aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Dan 17 años de cárcel a Caro Quintero en EU

Miguel Ángel Caro Quintero, ex líder del cártel de Sonora, fue detenido en México en el 2001 y tras purgar siete años en una cárcel de este país fue extraditado a Estados Unidos

SENTENCIA. Caro Quintero fue llevado al tribunal con el uniforme carcelario, de color blanco, y cuando era retirado le dijo a su hijo, que estaba en la sala, "te quiero mucho, gracias por venir. Saluda a mis hijos". (Foto: Archivo )

DENVER | Jueves 04 de febrero de 2010 AP | El Universal17:55
Comenta la Nota

Miguel Ángel Caro Quintero, quien dirigió el cártel de Sonora por más de una década, fue sentenciado el jueves a 17 años en una prisión estadounidense por traficar drogas a través de la frontera de Estados Unidos y México.

El capo de la droga se declaró culpable a finales del año pasado de un cargo de chantaje en el estado de Colorado y otro por conspirar para distribuir marihuana en Arizona.

Caro Quintero, de 46 años, dirigió al cártel de Sonora que según las autoridades estadounidenses traficó con miles de toneladas de marihuana y cocaína de México a Estados Unidos en la década de 1980.

Su hermano, el también ex líder del cártel Rafael Caro Quintero, fue encontrado culpable en 1985 de torturar y asesinar al agente encubierto Enrique ''Kiki'' Camarena Salazar, quien trabajaba para la Administración de Control de Drogas estadounidense. Rafael Caro Quintero está en prisión en México por el asesinato de Camarena.

Miguel Ángel Caro Quintero fue detenido en México en el 2001 y luego de purgar siete años en una cárcel mexicana fue extraditado a Estados Unidos hace casi un año. Como parte de un acuerdo con las autoridades judiciales podría estar de 10 a 20 años en prisión. El mismo solicitó una condena de 10 años.

''Estoy consciente del hecho de que cometí un error como ser humano'', dijo Caro Quintero mediante un intérprete. También dijo que le gustaría pasar más tiempo con su familia y que lamenta la forma en que los delitos que ha cometido han afectado a sus parientes.

El juez federal de distrito Philip A. Brimmer rechazó la petición de Quintero sobre una sentencia reducida.

''Todo aquel que haya cometido un delito y esté solo en la cárcel tiene tiempo para reflexionar sobre su conducta y concluir que todos los delitos y todos el dinero que llegan con los éstos no significan nada en absoluto, y que lo importante ahora es su familia y las personas que se preocupan por él'', dijo el juez.

Caro Quintero fue llevado al tribunal con el uniforme carcelario, de color blanco, y cuando era retirado le dijo a su hijo, que estaba en la sala, ''te quiero mucho, gracias por venir. Saluda a mis hijos''.

El hijo de Caro Quintero declinó hacer declaraciones.

El juez Brimmer admitió la petición del abogado defensor Walter Nash para que dedujera de la condena tres años por el tiempo que Caro Quintero pasó en una cárcel mexicana por una sentencia relacionada con un cargo ajeno a las acusaciones del proceso. Nash argumentó que un cómplice había recibido una consideración similar.

Brimmer rechazó deducir el tiempo que Caro Quintero estuvo encarcelado en México mientras impugnó su extradición.

Rafael Caro Quintero fue aprehendido en Costa Rica en 1985 y entregado a México, donde cumple una pena de 40 años de prisión por el homicidio de Camarena. Las autoridades dicen que Miguel Caro Quintero dirigió el cartel tras la captura de su hermano.

Nash dijo a la corte que Miguel Ángel Caro Quintero ha pasado casi ocho años en confinamiento solitario: siete en México y casi uno en Estados Unidos. El abogado le pidió al juez que su cliente fuera colocado con la población general de los reos.

Brimmer denegó la solicitud al afirmar que era comprensible la decisión de las autoridades carcelarias estadounidenses de retener en confinamiento solitario a un prisionero notorio mientras su caso era procesado, pero el juez dijo que no creía que Caro Quintero pasaría solitario su condena.

Como parte del acuerdo judicial, Brimmer aceptó desechar todas las demás acusaciones federales.

''Se acabó'', dijo el fiscal asistente federal Mark Barrett.

vsg



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD