aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Profepa constata clausura en bosque de Naucalpan

Durante el 5 de mayo ejidatarias de San Juan Totoltepec atestiguaron que en el lugar cuadrillas de trabajadores con maquinaria pesada, continuaron los trabajos de movimiento de tierra entre los árboles de este bosque
NAUCALPAN, Edomex | Jueves 06 de mayo de 2010 Rebeca Jiménez / Corresponsal | El Universal15:09
Comenta la Nota

rebeca.jimenez@eluniversal.com.mx

Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa),  realizaron un nuevo operativo en la zona boscosa del ejido de San Juan Totoltepec, para verificar la suspensión de derribo de árboles y relleno de barrancas con cascajo y basura así como la permanencia de sellos de clausura en el paraje El Huarache y el camino a la presa Las Julianas.

La Profepa colocó sellos de clausura total la noche del 4 de mayo en la zona boscosa de San Juan Totoltepec,- aledaña al panteón Los Cipreses-. Durante el 5 de mayo ejidatarias de San Juan  Totoltepec atestiguaron que en el lugar   cuadrillas de trabajadores con maquinaria pesada, continuaron los trabajos de movimiento de tierra entre los árboles de este bosque.

Este jueves 6 de mayo, inspectores de la Profepa ingresaron caminando sobre montículos de tierra y cascajo al bosque,  donde se encontraba un gran sello de clausura parchado con cinta adhesiva de color café, mientras empleados de los constructores afirmaban que la maquinaria pesada que se encontraba en el lugar era de los canteros.

La zona donde constructores derribaron árboles y rellenaron barrancas con  cascajo, fue custodiada durante el jueves por policías municipales a bordo de una camioneta privada color dorado con placas de circulación 301 VPG,   quienes actuaron bajo las órdenes de los empleados de Luis Aliaga Gargollo.

Martes, para impedir que ejidatarios y medios de comunicación ingresaran al lugar a verificar la existencia de los sellos de  clausura de la Profepa, colocados entre el bosque.

Carmen García García , delegada de la Profepa en la zona metropolitana del Valle de México, advirtió que la ruptura de sellos de clausura es un delito penal, por lo que los constructores estaban obligados a mantenerlos en el lugar así como a suspender los trabajos que realizaban en este bosque.

Los constructores tienen un plazo de cinco días –a partir del 4 de mayo- para demostrar que tienen licencia federal de impacto ambiental y licencia de cambio de uso de suelo,

La Profepa , afirmó la delegada metropolitana, sostendrá una inspección permanente en esta zona a fin de evitar que sigan derribando árboles y rellenando barrancas con cascajo y tierra.

En la inspección del 4 de mayo , personal de la Profepa constató el derribo de más de 70 árboles adultos de encino, sauce, tepozán y eucaliptos que estaban enterrados entre el cascajo.

aaae/mvc



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD