aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ex mujeres de El Chapo terminan mal

Por lo menos dos ex mujeres relacionadas sentimentalmente con Joaquín El Chapo Guzmán han terminado mal: Griselda y Zulema.

NARCO Y MUJERES El capo sinaloense actualmente está casado con Emma Coronel. (Foto: Archivo ELUNIVERSAL )

CIUDAD DE MÉXICO | Viernes 14 de mayo de 2010 Redacción | El Universal00:10
Comenta la Nota

Por lo menos dos ex mujeres relacionadas sentimentalmente con Joaquín El Chapo Guzmán han terminado mal: Griselda y Zulema.

Griselda López Pérez, segunda esposa del líder del cártel de Sinaloa, fue detenida durante un operativo implementado por la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) en Sinaloa.

Esta mujer, madre del joven Édgar Guzmán López, asesinado hace dos años, fue trasladada a la ciudad de Mexico.

Sin embargo, fue liberada este jueves con las reservas de ley.

Griselda no es la única que salió mal librada de la unión con El Chapo.

Más mala suerte corrió Zulema Yulia Hernández, quien captó la atención de Joaquín El Chapo Guzmán mientras ambos estaban encarcelados en la década de los 90.

Una vez libre, Hernández trabajó para la banda de Guzmán. Zulema le dio una entrevista al periodista Julio Scherer y así se dio a conocer su romance con el capo sinaloense.

Fue asesinada y su cadáver abandonado en un automóvil cerca de la ciudad de México. Sus verdugos la marcaron con la 'Z', el símbolo de Los Zetas, sicarios del cártel del Golfo, rival del de Sinaloa, en los senos, estómago y glúteos.

Según el semanario Proceso, Guzmán actualmente está casado con Emma Coronel, pariente de Ignacio Nacho Coronel.

Los platos rotos

En el narcotráfico es común que las mujeres paguen los platos rotos de sus parejas.

En la última década, alrededor de 14 mil mujeres murieron en México debido a crímenes de género, que ahora se practican como mecanismos de venganza entre bandas del crimen organizado y el narcotráfico, dijo la activista y ex diputada perredista Marcela Lagarde en noviembre del año pasado.

Un estudio elaborado por el Congreso de la Unión la pasada Legislatura, y con base en cifras de las procuradurías estatales, sostiene que cada año mueren en el país entre mil 300 y mil 500 mujeres en hechos violentos.

Ese tipo de conducta criminal deriva de ver a las mujeres como una "extensión" o una propiedad de los capos de la droga.

"Hay una gran cantidad de mujeres desaparecidas en conflictos sociales, aunque nunca tuvieron un papel protagónico, sólo por estar vinculadas a un hombre que sí lo tiene".

cg/fml



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD