la Ciudad de México, en ambos casos debe de comprobarse.
 
La titular del IAAM, Rosa Icela Rodríguez, explicó que no importa si la persona recibe pensión alimenticia del Seguro Social, del ISSSTE o de las Fuerzas Armadas, el gobierno del Distrito Federal tiene la obligación de otorgar la pensión.
 
El adulto mayor que desee tramitar su tarjeta debe de acudir a alguno de los 82 módulos, que se instalan  en los Centros de Salud, del gobierno del Distrito Federal, donde anota su nombre y su dirección. Posteriormente, recibe la visita de una educadora para entregar la documentación que avale los requisitos, que puede ser a través del acta de nacimiento y el comprobante de domicilio.
 
La educadora hace todo el procedimiento de inscripción de adulto mayor para que reciba su tarjeta. Para entregar el plástico, si la persona está enferma se le lleva hasta su casa o se reúne a los adultos mayores, se les explican los beneficios que reciben y se les informa como deben de solicitar su créditos cada mes, en la línea de Locatel. 
 
A través de la tarjeta, los adultos mayores pueden tener visitas médicas, hacer el trámite de su testamento, de actas de nacimiento, acceder a aparatos auditivos, a operaciones de catarata o viajar en el transporte público de manera gratuita.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD